Las formas de cocción transforman los alimentos III

Steamed-Vegetables

Hoy continuamos describiendo las restantes formas en las que podemos preparar los alimentos desde la perspectiva energética del yin y el yang, descubriendo las ventajas o inconvenientes de cada una, así como su idoneidad en cada caso.

Continuación del post: “Las formas de cocción transforman los alimentos II”

Comenzamos el recorrido de las formas de cocción más yin que nos permiten modular el aspecto energético de las verduras crudas más ligeras, para así mejorar su digestibilidad.

A pesar de lo populares que son las ensaladas, a muchas personas no les sientan bien y aunque os parezca paradójico a algunos, esto ocurre porque lo crudo requiere más fuerza digestiva que lo cocinado. También vamos a ver que hay formas de predigestión de los alimentos que no incluyen el fuego como es la fermentación.

 Al vapor

Esta forma de cocción energéticamente es yin y goza de gran popularidad, así como las ensaladas de las que hablaremos luego. Es una forma de preparar los alimentos muy ligth, que nos relaja y nos eleva, favorece la inspiración mental y el pensamiento, pero no nos aporta resistencia suficiente para la acción. Es adecuada para algunas verduras como la zanahoria, col, nabo, etc.

 Escaldado

Consiste en sumergir los alimentos en agua hirviendo unos instantes, como en el caso de las semillas germinadas o unos minutos como por ejemplo con les espinacas o las acelgas. Este tipo de cocción se utiliza para equilibrar verduras fuertemente yin y permite observar el efecto contractivo del fuego. El volumen de las verduras tras el escaldado es una mínima parte del que tienen crudas.  Esta forma de preparación de los alimentos es más yin que la anterior.

 Prensado

Es una forma poco conocida en nuestra tradición culinaria y muy común en los países asiáticos. Requiere una prensa de verduras que es un recipiente sencillo que nos permite el prensado de la col, la zanahoria… y las hace más digestibles. El prensado es el punto de partida de otra forma de predigestión de los alimentos que no utiliza el fuego de la que hablamos más adelante: la fermentación.

 Crudo

Lo crudo consiste en comer los alimentos tal cual sin someterlos a ningún proceso culinario. Como la mayoría de las verduras tiene mucho más potasio que sodio, son enfriadoras y por eso a muchas personas las ensaladas no les sienten bien, y les repiten algunos alimentos como los pepinos, la lechuga o el ajo… Si tenemos debilidad digestiva debemos al menos escaldar o prensar los alimentos. También podemos tomar ensaladas hervidas.

 Batido

La batidora yinguiza los alimentos que trituramos, tiene una poderosa energía centrífuga o lo que es lo mismo, expansiva, de modo que usaremos esta forma de preparación de los alimentos de forma ocasional, en platos de fiesta donde la apariencia y la presentación sean muy importantes, pero en ningún caso la usaremos de forma cotidiana de preparación de los alimentos. Por otra parte, el puré o batido resultante no ayuda a una correcta insalivación y menos aún masticación, por lo que se favorece la indigestión y la formación de gases. Por eso las llamadas dietas blandas que recomiendan los médicos no dan los resultados esperados e los pacientes con dispepsia. Se trata de masticar para que lo que llegue al estómago esté blando, no de pasar los alimentos por la batidora.

 Fermentado

Es una forma tradicional de predigerir los alimentos sin necesidad de usar el fuego. Es fuertemente yin. Son ejemplos de alimentos fermentados: el vino, la cerveza, el vinagre, el chucrut…

De los tres tipos de fermentación, la acética, la alcohólica y la láctica, esta última es la más saludable; fermentar las verduras las hace más digestibles y se enriquecen en vitaminas, enzimas y bacterias probióticas.

Vemos que existe un extenso abanico de formas de cocinar los diferentes alimentos. Cuando gozamos de buena salud o en ocasiones especiales, podemos utilizar formas extremas de cocción, pero para cultivar la salud, en el día a día es recomendable utilizar las formas intermedias y adecuarlas a cada tipo de alimento.

Salud para todos

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>