Utensilios de cocina y toxicidad I

KitchenGleam-e1358051972781

Para vivir de forma saludable no es suficiente con cuidar la calidad de los alimentos y el agua que tomamos, debemos tener en cuenta además, los materiales de los que están hechos los utensilios de cocina con los que preparamos los alimentos, ya que algunos pueden ser perjudiciales para la salud.

Siguiendo en la línea de cultivar la salud, debemos plantearnos no sólo lo que comemos y qué tipo de fuego usamos sino en qué recipientes cocinamos nuestros alimentos. Cada vez hay más personas con sensibilidad alimentaria y con sensibilidad ambiental, el llamado Síndrome Químico Múltiple (SQM), por eso hoy abordamos este tema.

Es bueno saber que algunos de los materiales utilizados en la fabricación de cacerolas, sartenes y demás utensilios, pueden tener efectos adversos sobre la salud. Los llamados metales pesados son elementos químicos que tienden a acumularse en el cuerpo y producen toxicidad, entre ellos están el mercurio, el plomo, el cadmio, el arsénico, y el selenio. A veces también se habla de contaminación por metales pesados incluyendo otros elementos tóxicos más ligeros, como el berilio o el aluminio.

El barro

Las cazuelas de barro tradicionales y los pucheros de esmalte suelen llevar plomo u otros metales pesados. En estos últimos debemos tener cuidado cuando se desconchan ya que los materiales que hay en la base pueden no ser inocuos.

El aluminio

Los utensilios de aluminio deben ser descartados ya que el aluminio es neurotóxico y está reconocido como uno de los factores relacionados con la enfermedad de Alzheimer. Está prohibido para uso culinario en muchos países y sin embargo en nuestro país todavía de venden recipientes de aluminio y se usan sobre todo en las cocinas industriales de escuelas, restaurantes, hospitales, etc.

Existe en el mercado un aluminio anodizado, es decir sellado, que impide la incorporación del aluminio a los alimentos, luego antes de comprar es recomendable leer e informarse.

El hierro colado (fundido)

Las cazuelas de hierro colado serían una buena opción, si no fuesen tan pesadas y por lo tanto poco manejables y si no requiriesen tantos cuidados para evitar que se oxiden.

El acero inoxidable

Las ollas de acero inoxidable son una aleación de hierro y carbono a la que se le añaden diferentes proporciones de metales pesados, por ejemplo el acero 18/10 lleva 18 partes de cromo y 10 de níquel, por lo que lo más indicado sería buscar ollas fabricadas con acero quirúrgico y o con acero japonés.

El teflón

El teflón es un material sintético que se usa como antiadherente en muchos utensilios de cocina de forma generalizada, este material contiene una sustancia el APFO, que se acumula en el cuerpo, que no es biodegradable y que produce alteraciones graves en los seres vivos (esterilidad, hipotiroidismo, cáncer…).

A pesar de las evidencias médicas, se sigue usando impunemente; pero existen alternativas, por lo que tendremos que informarnos antes de comprar una sartén. En el mercado existen muchas marcas donde dice libres de APFO.
Si utilizamos sartenes con teflón es muy importante que no se rayen y que no se desprenda el revestimiento.

Los plásticos

Los materiales plásticos son altamente contaminantes en su producción y la mayoría no son biodegradables, muchos actúan como disruptores endocrinos alterando las funciones hormonales tanto en hombres como en mujeres.

Nos referimos al bisfenol A que proporciona resistencia y dureza a muchos recipientes plásticos y a los ftalatos que les confieren elasticidad. La OMS el único plástico que recomienda para uso alimentario es el polipropileno, luego una vez más se trata de leer la composición de los productos que llevamos a la cocina.

Hoy en día, prácticamente todos los recipientes que utilizamos tienen sustancia químicas nocivas en mayor o menor cantidad. Esto no nos debe alarmar sino hacernos reflexionar, que en el siglo XXI, hay unos materiales que no son tan naturales como las vasijas de barro de las excavaciones arqueológicas, pero que nos permiten vivir con las condiciones que nos marca esta etapa de la historia.

Continuará en el post: “Utensilios de cocina y toxicidad II”

Comparte esta entrada!

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
    8 comentarios en “Utensilios de cocina y toxicidad I

    1. Hola Dra. Elena, yo tengo cacerolas de hierro colado, es verdad que son muy pesadas, pero la realidad es que te acostumbras. Son muy limpias y para fregarlas uso jabón ecológico y listo… Yo estoy encantada con ellas, sólo tengo 3 piezas, además tienen un diseño y unos colores preciosos.

      Saludos Isabel

    2. Hola Dra. Elena
      Gracias por el post, una información muy útil.
      Hace poco me he percatado que la cubeta del robot de cocina donde preparo los purés se está descochando y me preocupa pensar que está traspasándose a los alimentos del pequeño, especialmente porque es de aluminio (desconocía su toxicidad). Estoy buscando cubeta para cambiarla cuanto antes y he encontrado una casa que venden una cubeta de alta antihaderencia, ecológica y libre de PTFE y que no produce PFOA en la fabriación.
      Por una parte no informan que es de aluminio pero entiendo que sí, porque su “predecesora” la que yo tengo es de ese material, pero tampoco entiendo esa nomenclatura. Adradecería pudiera darme su opinión sobre comprar o no esta cubeta o decantarme por una de cerámica de piedra que según la ficha técnica también estaría libre de PTFE y PFOA. ¡Muchísimas gracias!

      1. Hola Cristina,
        Gracias por confiar en mi forma de entender la nutrición y la salud.
        La opción más saludable es no utilizar batidoras elécticas y hacer las papillas con un pasapurés.
        Pero si vas a usar la máquina, sin duda decántate por la cubeta de cerámica.
        Un afectuoso saludo

    3. Muchas gracias, por la rápida respuesta, me decantaré por la de cerámica.
      Me ha inquietado el punto en que comenta que es más saludable un pasapurés que una batidora eléctrica. ¿Podría ampliarme información sobre esto? ¿Hay toxicidad también en las batidoras eléctricas?

      1. Estimada Cristina,
        Gracias por contactarme y escribirme sobre tus inquietudes. Precisamente estoy programando las próximas publicaciones de mi blog y de facebook y es algo sobre lo que tengo previsto escribir. Sois muchos los seguidores que a diario me pedís consejo y me resulta imposible contestaros a todos. En tu caso, la inquietud que planteas, la contestaré desde mi blog/facebook en las próximas semanas.
        Blog:
        http://www.elenacorrales.com/blog.
        Facebook:
        https://www.facebook.com/Elena-Corrales-Nutrici%C3%B3n-y-Salud-378783615543015/

        Un afectuoso saludo

    Deja un comentario

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>