Dietoterapia y cáncer IV

miso

Tanto la leche de vaca como la soja son alimentos muy controvertidos en el cáncer. Hoy hablamos sobre la conveniencia o no de consumir dichos alimentos tanto en la prevención, como en la curación de la enfermedad.

Continuación del post: “Dietoterapia y cáncer III”

Otra forma de introducir en la dieta alimentos que contienen vida es la inclusión de probióticos y prebióticos. Son los alimentos que contienen microorganismos vivos que permanecen activos en el intestino y ejercen importantes efectos fisiológicos. Los nutrientes que contienen estos alimentos activan selectivamente el crecimiento de las bifidobacterias y los lactobacilos.

2. Los alimentos probióticos

Todos los alimentos lactofermentados tienen un poderoso efecto antioxidante porque son portadores de vida. Es importante que no estén pasteurizados después de la fermentación porque el calor destruye a los lactobacilos.

Los alimentos fermentados más conocidos en nuestra cultura son los yogures, pero como la leche de vaca y sus derivados están contraindicados en cualquier tipo de cáncer, ofrecemos a continuación una selección de los mejores alimentos fermentados.

Descartamos los productos lácteos en todos los casos, por los efectos adversos sobre la salud que tiene la leche de vaca, no sólo por su contenido el factor de crecimiento IGF-1 y de la hormona bobina del crecimiento rBGH que a veces se da al ganado vacuno. La leche de vaca y sus derivados lejos de la creencia general propiciada por la publicidad no son alimentos adecuados ni para el mantenimiento ni para la recuperación de la salud y mucho menos cuando hablamos del cáncer.

Para ampliar la información, adjunto enlace al post de mi blog:

La leche de vaca, ¿alimento para seres humanos?
http://www.elenacorrales.com/blogelenacorrales/la-leche-de-vaca-alimento-para-seres-humanos-2/

Los mejores alimentos lactofermentados

Miso Restaura las mucosas, sube las defensas, remineraliza y normaliza el tránsito intestinal está indicado en la radioterapia gracias a la zybicolina.

Tamari Es un gran remineralizante, tónico, fortalecedor del sistema nervioso y digestivo. La cualidad más importante del tamari es un poderoso efecto reductor.

Ciruela umeboshi Además de subir las defensas, es el rey de los alimentos alcalinizantes, favorece la desintoxicación de la sangre, estimulando al hígado y los riñones.

Choucrout Fermentar las verduras es una forma de conservación de los alimentos que los enriquece en vitaminas, enzimas y lactobacilos.

Para saber más ver el postde mi blog:

Conservación de los alimentos: los pickles
http://www.elenacorrales.com/blogelenacorrales/conservacion-de-los-alimentos-los-pickles/

La soja fermentada: alimento medicamento

La adición de sal durante el proceso de fermentación de los derivados de la soja, los “cura” y “equilibra” el balance sodio/potasio. El tiempo de fermentación de estos alimentos que puede ser de más de 24 meses los estabiliza, de modo que tienen larga conservación sin necesidad de refrigeración.

Hay muchas discrepancias e informaciones contradictorias sobre la conveniencia de tomar soja en el cáncer por su contenido en fitohormonas. La clave está en distinguir los derivados de la soja fermentados (miso y tamari), que son los pilares de la dieta japonesa frente a los derivados no fermentados que no son adecuados en ningún tipo de cáncer (bebida de soja, yogurt de soja, tofu, hamburguesas de soja…).

Hacemos además la precisión de que tanto el miso como el tamari, no se toman como alimentos, sino como condimentos.

Para saber más sobre la soja, adjunto enlace al post de mi blog:

La soja, mito y realidad
http://www.elenacorrales.com/blogelenacorrales/la-soja-mito-y-realidad/

3. Los alimentos prebióticos

Son ingredientes no digeribles de la dieta como los fructooligosacáridos, la fibra, los polifenoles, etc. que producen efectos beneficiosos estimulando selectivamente el crecimiento y/o actividad de las bacterias de la flora intestinal como las bifidobacterias y los lactobacilos.

Tomando alimentos integrales ya nos aseguramos el aporte de fibra y fructooligosacáridos que son un tipo de hidratos de carbono presentes en los alimentos vegetales.

Los polifenoles son un grupo sustancias químicas encontradas en plantas que cuando son fermentadas por las bacterias que habitan en nuestro aparato digestivo, crean unos metabolitos que pueden ser beneficiosos, por su actividad antioxidante. Son los taninos, flavonoides, antocianinas, reservatrol, etc.

Todos los alimentos vegetales contienen polifenoles en mayor o menor cantidad, pero a la hora de elegir las mejores fuentes de estos nutrientes contemplaremos siempre la relación Na/K. Esto nos permitirá entender que aunque el vino tiene reservatrol no es un alimento indicado en la curación del cáncer, lo mismo que el cacao, el té con teína, etc.

En próximos post explicamos cuáles son los mejores alimentos como fuentes de polifenoles.

Continúa en el post: “Dietoterapia y cáncer V”

58-miso-01

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>