Sustituir la carne IV: Las azukis

azuki

Continuación del post:“Sustituir la carne IV: Los garbanzos”

Son unas alubias de color rojo oscuro, pequeñas y redondas, originarias de Japón. Además de sus propiedades terapéuticas en los desórdenes renales son la base de muchos postres de la cocina tradicional oriental.

Son unas legumbres tradicionalmente cultivadas en Oriente. Aunque parece que su origen está en el Himalaya, más tarde su cultivo se extendió por toda Asia y hoy son la segunda legumbre más consumida en Japón después de la soja verde. Su nombre científico es Vigna angularis y se conoce como azuki o adzuki, otros la llaman soja roja.

Son unas alubias pequeñas de mata baja que se prestan a ser cultivadas en nuestra tierra. Sus beneficios para la salud, nos deben animar a experimentar su cultivo. Producen un gran rendimiento. Destacan por su alto contenido en proteínas, minerales y fibra. Su contenido en grasas es mínimo, menos del 1%.

Propiedades nutricionales

Como el resto de las legumbres sus hidratos de carbono de absorción lenta las hacen indicadas para los diabéticos. Por su sabor dulce, que no azucarado se usan en la cocina tradicional oriental para preparar postres, lo que no deja de ser sorprendente para los occidentales.

Su contenido en minerales, principalmente hierro y magnesio, las hacen muy indicadas en el embarazo y tanto para fortalecer la sangre como los huesos.

A diferencia del resto de las legumbres, son mucho más digestivas, más suaves, por lo que pueden ser la primera legumbre que daremos a los bebés cuando introduzcamos los alimentos sólidos y también son muy adecuadas para personas que no digieren bien las alubias, garbanzos…

Las azukis y la Medicina Tradicional China

En La medicina oriental, las alubias en general se asocian al buen funcionamiento del riñón, la vejiga y el aparato reproductor y las suprarrenales, lo que los orientales llaman el elemento agua. Pero entre todas las legumbres arriñonadas, las azukis tanto por sus características físicas (son pequeñas, yang), como nutricionales (tienen una gran riqueza en minerales), llegan a alcanzar la categoría de alimento medicamento.

Su comportamiento no es el mismo que el de las alubias rojas de nuestra tierra. En los desórdenes de los riñones, como la caída del cabello, los edemas, las lumbalgias, las cistitis… son un alimento de elección. Podemos usarlas como comida o prepararlas en forma de té, en este caso usaremos más agua y las coceremos más tiempo.

Preparado medicinal: Té de azukis

En este caso, si es posible utilizaremos las azukis Hokkaido que son una variedad que crece en tierra volcánica y es más rica nutricionalmente.

Lavamos bien una taza de azukis en varias aguas y las ponemos en remojo con agua filtrada o embotellada, la noche anterior. Lavamos una tira de alga kombu como de unos 5 cm. aproximadamente y la ponemos a remojar en un recipiente aparte, también la noche anterior, con agua filtrada o embotellada.

Al día siguiente, tiramos el agua del remojo de las azukis y ponemos la olla a presión con abundante agua, el alga kombu previamente troceada con el agua del remojo y las azukis, no añadimos sal. Cuando la válvula de la olla empieza a dar vueltas, bajamos el fuego al mínimo 30 minutos.

Mientras, lavamos y troceamos una pequeña cantidad de calabaza y/o de cebolla. Abrimos la olla a presión, añadimos las verduras y la sal marina. Mantenemos la cocción con tapa pero sin presión durante 30 minutos más. Justo antes de retirar del fuego, añadimos una cucharadita de tamari por cada ración que hayamos cocinado.

Colamos el potaje que lo podemos reservar para otra comida y tomamos el caldo a modo de té, un par de veces al día durante tres o cuatro días. Para reforzar su efecto podemos añadir en el momento de tomarlo una cucharita de zumo de jengibre recién exprimido.

Continuará en el post: “Sustituir la carne V: La soja verde”

56-legumbres-01

Comparte esta entrada!

