El seitán

El seitán es la parte proteica del grano de trigo que está constituida básicamente por gluten. Muchos llaman al seitán “carne vegetal” por su alto contenido en proteínas y porque su textura, sabor y consistencia que recuerdan a la carne. Es un alimento tradicional oriental que ahora ya se come en todo el mundo.

Es un alimento muy recomendable que en nada se parece a algunas “carnes vegetales” que existen en el mercado, que son alimentos altamente procesados y con aditivos. Se puede usar en todo tipo de platos: cereales, pasta, estofados…

Elaboración

Debemos comprar una harina panificable, es decir, con alto contenido en gluten, a ser posible harina de trigo o de espelta, integral y biológica 100%.

Ponemos la harina en un cuenco grande y vamos añadiendo agua filtrada o embotellada poco a poco mientras removemos con una cuchara de madera, nos debe quedar una pasta parecida a la masa de hacer pan, no tiene que quedar pegajosa. Las primeras veces hay que ir probando hasta conseguir la textura adecuada. A continuación amasamos la masa sobre una tabla de madera hasta que quede elástica y se pueda estirar sin dificultad. Si amasamos demasiado el seitán nos saldrá muy duro. A continuación dejamos la bola en un cuenco con agua fría durante media hora y seguidamente, comenzamos a lavar la bola de masa bajo el grifo amasando a la vez. El almidón se va separando del gluten durante el lavado y nos va quedando una masa elástica que es el gluten que contenía la harina.

A continuación la bola de gluten, se cocina en una cazuela grande con agua, alga kombu, tamari y jengibre o laurel. Se mantiene la cocción al menos una hora, durante el tiempo que hierve es importante que esté cubierta por el agua. Lo dejamos enfriar y ya tenemos el seitán listo para ser usado en las recetas.

No necesitamos hacerlo cada vez que lo queremos comer. El seitán se vende ya elaborado en los establecimientos de alimentación biológica.

Propiedades

Tiene un alto contenido en proteínas y mucho más digestivo y suave que la carne, es bajo en calorías, no tiene colesterol, tiene menos del 1% de grasas y no contiene hormonas, antibióticos ni los residuos metabólicos de la carne como el ácido úrico. Tantas ventajas nos tienen que invitar a probarlo. Al igual que el tofu, no es un alimento integral ya que hemos descartado del trigo todo el almidón y el salvado, por eso es un alimento de consumo ocasional, para alternar con las legumbres…

El seitán y los celiacos

A pesar de ser un alimento muy saludable, al estar compuesto básicamente por gluten no está indicado en los celiacos. Este es un ejemplo que todos los alimentos tienen ventajas y desventajas y el conocerlos a fondo nos va a permitir elegir lo que necesitemos en cada caso.

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>