Comer, algo más que alimentarse

fotofamilia

El acto de comer va más allá que el de aportarnos los nutrientes que necesitamos para estar correctamente alimentados. Hoy profundizamos en los diferentes aspectos desde los que abordar el hecho de comer.

El nivel de conciencia de cada uno de nosotros evoluciona desde el mismo momento de la concepción según un patrón que va desde los aspectos más primitivos, químicos, hasta los más elevados, espirituales y hoy vamos a ver como se manifiesta en la forma en que comemos.

La supervivencia, satisfacer el hambre y nutrir al cuerpo

El primer nivel más instintivo, mecánico,  es el de comer en función del apetito del momento, la persona come cualquier cosa que esté a su disposición en su entorno, da igual si lo que come es natural, congelado o transgénico, simplemente responde automáticamente al estímulo del hambre. Esta forma de comer se parecería más a la de los animales, se trata de saciar el apetito con cualquier cosa.

Aunque en la vida intrauterina el feto, “no come”, los nutrientes se procesan de modo mecánico a nivel de la célula; estaríamos ante la manifestación  del nivel más primario de la conciencia.

La pertenencia al grupo,  el placer sensorial, lo rico al paladar

A lo largo de nuestra evolución desarrollamos el nivel sensorial, que en la forma de comer se traduce en elegir los alimentos por la satisfacción de los cinco sentidos: el tacto, el gusto, el olfato, el oído y la vista. Aquí la comida es un placer sensual, estamos ante personas que comen por la vista, que comen lo que les gusta… pensemos en la gente que se asocia para cocinar y para comer… y si miramos a nuestro desarrollo, esta fase se correspondería con el periodo de lactancia donde la comida y el placer están intrínsecamente unidos.

La recompensa y el castigo, la experiencia emocional, el amor y el cariño

El siguiente estadío en la evolución de la conciencia tiene que ver con el desarrollo de las emociones; aquí entran en escena las celebraciones sociales, como las bodas, los cumpleaños, la comida como premio a la productividad en las comidas de empresa, el postre si te has comido las lentejas… Esta etapa representa también la estética de la comida, la música acompañante, las velas… pero también el llenar algunos vacíos existenciales, la falta de afecto, de autoestima… con la comida.

Prevenir y tratar enfermedades físicas y mentales

Cuando se desarrolla el nivel intelectual de la conciencia, se aboga por las teorías de la nutrición, los ácidos grasos, los probióticos, los antioxidantes, las proteínas… Es la forma de comer dominante en la sociedad moderna. Esta visión expresa la pérdida de la naturaleza biológica de la humanidad; considera al alimento como una suma de nutrientes, desvinculándolo absolutamente de su cualidad energética. Es la forma de comer de todos aquellos a los que les preocupa la salud: comer para no enfermar, comer para rendir más en el deporte, comer para no engordar, comer para triunfar…

La riqueza y el estatus, el poder político y económico

Aquellos que comen desde el nivel social de la conciencia, eligen los alimentos desde la perspectiva  de la producción, la distribución y las leyes económicas que afectan al tema de la alimentación, como consumir alimentos nacionales para apoyar la producción, o boicotear los alimentos de otro país por rencillas políticas, o luchar contra las leyes del consumo impuestas, como las redes de comercio justo… También están aquí los que desprecian los pescados baratos, o las legumbres, porque es lo que comen los pobres.

La moralidad, la devoción y  la religión

Otros comen de acuerdo con las creencias ideológicas, en este grupo estarían representados los ligados a las tradiciones del budismo, el judaísmo, el hinduismo… Casi todas las religiones incluyen alimentos prohibidos y alimentos sagrados. En la actualidad vemos los dos extremos, personas que siguen a ciegas los principios religiosos, como los que  consideran las vacas como animales sagrados, o los que excluyen la carne de cerdo, o los que no comen carne los viernes de cuaresma… y personas que los ignoran por completo.

Podemos decir que hoy se ha perdido la sacralidad de la comida, hasta hace poco se bendecían los alimentos antes de comer, el pan se besaba… El bendecir y agradecer el alimento implica un nivel de evolución de la conciencia, el vínculo con la tierra como nos lo muestran todas las tradiciones antiguas.

La salud física y mental: El Tao

Es una forma de comer desde la libertad que nos da el conocimiento del comportamiento de los alimentos, es decir de acuerdo con una conciencia libre. Es la forma de comer que nos permite materializar nuestros sueños, elegir en cada momento lo más adecuado, lo más saludable, lo más apetitoso… Saber elegir los alimentos para competir en una prueba deportiva, para ser más eficiente en el trabajo, para un encuentro romántico, para cultivar la salud… Para comer desde este nivel es primordial comprender las  etapas anteriores e integrarlas en un todo comprensivo que llamaremos el Tao.

Comer desde este nivel nos permite ser capaces de encontrar el equilibrio interno que algunos llaman la paz interior.

Comparte esta entrada!

