¿Qué es la Medicina?

Si preguntamos en la calle qué es la medicina nos dirán que es la forma de curar, es la ciencia dedicada al estudio de la vida, del mantenimiento y la recuperación de la salud, de las enfermedades, su diagnóstico, tratamiento y prevención.

En una primera aproximación podemos ver tres formas de entender la medicina:

Medicina sintomática

Es la más practicada comúnmente. Trata de eliminar los síntomas o de cambiar la condición del paciente usando los fármacos y hay muchas personas que solo conocen esta forma; así para la tos hay un antitusígeno, para la fiebre un antitérmico, para el dolor un analgésico… y en otros casos la solución es la cirugía.

Medicina causal

En este caso ya nos planteamos de dónde viene la enfermedad, cuál es el origen, no solo cómo se llama. No se trata de eliminar los síntomas sino de profundizar en la causa del desequilibrio.
En este nivel trataríamos la enfermedad a través de un cambio en la alimentación y complementaríamos con suplementos como plantas medicinales, remedios homeopáticos, complejos vitamínico-minerales, así como ejercicio físico o determinadas prácticas energéticas como el yoga, taichí, la acupuntura…

Medicina por la forma de vida

Es más filosófica y educativa, trata de recuperar la forma de vida basada en la autorreflexión a través de la relación del ser humano con el entorno, con la naturaleza, con el Universo. Para adentrarnos en este nivel vamos a ver algunos de los fundamentos de los que a mi entender sería la verdadera medicina.

El Macrocosmos y el Microcosmos

El ser humano es un microcosmos del universo que nos rodea, gobernado por las mismas fuerzas que rigen el macrocosmos. Somos parte de un todo no dividido que llamamos TAO.
Podemos hablar del organismo humano como de un ecosistema interior. Un ecosistema se define como un sistema vivo en equilibrio en el que el flujo de energía es constante.
Precisamente la característica que define a los ecosistemas en equilibrio es ese flujo de energía. No debemos olvidar que la energía se transforma de manera cíclica y es el motor que anima el funcionamiento de la vida.
El propósito de la verdadera medicina es proteger la vida humana preservando las condiciones dentro de las que se desarrolla, por eso trataría de mantener el orden en vez de corregir el desorden, este es el principio fundamental.
Ponernos a curar una enfermedad sería como cavar un pozo cuando ya se tiene sed. El verdadero médico debería enseñar cómo vivir para no enfermar, debería enseñar a cultivar el bienestar. Por eso la mejor forma de curar una enfermedad es prevenirla.
Esta visión no es privativa de los pueblos orientales, simplemente en occidente en el siglo XVII con Descartes se impuso la consideración de las personas como independientes de los sistemas vivientes que los rodean y la idea de que el ser humano puede dominar la naturaleza.
Nuestra tendencia actual es a separar lo físico de lo emocional, el tiempo y el espacio, la mente y el cuerpo… Este aspecto ha sido particularmente nefasto en las artes de la salud. Sin embargo las visiones de los médicos antiguos en occidente eran igualmente holísticas.

Actualmente no se trata de optar por la medicina oriental, holística, integradora o la medicina occidental, sintomática, intervencionista. No son medicinas alternativas. Se trata de comprender la situación de cada enfermo y utilizar las herramientas que nos aportan ambas visiones de modo, que en el momento actual, debería haber una “hibridación” entre ambas ya que son complementarias.

El QI

Es el principio creador y formador asociado con la vida. Todas las formas de vida son manifestaciones del QI. Es una fuerza inmaterial que tiene manifestaciones palpables y observables.
El QI tiene su propio movimiento, genera movimiento y calor, aviva el cuerpo, de modo que todas las manifestaciones físicas y emocionales son la expresión del QI.
Igual que un ecosistema natural es un medio dinámico autorregulado que transforma la luz solar y el agua en vegetales vivos, es decir, transforma la energía procedente del cielo y de la tierra en vida, el cuerpo humano está envuelto y es atravesado por corrientes de QI que conectan y dan vida a todas sus actividades.
El cuerpo humano está sujeto a los mismos ritmos y ciclos que cualquier ecosistema en la naturaleza, ya sean diarios, mensuales, estacionales…
A lo largo de la historia los médicos tanto en Oriente como en Occidente conceptuaron al cuerpo en esos términos, de ciclo, transformación, movimiento… y no como un conjunto de células, órganos, aparatos y sistemas. Esta visión es muy reciente y tiene que ver con la medicina moderna.
Igual que un ecosistema está formado por agua, tierra y aire, el cuerpo está organizado en sangre, fluidos y QI.
La Sangre gobierna los tejidos y su función es nutrir. Los Fluidos gobiernan el medio interno y su función es humedecer. El QI gobierna la forma y la actividad del cuerpo y su función es mover.
En la naturaleza mientras no hay un desastre natural o una intervención humana aberrante los ecosistemas permanecen en equilibrio. La energía en su perpetua transformación sería el motor de esos cambios. Un ecosistema en equilibrio tiene una cierta capacidad de soportar una sequía ocasional, una plaga de insectos, una infección por hongos, una tormenta de verano. Debemos saber que demasiado sol quema las plantas, demasiado viento las seca, demasiada agua pudre las raíces.
En el ser humano la enfermedad representaría la pérdida de capacidad de adaptación a esos desórdenes como son el exceso de Qi, la nutrición incorrecta, la mala circulación de la sangre y de los fluidos…
¿Cuál sería la función del médico en este concepto del cuerpo humano?
Sencillamente, como la de un biólogo experto en ecología. De modo que a través de su conocimiento ayudaría a que la vida se expresase de la forma más armoniosa, utilizando las artes curativas como la dieta, la fitoterapia, la acupuntura y el ejercicio como factores de regulación y mantenimiento de la salud.

Comparte esta entrada!

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
    6 comentarios en “¿Qué es la Medicina?

    1. Totalmente de acuerdo, conocer mejor cómo funcionamos como ser vivo y comportarnos en base a ello nos puede conducir al equilibrio. Un equilibrio no sólo como individuos. Tal cambio de comportamiento y de forma de ser/estar en el mundo acarrearía un cambio social muy potente, una sociedad mucho más armoniosa con las leyes naturales…

      Muchas gracias por tu blog, es un placer leerte cada semana!

      1. Estimado lector: Me encanta saber que al otro lado hay personas como tu, que entienden que tenemos que construir un mundo mejor y para eso tiene que haber un cambio personal en todos los niveles del individuo: físico, emocional y espiritual. Solo a través de la transformación personal individual, se producirá la transformación colectiva. Mi aportación pretende mostrar el poder de la comida, no solo en el plano físico, sino en todos los planos del ser.

    2. “Ponernos a curar una enfermedad sería como cavar un pozo cuando ya se tiene sed. El verdadero médico debería enseñar cómo vivir para no enfermar, debería enseñar a cultivar el bienestar. Por eso la mejor forma de curar una enfermedad es prevenirla”.
      Elena, estoy totalmente de acuerdo con esto, yo trabajo siguiendo esta premisa. ¿Podría cogerte esta parte del texto y ponerlo en mi blog, con tu nombre?

      1. Sin problema Ana, las frases no son de nadie, uno las dice, otro las oye… y otro las comparte. Si a través de nuestro mensaje ayudamos a despertar la conciencia, ya está bien.

    Deja un comentario

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>