La Medicina basada en la evidencia

marathonHace aproximadamente un mes recibo una llamada de una persona próxima a mi entorno a propósito de un sangrado en la orina después de haber hecho una carrera de 10 kilómetros. Es un hombre que está un poco asustado y le explico que correr por sí mismo no produce sangrados, por lo que debe ir al médico a que le hagan un diagnóstico que nos aclare, si pudiera haber un problema de fragilidad capilar,  de litiasis, o de próstata…

Cuando acude a mi consulta adjunta un TAC donde se ve una imagen cálcica en un riñón que puede corresponder a litiasis y una analítica que no revela nada anormal.

El médico le recomienda simplemente que beba mucha agua y le dice que está perfectamente y que esa posible piedra que tiene, puede ser la causa del sangrado, que vaya viendo como evoluciona.

Yo pauto una dieta para que la siga durante un mes, según los resultados de su perfil bionutricional y según el estado funcional de sus órganos, es decir una dieta personalizada y adecuada a su desequilibrio.

Pasado el mes donde ha corrido dos carreras, me escribe y me cuenta lo siguiente:

Como soy corredor de maratón desde hace más de 20 años, participé en la Behobia/San Sebastián porque tenía el dorsal pagado desde marzo y es una carrera/fiesta… y el resultado es, que además de acabar eufórico no sangré nada.

El lunes siguiente era el último día para apuntarse al maratón… pero como había dejado pasar dos entrenamientos serios con lo del urólogo y demás, había decidido no apuntarme, pero después de la experiencia de la carrera anterior, me apunté a media maratón y aquí empieza la historia, sin haber hecho el entrenamiento adecuado, he hecho el mejor maratón de toda mi vida.

La sensación de correr por debajo de 5 minutos el kilómetro, rindiendo bien, sin sudar, sin sentirme vacío en los últimos kilómetros, con fuerza… mi mejor tiempo 1 hora, 43 minutos, 12 segundos.

Fue correr disfrutando. Terminé tan entero el medio maratón que después de recoger la medallita, cuando llegaban mis colegas que daban otra vuelta más al circuito, porque estaban apuntados al maratón completo, decidí irme con ellos, porque como te digo, me encontraba muy bien, muy bien, muy bien y terminé el maratón con ellos como una moto.

No acaba aquí la cosa, un amigo mío que también corría aún no había llegado, entonces me fui en dirección contraria hasta  encontrarle y volví con él. En total 46 ó 47 kilómetros el domingo por la mañana. Luego me fui a casa, me duché, comí un poco y a trabajar hasta las 8 de la tarde.

Después de correr este maratón, no he tenido la sensación de desastre de otros años, ni dolores musculares, ni nada de nada. No tuve necesidad de pararme, ni de beber nada, antes sudaba muchísimo y esta vez nada… la carrera ha sido un placer, lo más parecido a volar…

Te leo todos los días y creo que mi edad biológica ha debido mejorar sensiblemente, llevo una semana sin fumar… la dieta se hace un poco dura pero como ves me compensa en muchos aspectos, no solo el correr, me encuentro muy bien, mi tránsito intestinal ha mejorado, etc.

Me parece tan aclarador el relato en cuanto al poder de la comida, que no he podido resistirme a compartirlo con vosotros.

Esta persona durante este mes además de haber comido alimentos biológicos, ha hecho una dieta donde los cereales integrales han representado el 50% al menos, ha tomado algo de pescado, legumbres y verduras. Como se trataba de equilibrar un desorden yin ha tomado como complemento Té kukicha con kuzu y umeboshi dos veces al día, simplemente. Ni siquiera ha seguido las recomendaciones del post Alimentación y práctica deportiva, que son más específicas y además de dejar de sangrar, HA RECUPERADO LA SALUD.  Este es un ejemplo de la medicina basada en la evidencia.

Comparte esta entrada!

