La Bartolinitis

La bartolinitis es una inflamación de las glándulas de Bartolino situadas a ambos lados de la vagina, entre los labios menores. La función de estas glándulas es la lubricación vaginal.

Ocurre a veces que el orificio a través del cual sale el líquido que segrega la glándula, se obstruye y consecuentemente la secreción se va acumulando y puede producir unos bultos dolorosos que pueden ir desde el tamaño de una nuez hasta el de una naranja.

En la mayoría de los casos no hay infección pero en algunos casos si, en este caso hablaríamos de un absceso de Bartolino. Es un problema más molesto que grave, salvo en algunos casos en que puede llegar a ser muy recurrente.

Causas

Se dice que puede ser producida por llevar prendas muy ajustadas, por tomar anticonceptivos, por llevar DIU, por el estrés… en ningún caso se habla de la alimentación.

Tratamiento

El tratamiento estándar consiste en analgésicos, antiinflamatorios y si hay infección antibióticos. Si a pesar del tratamiento la glándula no drena, el médico debe proceder a hacer una incisión para favorecer el drenaje. En muchos casos se coloca un catéter de Word que se deja durante 2 ó 3 semanas para permitir que salga todo el pus acumulado. Si los abscesos son recurrentes, se recurre a la marsupialización de la glándula o a la extirpación.

La visión de la Medicina Biológica

El cuerpo es un sistema de flujo, es decir, un sistema de entradas y de salidas. Luego cuando estamos en salud funcionan perfectamente los mecanismos de excreción a través del sudor, la orina, la bilis, la flema, la saliva, el flujo… de tal manera que en nuestro medio interno hay un equilibrio.

Cuando nuestros hábitos alimenticios son desequilibrados el cuerpo reacciona produciendo la inflamación. Mediante este mecanismo lo que pretende nuestro organismo es desembarazarse de esas toxinas que pueden ser excesivas y/o tóxicas. Si nuestro lugar de menor resistencia es la vía vaginal podemos hacer una bartolinitis, pero si son los senos nasales haremos una sinusitis…

La alimentación

Cuando consideramos a los alimentos desde la dimensión energética del yin y el yang, vemos que un sobreconsumo de alimentos azucarados, refrescos, helados, zumos, leche y derivados, bollería… van a provocar esa fase de reacción que cuando es leve nos producirá sólo inflamación y dolor, pero si es más importante la descarga, podemos tener infección y el proceso se puede hacer recurrente. Por ello si tienes o has tenido bartolinitis, toma nota de las recomendaciones del post pautas de alimentación saludable para no provocar esas fases de inflamación.

Puedes además practicar 3 veces a la semana baños calientes de 20 minutos, añadiendo medio kilo de sal al agua de la bañera.

Comparte esta entrada!

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
    8 comentarios en “La Bartolinitis

    1. Hola Elena, a mí se me inflama la piel alrededor de la vagina, es la segunda vez que me pasa cuando menstruo, y creo que se trata de bartolinitis. Muy interesante la informacion. Un saludo

      1. Hola Helen, lo mejor es que te vea un especialista y te haga un diagnóstico diferencial, no es lo mismo una vaginitis que una bartolinitis.
        Un saludo

    2. Hola Elena, hace 4 años que tengo esta enfermedad tan dolorosa. Tengo 27 años y me salen los bultos cada 6 meses, me realizaron una marsupialización y me siguen saliendo. No se si esto me puede producir a la larga un cáncer. Tengo miedo e intentando todo y no sé que hacer. Sería bueno un consejo.

      1. Hola Letycia, en el post ya indicamos que hay que hacer un cambio profundo en los hábitos alimenticios. Como su caso es recurrente, debe ser guiado por un especialita.

