Feliz Año Nuevo

Cuando decimos estos días ¡Feliz Año Nuevo! muchas veces estamos simplemente usando una fórmula de cortesía, de saludo. Cuando le deseamos a alguien felicidad, ¿nos hemos preguntado realmente qué es ser feliz?

Para muchos la felicidad  se resume en el tópico “Salud, Dinero y Amor”.

La Salud

Efectivamente tener salud es esencial a la naturaleza humana, si estamos enfermos, de nada nos vale tener poderío económico, de hecho la salud no se puede comprar con dinero; en el caso de que fuese posible, los ricos no enfermarían. Igualmente aunque seamos muy queridos, si no tenemos salud, tampoco seremos felices. Por ello os animo a cultivar la salud en un sentido pleno ya que es una fuente importante de felicidad. De hecho una definición de la salud que no parece en los libros sería lo más parecido a la expresión: ¡Dios que bien estoy!

Además, como el cuerpo es el templo del espíritu, o lo que es lo mismo, la “casita” donde vivimos, es principal que no tengamos los pulmones llenos de nicotina, ni el hígado lleno de cafeína ni los intestinos en putrefacción, para gozar de una salud plena. Recordad: “Mens sana in córpore sano”.

El Dinero

Los bienes materiales son necesarios para tener un cierto confort en la vida, pero si nuestra aspiración solo es material, la felicidad se esfuma en el momento que conseguimos aquello que deseamos. Cuando lo que anhelabas ya lo tienes, no te produce más placer o satisfacción. Podemos poner un ejemplo, cuando quieres tener un buen coche y lo consigues finalmente, ya no te hace ilusión, simplemente porque ya lo tienes. De ahí la frase: ”El dinero no da la felicidad”. Tener metas materiales no es malo, solo que debemos aspirar a más.

El Amor

El amor, entendido como entrega, generosidad, compasión, servicio… como el dar, es un estado de gozo, de paz interior, de sentirnos mecidos por la vida, cuidados, protegidos por ella. Es un estado continuo y constante que nos acompaña en el trabajo, en el deporte, en las relaciones personales… es la verdadera felicidad.

Por eso os invito a renovar el cuerpo, después de estos días de celebración, a limpiar la “casita” para permitir que la nueva etapa de la vida se aloje en nuestro interior y nos permita el disfrute. Os invito a pedir al Año Nuevo toda la felicidad posible.

Su consecución pasa por cultivar la salud, alimentar y mimar a nuestro cuerpo y así, nuestro espíritu, nuestro yo, será feliz. ¡Feliz Año Nuevo!

Comparte esta entrada!

    4 comentarios en “Feliz Año Nuevo

    1. Elena q grande eres!!!! Gracias a ti por compartir tanta informacion con todos nosotros. Te seguiremos este año 2014 y el resto de años

      Muchisisimad gracias por todo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>