Las sardinas, ese gran alimento

sardinas

Uno de los alimentos más conocidos de la dieta mediterránea y de todas las zonas de costa, son baratas,  sabrosas y saludables. ¿Porqué no incluirlas en la dieta?

Al ser de pequeño tamaño concentran menos mercurio y metales pesados, de modo que son más saludables que los pescados azules de gran tamaño.
Se pueden tomar a la plancha, al horno, en conserva, marinadas, rebozadas, etc.

Beneficios de las sardinas

  • Están indicadas en las dietas de adelgazamiento porque aunque son muy ricas en nutrientes, son bajas en calorías.
  • Son cardiosaludables por su riqueza en ácidos grasos ω3. Estas sustancias mejoran los niveles de colesterol, bajan la presión arterial, previenen las arritmias, etc.
  • Protegen las funciones cerebrales. Los ácidos grasos ω3 al ser estructurales de las membranas celulares, son esenciales en el funcionamiento del sistema nervioso por lo que repercuten en el aprendizaje y el comportamiento. La depresión y el deterioro cognitivo asociado a la edad están relacionados con la carencia en estos nutrientes.
  • Fortalecen al sistema óseo gracias su alto contenido en minerales y particularmente en calcio. También son ricas en vitamina D que facilita la absorción y la fijación del calcio en los huesos.
  • Están indicadas en casos de anemia ya que son muy ricas en vitamina B12 , nutriente esencial para la absorción del hierro.
  • Ayudan en las enfermedades inflamatorias de las articulaciones (artritis, reuma), por el efecto anti inflamatorio de las grasas ω3. También son eficientes en las inflamaciones de las vías respiratorias como la bronquitis, etc.

Formas ideales de consumo

Hay dos formas de preparación ideales para obtener el máximo beneficio de este preciado alimento.

En conserva

Este consejo puede parecer paradójico, pero es en el único caso en el que tomamos las sardinas con las espinas, lo que nos permite beneficiarnos de su riqueza mineral. Como la vitamina D es termorresistente, son un mucho más que un recurso para cuando no las podemos tener frescas.

Marinadas

En este modo de preparación preservamos al máximo los ácidos grasos esenciales que son termosensibles. Para hacer un macerado saludable utilizaremos aceite de oliva virgen extra biológico, vinagre de umeboshi y un poco de perejil. Evitaremos el ajo en todos los casos ya que es un alimento energéticamente desequilibrado, fuertemente yin.

35-sardinillas-en-aceite-01

Comparte esta entrada!

    2 comentarios en “Las sardinas, ese gran alimento

    1. Me han diagnosticado blefaritis, por lo que me pica constantemente la zona del nacimiento de las pestañas, aparte de la presencia de una especie de motas de polvo blancas. Me han dicho que hay muy poco que hacer (en cuanto a remedios) más allá de una limpieza exhaustiva con toallitas especiales de farmacia.
      Una vez más, Elena, me resisto a este “poco que hacer” y espero el comentario de la perspectiva de la Medicina Biológica.
      Mil gracias y saludos.

      1. Hola Eva, la finalidad de las publicaciones tanto en el blog como en las redes sociales, es dar información general sobre temas de Nutrición y Salud. Los temas particulares como el que nos comentas los tratamos exclusivamente en la consulta de Centro de Medicina Biológica Elena Corrales.
        Un afectuoso saludo
        http://www.elenacorrales.com/

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>