La hipertensión y la sal

O. funcional RESUMEN

Continuación del post  “El equilibrio ácido/base y la sal”

La sal también tiene mala reputación como causante de la hipertensión. Definimos la tensión como la presión a la que va la sangre en los vasos sanguíneos. Se contemplan dos medidas de presión la sistólica (máxima) y la diastólica (mínima). Una condición de equilibrio nos habla de la mínima debe ser igual a la mitad de la máxima más uno, por ejemplo 12/7.

Debemos saber que el sodio por su naturaleza energética yang tiene efecto contractivo, no olvidemos que la sal, seca, contrae y endurece. Luego la sal y en particular el sodio van a estar implicados en los casos de endurecimiento de arterias y de elevación de la presión sistólica (la máxima) pero no más que el tabaco o los alimentos animales sin sal (porque ya contienen sodio). Las cocciones a la plancha o al horno son formas de cocción que igualmente secan contraen y endurecen; pensemos en el tópico de que comer a la plancha y/o al horno es “sano”. Os remito al post “¿Tomamos demasiada sal?” Para recordar que el problema no está en sal que se añade a los alimentos, sino en comer alimentos preparados por la industria alimentaria.

En la ilustración los alimentos que llamamos yang son ricos en sodio y los que llamamos yin son ricos en potasio. Los que llamamos equilibradores tienen una relación sodio/potasio más balanceada.

Lo que casi todo el mundo ignora es que un sobreconsumo de frutas y verduras sin sal, (alimentos ricos en potasio), va a descompensar la tensión, porque estos alimentos elevan anormalmente la diastólica, es decir, la mínima.

Las dietas “sanas” modernas de ensalada y carne a la plancha, favorecen el consumo de alimentos yang con formas de cocción endurecedoras acompañados de alimentos fuertemente yin, con lo que ya tenemos elevadas, la máxima y la mínima. No es casualidad que en los llamados países ricos, donde se ha abandonado la alimentación tradicional que incluye cereales y legumbres como base de la dieta, sea donde la hipertensión arterial tiene carácter prevalente.

Sin embargo una dieta que incluye alimentos equilibradores, en su mayoría de calidad vegetal, requiere la adición de sal a todos los platos para conseguir el equilibrio sodio/potasio y no sube la tensión, sino que consigue en muchos casos que el paciente pueda suspender la medicación antihipertensiva porque  su tensión se normaliza.

Para que la sal no tenga tanto efecto contractivo-endurecedor, es muy importante, no tomarla cruda, es decir, no pondremos nunca el salero en la mesa. La sal debe ser añadida durante la cocción, para que como decía mi madre el alimento que estamos cocinando “tome” la sal. Mediante una reacción química de quelación la sal se vegetaliza, ojo a este dato.

Nota: No recomendamos a ningún hipertenso que cambie por su cuenta la dieta y deje el fármaco que le ha prescrito su médico. Este artículo no sustituye a ninguna consulta personalizada.

 

Comparte esta entrada!

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
    12 comentarios en “La hipertensión y la sal

    1. Se habla de la hipertensión, pero también los hipotensos ( mareos frecuentes incluidos ) tenemos nuestro terreno y pasamos nuestras crisis.
      ¿Se podría dedicar a este desarreglo unas palabras?

      1. El caso que me comenta es claramente una falta de energía contractiva, es decir de alimentos yang, incluída la sal. Ni el corazón ni los vasos tienen “fuerza” para contraerse lo suficiente, este tema ha sido redundante en la consulta y no influye solo en su presión arterial, sino en otros desequilibrios. Un saludo.

    2. Hola, gracias por tan buen artículo. La sal es muy yang, indistintamente si es común o marina? Qué diferencia hay entre estas dos con respecto a la hipertensión? Una vez escuché que la común acidifica y la marina alcaliniza. Cómo hacen los crudívoros? Comen sin sal? Creo que cuanto más leo más confundido estoy. Saludos y gracias.

      1. Hola Sebastián la sal común es sal refinada, es decir cloruro de sodio, a la que le han quitado el resto de minerales y oligoelementos que contiene la sal obtenida por evaporación del agua del mar. La sal marina tendría la categoría de alimento integral y la sal común de alimento refinado. En post anteriores ya hemos hecho definiciones de categoías de alimentos y siempre que publico lo hago sobre alimentos integrales y biológicos. Entiendo que la sal común es mucho más nociva que la sal marina por tener mayor concentración en sodio y por ser un alimento desequilibrado por el refinado. Las otras preguntas sobrepasan el tema del post. Escribiré en breve sobre el tema ácido-base y del crudivorismo. Cuando leas, selecciona la fuente de la que procede la información y lo más importante: experimenta. Yo publico desde la experiencia de muchos años de tratar pacientes en consulta, no desde teorías que he leído o que he estudiado. te remito al post la hipertensión y la sal. Un saludo.

      1. Hola Ana, para comprender mejor el tema de la hipertensión te recomiendo leer todos los post enlazados con éste, (los anteriores y los posteriores). El sodio es reponsable de la elevación de la presión sistólica, solo cuando se toma en exceso; pero también lo es la carne a la plancha sin sal y el tabaco, que no tiene sodio… Un saludo.

    3. Hola Elena:
      Mi tension sistólica esta entre 9-10 normalmente y la diastólica entre 7-8. La diferencia entre ambas alta y baja suele ser dos. Las pulsaciones por minuto en reposo entre 60-70.

      ¿Crees que estos valores estan dentro de la normalidad o existe alguna descompensación a tener en cuenta?.
      Un saludo

      1. Hola Isabel, la presión diastólica debe ser la mitad de la sistólica más uno.
        La finalidad de las publicaciones tanto en el blog como en las redes sociales, es dar información general sobre temas de Nutrición y Salud. Los temas particulares como el que usted comenta los tratamos exclusivamente en la consulta de Centro de Medicina Biológica Elena Corrales.
        Un saludo
        http://www.elenacorrales.com/contacto.html

    4. Hola Elena, sólo quisiera saber si mi tensión está entre los parámetros normales, me acabo de tomar la presión arterial y la tengo a 160/51 y 55 de pulsaciones.

    Deja un comentario

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>