La cara y el reverso del gluten II

16

El gluten es una proteína inofensiva salvo para aquellas personas que han perdido la capacidad de digerirla. Por eso sólo los celíacos la deben evitar. Descubre lo que hay que saber para prevenir los trastornos relacionados con el gluten.

Continuación del post: “La cara y el reverso del gluten I”

Hay estudios relevantes que relacionan la incidencia mayor de la enfermedad celiaca en los últimos años con la mala salud de los bebés de las sociedades desarrolladas.

Las conclusiones apuntan a que los bebés que han sufrido tres o más infecciones en los seis primeros meses de vida tienen un 50% más de probabilidades de ser celiacos, pero si además padecen gastroenteritis la probabilidad aumenta hasta un 80%.

La investigación reveló asimismo que el destete temprano aumenta la probabilidad de sufrir la enfermedad.

Pautas de alimentación infantil actuales

En los últimos cincuenta años el tiempo que los niños son alimentados con lactancia materna ha disminuido sensiblemente, y consecuentemente se introducen a muy temprana edad leches de fórmula que son “comestibles” elaborados por la industria alimentaria. Antiguamente cuando la madre no tenía suficiente leche se recurría a una nodriza, cosa que en la actualidad es impensable.

Las diferencias entre las leches de fórmula (que son leches de vaca en polvo modificadas para que su composición se asemeje a la leche humana) y la verdadera leche de mujer, son sustanciales, de modo que los nutrientes que necesita el bebé en esta etapa temprana de la vida han sido modificados en las leches de fórmula con el criterio de que  “tengan más alimento” que la leche de mujer.

La introducción en etapas muy tempranas de un “comestible artificial” a veces como alimento exclusivo del bebé, produce grandes cambios tanto en la respuesta inmunitaria como en la permeabilidad de la mucosa intestinal.

Si a esto le sumamos que en la actualidad se introducen los  alimentos sólidos antes de que aparezcan los dientes ya tenenos el escenario de todas las alteraciones digestivas futuras, no sólo de la enfermedad celiaca. No olvidemos que la aparición de los dientes en los bebés, es un indicador de la maduración de los órganos internos que nos abre  la posibilidad de introducir los alimentos sólidos.

¿Cuando aparece la celiaquía?

Dependiendo de la alteración de las mucosas digestivas y del grado de deterioro del sistema inmune, la intolerancia al gluten aparece en la primera infancia o más adelante. Pero en cualquier caso, debemos entender que el no poder digerir el gluten es la consecuencia de la falta de fuerza digestiva, el gluten en sí mismo no es la causa de la enfermedad.

¿Podemos hacer algo?

Tanto para prevenir la enfermedad celiaca como para mejorar la tolerancia al gluten se impone un cambio en los hábitos alimenticios donde hay que prescindir de todos los productos lácteos y el azúcar e incluir los granos integrales naturalmente desprovistos de gluten (arroz, mijo, quinoa, amaranto, teff, sorgo, maíz y trigo sarraceno) como base de la alimentación.

Post relacionado: “La enfermedad celiaca”

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>