Dietética clásica y Macrobiótica I: Las calorías

Descubre las diferencias entre la visión científica de la nutrición y los postulados de la macrobiótica. Aprende a distinguir cual de las opciones es más ventajosa para la salud.

Las pautas de alimentación en las que se basa la Macrobiótica las dictan el sentido común y la comprensión profunda del ser humano con su entorno, el medio ambiente. Esta forma de comer ha sido experimentada por cientos de millones de personas a lo largo de los siglos, en cualquier parte del mundo, en cualquier cultura, nos referimos a la comprensión del yin y el yang que subyace en todas las formas tradicionales de comer.


Los estudios científicos de la nutrición no tienen todavía trescientos años, es decir, son modernos y presentan muchas lagunas y contradicciones. El método científico nunca llegará a la perfección si sólo contempla los aspectos analíticos/químicos de los alimentos y desprecia los aspectos energéticos/dinámicos que son la expresión de la vida.
Vamos a desarrollar a continuación una comparación en el abordaje nutricional de ambas corrientes. Pretendemos aclarar todas las dudas sobre si al comer de modo diferente, tendremos carencias y desterrar algunos mitos como los de la leche, la fruta, los alimentos crudos…

Las calorías

Para la química moderna, una caloría es la cantidad de calor necesario para elevar un grado centígrado un gramo de agua y por lo tanto, una caloría es una caloría, venga de donde venga. En la macrobiótica dependiendo de qué tipo de alimento provienen las calorías ingeridas, sabemos si van a tonificar o a inhibir el funcionamiento de los órganos. No se comportan igual 100 calorías de arroz integral que 100 calorías de patatas, el diámetro de sus almidones es completamente diferente, el arroz es energéticamente yang comparado con las patatas que son fuertemente yin.

Por otra parte, debemos saber que unos alimentos se convierten en calorías más rápidamente que otros, por eso igual que en el ejemplo anterior, no se comportan igual 100 calorías procedentes del azúcar que del arroz integral…

La afirmación de que una caloría no es una caloría venga de donde venga, sólo es cierta si se contempla exclusivamente “la ciencia”. Aunque hoy en día las consideraciones modernas sobre nutrición distinguen entre azúcares rápidos y azúcares lentos, se siguen contando las calorías sin contemplar los alimentos de los que proceden.

El aporte de calorías de la dietética clásica

Las recomendaciones actuales sobre las necesidades calóricas se calculan en función de las necesidades para la actividad diaria normal, (sin reflejar el gasto calórico de cada actividad) y se recomienda un progresivo aumento calórico en los países prósperos y la recomendación es menor en los países pobres. Esto nos haría pensar que en los países menos desarrollados la actividad de las personas es menor, cosa que no es cierta.

El aporte de calorías según la macrobiótica

El aporte calórico debe estar en función del apetito individual ya que el gasto calórico depende del tipo metabólico de cada persona. El metabolismo de las personas no es idéntico para todas, luego el aporte calórico no debe ser el mismo tampoco. Las necesidades varían entre 1200 y 1800 calorías/día tomando dos o tres comidas diarias, en países de clima templado como el nuestro. Estos valores están bastante por debajo de las recomendaciones oficiales y sin embargo favorecen una salud plena y nos alejan de la plaga de la obesidad.

Continúa en el post: “Dietética clásica y Macrobiótica II”

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>