        La finalidad de las publicaciones tanto en el blog como en las redes sociales, es dar información general sobre temas de Nutrición y Salud. Los temas particulares como el que usted comenta los tratamos exclusivamente en la consulta de Centro de Medicina Biológica Elena Corrales. Un saludo
        http://www.elenacorrales.com/contacto.html

    3. Llevo años sufriendo episodios de bartolinitis cada cierto tiempo. Cuando aparece el bulto o inflamación actúo del siguiente modo hasta que logro que desaparezca por un tiempo razonable (3 o 4 años, quizás un poco más) y siempre obro del mismo modo, a saber:
      Primero me lavo frecuentemente con la solución jabonosa Betadine al 7,5% (la misma que emplean los cirujanos para desinfectarse las manos antes de una cirugía). Procuro usar el agua lo más caliente posible y utilizo una mini manguera en mi bidé para llegar a la zona afectada directamente y no utilizar agua estancada. Mientras me lavo con el Betadine 7,5 voy haciendo un suave masaje en la zona hasta que el dolor desaparece y la inflamación se reduce.
      Una vez me he secado (siempre con toallas muy bien lavadas y desinfectadas con oxígeno puro—agua oxigenada al 98 %), procedo a ponerme una crema de uso tópico llamada Positón Crema que contiene un antibiótico, un antiinflamatorio y un antifúngico (neomicina sulfato, nistatina, triamcinolona acetónido). La crema la pongo haciendo un suave masaje sobre el bulto y la extiendo alrededor para evitar que se inflamen otras zonas.
      En mi caso, la bartolinitis se produce por una alergia a varias bacterias que permanecen en estado de latencia en mi organismo y fueron diagnosticadas hace muchos años atrás por un magnífico alergólogo y un excepcional dermatólogo, ambos médicos de la Seguridad Social, y ambos apasionados con sus especialidades. Estos sabios doctores descubrieron que padezco de estas bacterias y hongos en estado de latencia permanente y de nacimiento: Cándida albicans, Escherichia coli, estafilococos y estreptococos. Cada cierto tiempo, mis defensas disminuyen (ya sea por estrés o por alguna afección vírica, como puede ser una gripe o un catarro común que se complican y necesitan de la ingestión de antibióticos para evitar que se agrave la situación). Cuando esto me sucede, mis defensas desaparecen y surgen otras complicaciones a las que hay que atender de inmediato para evitar más conflictos. Soy una mujer de 93 años (nací en 1924) que llevo toda mi vida enferma y sé de tantas enfermedades (por haberlas padecido) que casi me puedo graduar como médico (superé un cáncer de colón y otras enfermedades). Así que sugiero a toda señora que esté padeciendo de bartolinitis recidivante que pruebe mi método antes de ir a que le hagan una molesta punción o una cirugía de extirpación de unas glándulas cuya misión es la de lubricar la zona vaginal.
      Cuando se pase el episodio de bartolinitis, les recomiendo una terapia naturista que ayuda a mantener la zona vaginal de modo bastante grato, consiste en fabricar un aceite de canela, clavo y cáscara de mandarina. Pongan en un bote de cristal con tapa 12 palos de canela, una cucharada de clavo de olor y la piel bien lavada y troceada a mano de 3 o 4 mandarinas, añadan aceite de oliva virgen y aceite de girasol a partes iguales para cubrir los otros ingredientes pero dejando unos 3 dedos de distancia entre el aceite y la tapa del bote. Pongan el bote en un lugar oscuro y fresco y agiten la mezcla 2 veces al día y dejen macerar los ingredientes durante un mes, al cabo del cual podrán colar el aceite y usarlo como lubricante vaginal después de cada aseo. Les aseguro que la zona les quedará higienizada, sin molestos olores y confortablemente elástica y resbaladiza. Si son sexualmente activas, se darán cuenta que su vagina se ha vuelto más elástica y las relaciones no serán tan molestas ni complicadas porque la lubricación le permitirá una mejoría en esa situación.

      Espero haber sido de ayuda a quienes se hayan tomado la molestia de leer lo que aquí les expongo.

      Un cordial saludo

    Deja un comentario

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>