Dietética clásica y Macrobiótica VIII: Ácido-Base

 Continuación del post: “Dietética clásica y macrobiótica VII”

Las recomendaciones nutricionales clásicas no contemplan el balance ácido-base de las dietas. Descubre la importancia de este aspecto.

Ácido-alcalino

Las consideraciones nutricionales clásicas no contemplan el balance de acidez o alcalinidad resultante del metabolismo de los alimentos, solamente se centran en el valor nutritivo y/o calórico.

Las reacciones del metabolismo generan ácidos constantemente que son eliminados a través de los pulmones y de los riñones. Además son neutralizados mediante reacciones tampón a expensas de la reserva alcalina del cuerpo. Como resultado de estos procesos el pH sanguíneo se mantiene constante, siendo ligeramente alcalino.

La creencia generalizada

Hay algunas corrientes que a tenor de lo expuesto, recomiendan no tomar alimentos acidificantes y existen listas de alimentos alcalinizantes que supuestamente son los que hay que comer. Esta idea lleva a muchas personas a descartar los cereales integrales de la dieta porque tienen  elementos formadores de ácido como el fósforo. El equilibrio ácido base es bastante más complejo de lo que parece a primera vista, como explicamos a continuación.

La clave no está en tomar sólo alimentos alcalinizantes sino en que el balance global de la dieta sea alcalinizante.

La visión de la macrobiótica

Una cosa es el pH del alimento de partida y otra la reacción que produce en el cuerpo después de ser metabolizado. Así vemos en la relación siguiente como las cosas son un poco más complejas de lo que pudiera parecer a simple vista.

• Los cereales integrales que son ácidos, alcalinizan
• La mayoría de las verduras que son alcalinas, alcalinizan
• El azúcar que es alcalino, acidifica
• La carne que es ácida, acidifica
• Las grasas que son ácidas, acidifican
• Los minerales unos acidifican, otros alcalinizan y otros son usados como tampón.

Para hacer una dieta con un buen balance ácido base, lo más práctico y simple es usar el yin y el yang ya que nos permite acertar en el resultado final. La forma macrobiótica de comer asegura en cualquier caso un balance ligeramente alcalino. Además de comer alimentos ecológicos, debemos respetar las proporciones, contemplar la forma de preparación… para conseguir la tan preciada salud.

Continúa en el post: “Dietética clásica y macrobiótica IX”

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>