El glutamato monosódico

Hace unos días me sorprendió leer en el periódico el EL MUNDO un artículo que habla del quinto sabor ignorado por occidente: el umami. Según el artículo, éste sabor nos lo aporta un producto químico conocido como  sal china y afirma que, además de delicioso, es sano.

Leyendo el escrito uno puede pensar que, efectivamente, nos hemos perdido algo… nada más lejos de la realidad. Detrás de este tipo de informaciones sensacionalistas lo que se esconde es, una vez más, la publicidad encubierta de un aditivo alimentario que, lejos de ser saludable, entraña riesgos para la salud comprobados por miles de personas en todo el mundo.

El glutamato, GMS, es un aditivo que mejora el sabor de algunos alimentos procesados. Hace que los productos elaborados y congelados tengan un sabor semejante a los frescos, que los aderezos tengan un mejor sabor y, del mismo modo, le quita el sabor metálico a los alimentos enlatados, etc.

No es más que un potenciador del sabor que actúa dilatando las papilas gustativas y engañando a nuestro paladar, haciéndonos creer que lo que comemos está muy bueno. En términos químicos el GMS contiene un 78 por ciento de ácido glutámico libre, 21 de sodio y hasta un 1 por ciento de contaminantes.

Es una neurotoxina que daña el sistema nervioso y sobreestimula a las neuronas llevándolas a un estado de agotamiento.

Informes de la Clínica Mayo asocian el consumo de este aditivo con mareos, náuseas, sudoración excesiva, taquicardias y dolor de pecho, entre otras reacciones. Este conjunto de síntomas se conoce como el síndrome del restaurante chino, ya que en muchos establecimientos de este tipo lo añaden a los platos bajo el nombre de sal china.

La forma de evitar el glutamato es consumir alimentos lo menos procesados posible, evitando los precocinados y productos elaborados por la industria alimentaria. En el caso de tomar alimentos preparados, siempre deben ser biológicos. Cuidado con lo que leemos pero, sobre todo, lo que comemos.

http://www.elmundo.es/papel/todologia/2017/07/23/59708f15e5fdea63058b464e.html?cid=OUTSINER001&s_kw=marca

Comparte esta entrada!

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
    Un comentario en “El glutamato monosódico

    Deja un comentario

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>