    18 comentarios en “Sustituir la carne IV: Las azukis

    1. Seguro que esta riquísimo¡¡. Muy interesante la receta del te Elena. ¿Podemos incorporarla a los menus que nos indicas en tu consulta?. En caso de que así sea: sustituiría al almuerzo o merienda o lo complementaría?.
      Un saludo

      1. Hola Itziar, el te de azukis se tomaría solo cuando hay necesidad, si no tienes malestar en los riñones no sería necesario. Es lo mismo que el té kukicha con kuzu y umeboshi, lo has de tomar cuando lo necesitas. Es decir hay alimentos que aunque sean “muy buenos” si no los necesitamos no es necesario que formen parte de nuestra alimentación diaria. Ahora tienes un recurso más, experiméntalo. Un saludo.

    2. Yo conozco el azuqui común, el azuqui Hokkaido, y la soja roja, que es diferente de los azukis. En sabor, dista mucho el azuqui de la soja roja.
      Creo que aunque algunos no distinguen soja roja de azuqui común, sí que es interesante notar la diferencia. Elena, felicidades por tus artículos.

    3. Hola Elena,
      Gracias una vez más por transmitir tus conocimientos.
      Si tal y como dices, cuando existe debilidad en los riñones es aconsejable tomar este té de azukis durante 3 o 4 días, ¿se puede alargar más tiempo?
      ¿Podría hacerse el té para varios días o es necesario cocinarlo cada día?. Si es posible prepararlo para más de un día, ¿sería necesario conservarlo en el frigorífico?
      Mil gracias. Un saludo

      1. Hola Esan, claro que se puede tomar más días, pero eso depende de la condición de la persona. Cuando escribo lo hago para dar una información general, que luego se puede adaptar a cada caso particular.
        Cuando pretendes hacer algo con una finalidad curativa, lo ideal es que prepares el té cada día. Piensa que estamos trabajando la energía. Otra cosa diferente es comer cuando estás con salud y le dedicas menos tiempo a la cocina. Un saludo.

    4. Hola:

      Tras sufrir un colico nefrítico, he estado tomando caldo de azukis durante unos 4 días. Me siento mucho mejor pero me han salido muchísimos granos por todo el cuerpo. ¿Puede ser una reacción normal?

      Gracias

    5. Hola Elena. Mi pregunta es acerca de cómo cocinarlas ya que la única vez que lo hice me quedaron con un cierto amargor que no era muy agradable. Parecido a la quinoa cuando no la lavas bien. ¿Sabes porqué puede ser?. Las dejé en remojo y luego, tras tirar esa primera agua las cocí, es verdad que no le añadí el alga Kombu.

    6. Muchas gracias Elena por la información tan interesante que nos transmites.
      En relación con las azukis, quiero recomendarte una película que está ahora en los cines Yamaguchi: “Una pastelería en Tokio”.
      Preciosa.

      1. Hola Inés, gracias por la sugerencia, sin duda me la habría perdido y es una gran película. De hecho hoy comparto la invitación a verla con mis seguidores de Facebook.
        Un saludo

    7. Hola Elena:
      Muchas gracias por tus posts.
      Mi duda es sobre la cantidad que puedo dar a mi bebé de 8 meses de azukis al día. Ahora le doy una cuchara sopera mezclada con cereales (mijo/quinoa/trigo sarraceno o arroz) más verduras.
      Muchas gracias de antemano.

      1. Hola Juan, la cuestión no está en la cantidad de azukis, sino en la proporción con el resto de alimentos y la frecuencia de consumo.
        La finalidad de las publicaciones tanto en el blog como en las redes sociales es dar información gneral sobre temas de Nutrición y Salud. Las cuestinones particulares como la que nos comentas las tratamos exclusivamente en la consulta de “Elena Corrales Nutrición y Salud”.
        Puedes contactar con nosotros en http://www.elenacorrales.com/
        Si no te va bien desplazarte, hemos creado un servicio nuevo de consulta no presencial que puede ser de tu interés.
        Un saludo.

    8. Hola Elena: He leído algo sobre las azukis japonesas, las chinas y las que se empizan a cultivar por aquí. ¿Cuales debemos usar y cómo encontrarlas?. En las tiendas no saben mucho de esto. Un saludo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>