Limpieza hepática I

olive oil

Hoy en día las curas de la vesícula biliar (también llamadas limpiezas hepáticas) tienen una gran notoriedad en los ámbitos de Internet y hay muchas páginas que alaban sus maravillosos efectos. Aunque como muchas otras cosas, no es oro todo lo que reluce.

El cuidado y la desintoxicación hepática son muy populares en los ámbitos naturistas. De hecho es una de las opciones terapéuticas más ampliamente utilizadas.

Todas consisten en tomar aceite de oliva, zumo de limón, de manzana o de pomelo y algún suplemento de sales de potasio, o de magnesio. Se dice que tras la cura se eliminan los cálculos biliares. Nada más lejos de la realidad.

Se ha comprobado que esos cálculos eliminados en las heces no contienen colesterol, bilirrubina, ni calcio y que están formados básicamente por ácidos grasos.

La explicación es que las lipasas gástricas actúan sobre los triglicéridos presentes en el aceite de oliva ingerido, hecho que junto con el zumo de limón y las sales de potasio hace que se formen unas piedras de jabón verduzcas. Esto explica porqué si repites la cura una y otra vez, vuelves a expulsar más “piedras”.

Para defender la veracidad de esas limpiezas hepáticas bastaría con una ecografía de la vesícula biliar con cálculos biliares antes de la cura y otra ecografía posterior con la vesícula biliar limpia después de la cura.

No deja de ser curioso que las páginas de Internet que proporcionan esa información, insisten en vendernos el suplemento especial para desintoxicar el hígado.

La visión de la Medicina Biológica

La aproximación holística de la salud nos lleva a entender el organismo como un todo relacionado y para que gocemos de una salud plena, es necesario que todos los órganos del cuerpo funcionen en armonía. El estado de salud es lo más parecido al funcionamiento de un ecosistema en equilibrio.

Desde esa perspectiva no es recomendable estimular a un órgano (en este caso el hígado y la vesícula biliar), sin contemplar al resto.

En el próximo post ofrecemos una propuesta razonable de en qué casos hacer una desintoxicaron hepática y con qué herramientas.

Continúa en el post: “La limpieza hepática II”

Comparte esta entrada!

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
    8 comentarios en “Limpieza hepática I

    1. Hola Elena, he vivido la experiencia de una compañera de trabajo, que después de la “limpieza hepática” guardó un tubito de cristal lleno de cálculos que los llevó a analizar a un laboratorio, para que le confirmasen cual era su composición.

      Después de la “limpieza”, volvió al trabajo totalmente renovada: le había cambiado además del color de cara, también el carácter y se mostraba con mucha energía, en fin, lo opuesto a cuando se dió de baja.

      No se si fué efecto placebo, pero el efecto real positivo, si que nos asombró a todos.

      1. Hola Jaume, lo que digo en la primera parte del post que continúa pasado mañana, es que los cálculos que se eliminan con esas limpiezas se producen como resultado de la cura y que para afirmar que lo que se eliminan son cálculos biliares habría que demostrarlo teniendo una prueba ecográfica del antes y el después. No he hablado para nada del efecto colagogo del aceite de oliva.
        Por otra parte, en el escrito tampoco aclaras la composición de las piedras.
        Un saludo

        1. Ya entiendo que lo mas lógico sería hacer la prueba antes y después y siempre me extrañó que en ningún libro se hable de alguien que lo hubiera hecho así.

          Pero realmente asombra cuando lo vives tan de cerca. Una mujer joven de 40 años, siempre cansada, quejándose continuamente… y al cabo de un mes vuelve al trabajo sonriente, con ganas de trabajar, con alegría. Vamos, que nos quedamos todos muy sorprendidos.

          Claro que de eso, a decir que lo que nos enseñó eran cálculos extraidos de su vesícula hay todo un trecho, aunque no veo por qué tendría que mentir. Y como tu dices, si fueron creados durante la cura, pues hasta ahí, no llego.

          Gracias por dejarme postear.
          Saludos cordiales

    2. Hola Elena, estoy de acuerdo con Jaume. Los cambios después de hacer la limpieza son bastante objetivables. Yo la hice una vez y noté un subidón de energía muy importante.
      También estoy de acuerdo contigo, en que las “piedras” se producen durante la cura…
      Mi opinión es que la resonancia no es una prueba fiable. Las “piedras” no son radioopacas. Conozco varios casos con resonancias negativas y al quitarles la vesícula después de un cólico había cálculos.
      Muy interesante el tema.

      1. Hola Jabitxu, en ningún momento he cuestionado el efecto colagogo de todos conocido del aceite de oliva, ya se lo dije a Jaume.
        En cuanto al tema de la resonancia magnética, yo no hablo de ella en mi post, sino de la ecografía que es una herramienta reconocida y útil desde hace muchos años en el diagnóstico de los cálculos biliares. Es de todos sabido que las resonancias magnéticas son especialmente útiles para ver alteraciones en tejidos blandos. Dicho esto, añadir que ningún método de diganóstico es 100% fiable.
        Un saludo

    3. Es un tema muy interesante, aunque hay muy poca información que permita extraer conclusiones diagnósticas a partir de los cálculos expulsados. Yo misma la he llevado a cabo en cuatro ocasiones y siempre he experimentado mejorías importantes a nivel físico y cambios en lo emocional (es como si una se liberaran lastres bioquímicos y emocionales). Sin embargo, nunca he sabido qué es eso que aparece en las expulsiones, ni cómo valorarlo.
      Por ejemplo, en las dos primeras, solo salía una especie de gravilla de color garbanzo, en las dos últimas salieron, por primera vez, algunos de los clásicos cálculos verdes.
      Según leí en un foro dedicado al tema, la “gravilla” blanquecina está alojada en la vesícula y está compuesta de toxinas y colesterol, mientras que la verde proviene del hígado.
      Si estos cálculos no proceden de donde se dice, entonces, ¿qué beneficios aporta esta limpieza a estos órganos?; y en cualquier caso, ¿por qué se experimenta una mejoría tan notoria tanto en lo orgánico como en lo mental?

      1. Hola Elisa, precisamente en mi post explico lo que tu te preguntas. Las mejorías que has experimentado al hacer las limpiezas se deben al efecto colagogo del aceite de oliva. La pretensión del escrito no es decir que no se descongestina el hígado tomando aceite de oliva, sino que los cálculos que se eliminan se producen durante la cura y no son auténticos cálculos biliares. También explico que es más importante practicar unos buenos hábitos de vida que purgarse.
        Un saludo

    Responder a Jaume Romaguera Cancelar respuesta

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>