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
    10 comentarios en “Comer, algo más que alimentarse

    1. Me ha parececido muy interesante y esclarerecedor. Es curioso observar como a lo largo de la vida vamos pasando por las diferentes etapas que tan bien describes Elena.
      Todis estos “compartires” me ayudan mucho con mi forma de alimentarme tanto cuando lo hago de forma correcta como cuando me estoy compensando a nivel psicológico. Podría decir que son un alimento también para mi alma.
      Muchas gracias de todo corazón y…
      Muy Felices Fiestas.

    2. Hola Elena. Consideras adecuado hacer ayunos¿ me gustaría saber tu opinión sobre la comida cruda también. Los crudiveganos consideran que al cocinar los alimentos, estos pierden sus propiedades y q es más natural comer frutas y vegetales crudos, que hay de cierto en esto. En la macrobiotica las frutas no están bien consideradas, porqué? Todo el mundo piensa que la fruta es fundamental por su contenido en vitaminas, fibra, antioxidantes…gracias Elena

      1. Hola Ali, vamos por partes, ayunar es una forma drástica de limpiar el cuerpo. Yo considero que al cuerpo hay que tratarlo como una prenda delicada, es decir, con cuidado; por eso no recomiendo ayunar, más bien enseño a no ensuciar el cuerpo para no tener que limpiarlo. “No es más limpio el que mucho limpia, sino el que poco ensucia”.
        Lo otro es muy simple lo crudo es el extremo yin, y el horno, lo frito, la brasa… es decir las altas temperaturas son el extremo yang. (Ambos extremos se alejan del equilibrio que es la salud). Un fuego fuerte quema y uno suave cocina. Luego hay que distinguir la predigestión que hace al fuego sobre los alimentos y las cocciones tóxicas que son las que desnaturalizan los alimentos.
        Lo crudo estaría indicado para personas con desórdens yang, lo mismo que lo cocinado es imprescindible para los que tienen desórdenes yin. (Hay una gran confusión en la comprensión de lo que es la macrobiótica).
        La fruta no está mal considerada simplemente es una alimento enfriador, rico en azúcares rápidos y descompensado en la relación sodio/potaso. Cualidades que la hacen fuertemente yin, luego su consumo no produce equilibrio, ya que somos animales de sangre caliente y salada… Un saludo.

    3. Elena, gracias por todo lo que escribes,muy interesante los diferentes significados y funciones del “comer y la comida”
      Pensaba preguntarte sobre el ayuno y lo ha hecho Ali, así que gracias por tu respuesta, clara como siempre.
      Un abrazo

      1. Hola Ali, cuando el cuerpo está sucio y enfermo como tu dices podemos estar ante dos situaciones.
        Si la enfermedad es de exceso, puede ser interesante reducir la ingesta y en todo caso hacer un semiayuno o una monodieta, ya que en el ayuno, el vertido de tóxicos a la sangre crea una condición de acidosis importante y el hígado y los riñones sufren, es una medida drástica y altera las condiciones de homeostasis.
        Si la persona que está enferma es por deficiencia, su organismo no tiene fuerza para soportar el ayuno. Estas opiniones, son producto de la experiencia de ver en consulta a personas después de ayunar. Un saludo.

    4. Hola Elena, Mi marido padece una enfermedad reumática degenerativa crónica (Espondiolitis). Hasta ahora ha tratado su dolor con medicina tradicional pero no vemos que le alivie. ¿A través de tu metódo de alimentación es posible que él esté mejor?

      1. Hola Iratxe, supongo que te refieres a una espondilitis. En su origen es una inflamación de las vértebras, que como cualquier enfermedad, debuta como aguda, luego se hace crónica y finalmente degenerativa, (si no se hace nada, claro). Pues bien, si él aprende cuales son los alimentos que favorecen la inflamación y hace una dieta adecuada a su condición, es altamente probable que se recupere. Pero si toma antiinflamatorios y a continuación come lo que favorece la inflamación, la enfermedad progresará según los descrito más arriba. Un saludo.

    5. Hola, me gustaria poder solucionar la crisis que le provoca a mi hijo que estudia fuera, cuando viene al norte, creo que la humedad, remueve algo que le deja sin poder respirar bien, echa mucho moco y la cara se le salpica de marcas rojas, eso de un dia a otro, ya que llega bien, y sin problemas, quisiera que mientras esta aqui, no tenga que estar con ese malestar, y esas marcas en la cara, que todo se soluciona en clima seco. Haber si puedes darme alguna solucion Elena.Gracias

      1. Hola Luisa, como siempre, el fondo de la cuestión está en la alimentación. Los alimentos de naturaleza fría y húmeda que son lo que llamamos yin, favorecen la irritación y la inflamación, debilitan al riñón y favorecen los problemas de la piel… Cuando el chico vive en un clima más seco, el ambiente neutraliza el exceso de yin y cuando viene a un clima más húmedo, el ambiente se suma al frío y la humedad internos que el tiene sin ninguna duda. La salud la definiríamos como el equlilibrio con el entorno que nos rodea, luego él debería estar bien en clima seco y en clima húmedo. Te remito a las lecturas y los videso del blog sobre el yin y el yang. Puedes leer todos los que están enlazados. Un saludo.

    Deja un comentario

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>