Alteraciones hormonales femeninas I

Con los profundos cambios en los hábitos alimenticios habidos en los últimos años, las mujeres sufrimos unos grandes desequilibrios en nuestro sistema hormonal.

De modo que a diferencia de los hombres, por las características de nuestro sistema hormonal, además de compartir con ellos todas las patologías del síndrome metabólico: hipertensión, sobrepeso, hipercolesterolemia… padecemos unas profundas alteraciones metabólicas que hacen diana sobre nuestro sistema hormonal

Si nos detenemos a mirar las profundas alteraciones del clima en el planeta en los últimos años, que nos llevan hacia la desertización según los expertos, vemos que las temperaturas son mucho más altas que en el pasado y las heladas mayores.

Igualmente las sequías llegan a ser catastróficas y las inundaciones también. Todos entendemos que esas alteraciones climáticas extremas no son compatibles con la vida vegetal.
Pues bien, si hacemos una extrapolación entre el macrocosmos y el microcosmos y consideramos a nuestro organismo como un ecosistema interior y a nuestro sistema hormonal como la vegetación que debe crecer y florecer y dar fruto (nuestros hijos), nos encontramos con que estamos perdiendo la capacidad reproductora (el 50% de las mujeres estadounidenses de 50 años están histerectomizadas).

De hecho, en un momento determinado de nuestra vida de una forma natural comenzamos a menstruar, tenemos una vida fértil de unos 40 años y a partir de ese momento dejamos de ovular y consiguientemente de menstruar.

Los mecanismos de la vida son tan sabios que saben cuándo empezar y cuándo terminar, pero muchas veces los ignoramos, de modo que nuestro periodo fértil se acorta y va acompañado de múltiples disfunciones como son el síndrome premenstrual, las amenorreas, las reglas dolorosas, los problemas de infertilidad… Si consideramos a los alimentos como portadores de materia (composición química) y energía (efecto yin-yang), podremos entender cómo los hábitos alimenticios modernos repercuten claramente en las alteraciones hormonales.

El equilibrio hormonal en la mujer

En las mujeres es donde más claramente se ve la influencia de las fuerzas del cielo y de la tierra y estas fuerzas son determinantes en el equilibrio hormonal.

La producción de hormonas sigue un ritmo lunar y da lugar al ciclo menstrual con la posibilidad de fecundación y consiguiente reproducción de la especie. En el ciclo lunar observamos la fase decreciente que da lugar a la luna nueva y la fase creciente que da lugar a la luna llena y en el ciclo menstrual observamos la fase proliferativa que da lugar a la ovulación y la fase secretora que da lugar a la menstruación. Así cuando en una mujer hay un buen equilibrio entre las fuerzas del cielo y de la tierra ovula en luna nueva y menstrúa en luna llena. En todos los fenómenos de la naturaleza, la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma. Esta frase en occidente es la que explica el principio de conservación de la energía en el bachillerato, pero no se utiliza en ningún momento para conocer y comprender los procesos de la naturaleza.
Sin embargo la visión oriental de la vida y de las cosas está profundamente asentada en ese principio como veremos a continuación. Nos va a interesar esta visión oriental sobre todo en la aplicación a la comprensión del origen de las enfermedades y a su curación.

Cuando se habla del yin y el yang en occidente se tiende a definirlos como conceptos estáticos, como el frío y el calor, el hombre y la mujer, el día y la noche… pero en realidad esos términos nos hablan solo de aspectos de las manifestaciones del perpetuo cambio de la energía.

Por eso definiremos lo yin como la manifestación de la energía de la tierra que por lo tanto será ascendente, expansiva y centrífuga, tengamos en cuenta que es la que anima la vida vegetal y da vida a las plantas.

Así el reino vegetal lo definiremos como yin e iremos viendo que conceptos como lo blando, lo húmedo, lo frío y lo dulce son aspectos determinantes del reino vegetal.

Clasificación  Yin y Yang

hormonales1De la misma manera definimos lo yang como la energía del cielo, por lo tanto descendente, contractiva y centrípeta, es la que anima y da vida al reino animal y veremos cómo lo salado, caliente, seco y duro son aspectos antagónicos de la otra manifestación.

Para dar alguna pincelada en unos conceptos tan complejos señalaremos que en el reino animal hay un pigmento que es la sangre, de color rojo (caliente) y en las plantas hay un pigmento, la clorofila, de color verde (frío).

Igualmente la sal (sodio) tiene el efecto de secar, contraer y endurecer y es más abundante en el reino animal, y el potasio tiene el efecto de dilatar, expandir, aumentar el contenido en agua y es dominante en los vegetales. No hay más que ver el efecto de los abonos potásicos en las plantas.

Pero como decíamos más arriba, la energía se transforma constantemente en su opuesta, así en el ciclo anual vemos cómo la energía se empieza a expandir a partir del solsticio de invierno, da la primavera y cuando llega a la máxima expansión, en el solsticio de verano, comienza a contraerse para dar el otoño y volver al invierno.

Esto mismo lo vemos en el ciclo diurno: amanece, sale el sol, se eleva y cuando llega al mediodía empieza a descender hasta medianoche. Llegado a ese punto, como no puede seguir anocheciendo, comienza a amanecer de nuevo…

Continúa en el post: “Alteraciones hormonales femeninas II”

 

Comparte esta entrada!

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
    2 comentarios en “Alteraciones hormonales femeninas I

    1. Me ha llamado la atención lo de la ovulación en luna nueva y la menstruación en llena y no sé cómo se interpretaría el ir exactamente el revés: ovulación en llena y menstruación en nueva. Mil gracias

      1. Si una mujer ovula en luna llena y menstrúa en luna nueva, su energía está justamente invertida con la de la de la tierra/luna. Cuando la energía fluye adecuadamente, es como nadar a favor de corriente. En el caso que me comentas se deben ordenar todavía muchos procesos energéticos que han podido estar muy alterados en el pasado.

    Deja un comentario

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>