    8 comentarios en “La Medicina basada en la evidencia

    1. Excelente ejemplo. Como este tuyo, hay muchos. Yo mismo cuando empecé, recuerdo que de no poder dar dos vueltas al instituto corriendo (Bachillerato nocturno) porque me ahogaba, pasé en un mes, a hacer cursillos de natación, ir a un gimnasio y corriamos varios kilometros de entrenamiento, también me apunté a aprender judo……en fin que no me reconocía. He visto otros casos tambien muy expresivos.
      El valor de lo que comemos y bebemos es incalculable, y solo uno mismo tiene que experimentar y ponerse en práctica, porque los estamentos oficialmente establecidos no serán los primeros en aconsejar una dieta para remediar multiples achaques.

    2. Partiendo de la base de que me parece fundamental la alimentacion y más si es macrobiotica tanto en la vida diaria como en los que realizamos deporte regularmente y más en concreto running, aunque sea a nivel aficionado, creo que la exposición dada por dicho aficionado no sean del todo cierta ya que hacer 48 km en una mañana, ducha, comida y después a trabajar y estar tan fresco ,no sé.
      Desdd mi experiencia, con varias maratones y bastantes medias, el cuerpo se queda de todo menos fresco.
      Que estamos hablando de 48 km.
      En fin no se si Elena nos aclarara algo pero creo que es una barbaridad.
      Eso sí, di sucedió asi mi mas sincera enhorabuena de uno que termino la maraton de San Sebastian en 3:11 y acabó de todo menos fresco.

      1. Hola Jesús, yo no he corrido maratón nunca y no estoy en los tiempos ni en las marcas, pero te aseguro que las afirmaciones vertidas en ese mail son absolutamente ciertas y hay más, descenso en el número de pulsaciones… Era un mail sincero de el cambio espectacular que ha experimentado al cambiar la forma ce comer, lo compartí porque me conmovió. Es un hombre de casi 60 años, con experiencia corriendo, al que conozco muy bien porque es una persona próxima a mi entorno.
        Si te diré para ayudar a comprender, que decir yo hago macrobiótica o yo como macrobiótico, no dice nada, él precisamente ya “hacía macrobiótica” cuando le pasó lo del sangrado y su respuesta en las maratones era la de acabar desfondado y demás. En este caso ha hecho “una dieta macrobiótica a su medida”. Por respeto a la privacidad, ya que se trata de un paciente, no puedo revelar más datos. Un saludo.

    3. Por una amiga me han llegado comentarios de 2 casos, de verdadero impacto relacionado con este tema: recuperación y una vitalidad increíble, como no tengo la más mínima duda sobre la credibilidad de esta señora-amiga, y permitiéndome hacer un refuerzo al comentario del Sr. maratonista:¡¡¡me lo creo!!!Pat

      1. Hola Patricia, efectivamnte, como los alimentos son mucho más que hidratos de carbono, antioxidantes y demás, cuando se realiza una práctica alimenticia equilibrada desde el punto de vista energético (del yin y el yang) y personalizada, se pueden observar cambios muchas veces llamativos en la recuperación de la vitalidad, la rsistencia… En mi día a día en la consulta, lo compruebo una y otra vez. Un saludo.

    4. Gracias

      En el hospital Donostia de San Sebastián, al menos en el edificio Amara (“Tórax”), hay letreros que indican “Medicina basada en la evidencia-PCRON”. Se ve en http://www9.euskadi.net/sanidad/osteba/datos/d_13_01_pami.pdf , donde lo primero se abrevia como MBE. Al no encontrar en internet el significado de PCRON he preguntado al hospital. Tengo la solución:

      PCRON = Paciente crónico

      Fuente: http://boards4.melodysoft.com/miforomedico/pcron–paciente-cronico-4.html

      Saludos

      1. Hola Udkers, cuando le dí ese nombre al post, es porque la expresión “Medicina basada en la evidencia” se usa en los ámbitos médicos para explicar los resultados sobre los que no hay un protocolo estandarizado, es decir un método comprobado para curar. La “evidencia” son los caso clínicos donde la enfermedad se ha resuelto a través de una práctica no estadarizada y/o conocida. Un saludo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>