La endometriosis II

Continuando con el tema de la endometriosis, hoy queremos abordar la enfermedad desde una óptica diferente que puede dar luz a muchas mujeres afectadas.

La visión de la medicina biológica

La medicina biológica, por definición es una medicina causal, no sintomática y busca el origen de la enfermedad y contempla además de la predisposición genética y los factores ambientales, el porqué del desequilibrio interno que lleva a los tejidos del endometrio a crecer hacia arriba y hacia fuera. Es decir hay una ectopia del tejido endometrial que tiene el mismo origen que otras ectopias, lo mismo en el esófago, en los riñones, en los testículos… El término se puede aplicar igual a los órganos, a los tejidos o a las funciones orgánicas, como cuando hay un flujo retrógrado a nivel digestivo o a nivel de los uréteres de la orina. (Del griego ectos=fuera, topos=lugar).

Cuando contemplamos los alimentos no solo desde su composición química sino desde la visión energética observamos que los alimentos que los orientales definen como yin, tienen energía ascendente y expansiva y los que definimos como yang, tienen energía descendente y contractiva. Cuando la dieta es desequilibrada y el consumo de alimentos con energía ascendente y expansiva es excesivo, si el lugar de menor resistencia es el aparato reproductor, se puede producir una endometriosis o un embarazo ectópico, pero si el lugar más débil el aparato urinario, se puede producir un reflujo vesical… Los aspectos ascendente/descendente están presentes en expresiones como no me baja la regla, la subida de la leche en la lactancia, (cuando la leche no sube de ninguna parte, se produce en la mama), no me baja la comida, me repiten los pimientos, el bebé tiene reflujo…

Como hemos explicado en otros post la leche y los derivados lácteos son los alimentos más consumidos en el hogar en la actualidad y sin entrar en consideraciones hormonales ni de otro tipo, hoy quiero profundizar con vosotros en la energía de la leche. Como la mayoría de las personas toman leche pasteurizada, ya no la hierven antes de tomarla y muchos no tienen la percepción clara de que la leche, cuando la ponemos a hervir, físicamente se sube y “se riega” como dicen en Colombia, es decir “se sobra” o “se va”. Quiero decir que la energía de la leche y los derivados lácteos es ascendente y expansiva.  Llegado a este punto muchos de los que tenéis estudios superiores, esta consideración os puede parecer poco seria, esotérica, banal… a mí me lo parecía en la época en que mi visión de las cosas era absolutamente cientifista y todo lo que no fuese académico no merecía mi credibilidad.

Pues bien, os estoy hablando de la medicina basada en la evidencia, os estoy hablando del “non credo, experimento”. Sin pretender para nada ser arrogante, sino con el deseo profundo de ayudar, quiero compartir con todos vosotros que mi experiencia clínica de muchos años me permite afirmar que el consumo de leche y derivados lácteos, tanto en la vida intrauterina como posteriormente, es determinante en el desarrollo de esta enfermedad. Por supuesto que todos los alimentos que definimos como yin contribuyen al desequilibrio: azúcar, dulces, bollos, galletas, miel…

Para ilustrar lo que digo, pensemos que un desorden energético por exceso de yin es como un árbol que tiene muchas ramas, la savia que alimenta a todas las ramas es la misma, pero cada una sería una manifestación del desorden yin, así muchas mujeres con endometriosis tienen otras manifestaciones yin como las que he ido describiendo en este post y el anterior. Los desórdenes pueden ser digestivos, emocionales…

Dejar de tomar leche y derivados lácteos no es suficiente y un artículo nunca sustituye a una consulta y un seguimiento de la enfermedad, por eso recomiendo a todas las mujeres afectadas, buscar un buen profesional que les paute un plan bien guiado con seguimiento, porque la enfermedad es curable.

Comparte esta entrada!

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
    7 comentarios en “La endometriosis II

      1. Hola Gloria, he escrito con mucha honestidad sobre un tema que afecta a tantas mujeres, efectivamente con la intención de que por lo menos se pregunten el porqué de la enfermedad. Las “creencias” actuales nos hacen aceptar sin pensar, que “no se conoce” el origen. Por supuesto que el pronóstico depende de cada caso particular, de lo avanzada que esté la enfermedad… pero la evolución es siempre positiva.

    1. Hola a todas, yo también era escéptica en cuanto a lo del consumo de los lácteos, llevaba varios años con un quiste endometriósico en el ovario derecho que me producía unos dolores muy fuertes en el abdomen, cadera y zona lumbar, reglas muy abundantes, dolorosas y de una duración de más de 6 días. Un día decidí probar a eliminar todos los productos lácteos ya que no tenía nada que perder, para mi ginecóloga la única solución posible era la extirpación de útero y ovarios, a la vista de que los anticonceptivos orales no me sentaban bien y por mi edad, 45 años e imposibilidad a estas alturas de embarazos. Como ya he dicho, no tenia nada que perder y a la vista de los resultados he ganado mucho.

      Dejé de tomar leche y derivados, a la semana y media noté que el dolor del abdomen había desaparecido, la cadera y lumbares apenas me dolían, a los 15 días tenía que realizarme una ecografía ginecológica y cual fue mi sorpresa cuando la doctora me pregunta que donde tenía el quiste, le respondí que en el ovario derecho, me dijo que ella veía el ovario pero quistes no aparecían por ningún lado, no salté de alegría porque estaba tumbada, pero me fui de la consulta con una sonrisa de oreja a oreja. Doy fe de que a mi me ha ido bien, después de 3 meses mis reglas son menos abundantes, más cortas de 3 o 4 días y menos dolorosas, mi salud ha ganado en muchos sentidos.

      Os animo a que probéis ya que no tenéis nada que perder, esto no es como tomar pastillas que todas sabemos el daño que hacen a nuestros cuerpos, y si no os convence pues nada seguir tomando lácteos.
      Un saludo a todas.

      1. Hola Marian, no dudo que lo que compartes es cierto, pero tengo que decir que en todos los casos no es tan fácil. Muchas veces los resultados no son ni tan rápidos ni tan espectaculares. Esto es porque la medicina no es una ciencia exacta y porque los resultados de una paciente no se pueden extrapolar al resto.
        Gracias por tu testimonio.
        Un saludo

    2. Hola Elena:
      Padezco de endometriosis, tengo un quiste en el ovario izquierdo, y hace un año y medio que busco embarazo y sin éxito.
      También tuve hace dos años candidiasis y la relacioné con una inyección de cortisona, pero ahora se ha repetido sin tomar ningún tratamiento médico.

      Creo que sigo una alimentación bastante saludabe; no tomo dulces, ni vinagre, ni alcohol, aunque si peco con la fruta: es mi perdición. Como fruta en el desayuno, después de la comida del mediodía y de la cena. De productos lácteos sólo dos yogures al día.

      ¿Puede que estos dos hábitos me hayan causado estas enfermedades?

      Muchas gracias por los comentarios y ayuda

      1. Hola Laura,
        Como tu dices tus hábitos alimenticios son completamente inadecuados para mejorar tus problemas.
        Te remito al post: “La pérdida de la capacidad reproductora”
        Un saludo

    Deja un comentario

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>