Dietoterapia y cáncer I

cancercelulas

Aunque hay múltiples estudios que relacionan la alimentación moderna con el cáncer, al paciente oncológico rara vez se le dan unas recomendaciones nutricionales, hoy te descubrimos lo que puede aportar la dieta como terapia.

A pesar de que hay numerosos estudios que afirman que el 90% de los cánceres se desarrollan por factores ambientales y que la dieta y los hábitos de vida son determinantes, la mayoría de los protocolos oncológicos no incluyen ningún tipo de recomendaciones nutricionales a los pacientes con cáncer. En la práctica no se contempla el efecto de la dieta en la génesis del cáncer y mucho menos en su curación.

Sólo algunos oncólogos alertan a sus pacientes sobre los peligros de la soja y en ningún caso se habla de consumir alimentos biológicos. Aunque hay estudios científicos que demuestran que los productos lácteos no están indicados por su alto contenido en hormona del crecimiento, en el cáncer se sigue recomendando tomar yogures… de modo que el paciente oncológico cuando busca información por su cuenta, encuentra recomendaciones muchas veces contradictorias y poco concretas.

Hay mucha literatura que habla de antioxidantes como los polifenoles y las antocianinas, de alimentos alcalinizantes, de ácidos grasos trans… pero la mayoría de los enfermos no son expertos en nutrición y en el caso que nos ocupa es determinante saber de qué alimentos provienen esos nutrientes milagrosos, en qué proporción se deben tomar y con qué frecuencia.

Nos referimos a que hay escritos que recomiendan evitar la glucosa, es decir los dulces, porque las células tumorales son grandes consumidoras de azúcar y luego recomiendan tomar remolacha roja porque es rica en antioxidantes, lo mismo ocurre con el cacao que a pesar de que contiene grasa saturada y teobromina, se recomienda porque tiene polifenoles, de igual manera que cuando se recomienda tomar siete tazas de té verde al día…

La Dietoterapia

La Dietoterapia es la aplicación del arte de la nutrición a los problemas de la salud. Se basa en modificaciones de la alimentación habitual que respondan a las necesidades de cada enfermo. La dieta terapéutica es la que se diseña para el tratamiento de la enfermedad y que sirve para curarla o compensarla, a veces como único tratamiento o combinada con otras medidas terapéuticas.

Para que la dieta sea terapéutica debe inhibir el desarrollo de las células tumorales, mejorar el sistema inmune y reducir los efectos tóxicos de la quimioterapia.

Mi definición de salud

La salud es un equilibrio con el ambiente que nos rodea. Es la forma como nos relacionamos con nuestro entorno a través de lo que comemos, bebemos, respiramos, sentimos… A nivel celular es el equilibrio con el medio que rodea a las células: la matriz extracelular. Es lo que llamamos la homeostasis.

Hay cuatro constantes físicoquímicas del medio interno que nos permiten definir la salud desde un punto de vista cuantitativo y son:

pH mide el grado de acidez-alcalinidad
rH2 mide el nivel de oxidación-reducción
ρ (resistividad) mide la concentración de electrolitos
Na/K mide la relación sodio-potasio

La bioelectrónica de Vincent es el método de diagnóstico del terreno que nos permite conocer el pH, el rH2 y la ρ en la sangre, la saliva y la orina.

La organometría funcional es otro método de diagnóstico del terreno que nos permite de un modo indirecto valorar el equilibrio sodio/potasio.

El perfil bionutricional IoMET es un sencillo test que nos aporta información complementaria a los dos métodos anteriores.

En el abordaje del cáncer desde la nutrición, es esencial restablecer las condiciones de equilibrio de las cuatro constantes enumeradas más arriba, no es suficiente con tomar antioxidantes o beber agua alcalina.

Continúa en el post: “Dietoterapia y cáncer II”

55-cereales-integrales-01

Comparte esta entrada!

    6 comentarios en “Dietoterapia y cáncer I

      1. Hola Patricia, la información que me pide la voy a ir poniendo en el blog semanalmente. Mañana sale “Dietoterapia y cáncer II”
        Un saludo

      1. Hola Amaia, todo lo contrario. Si lees de nuevo el texto, precisamente lo que explico es que se recomiendan (en internet, en libros…) cosas tan peregrinas como el vino o el cacao para curar el cáncer porque contienen antioxidantes… Un saludo

    1. Hola Elena, quería preguntarte si en tus tres décadas trabajando con pacientes has tenido algún caso de personas que se hayan curado del cáncer SOLO haciendo una dieta específica equilibrante y sin recurrir a la quimioterapia. Muchas gracias y saludos.

      1. Buenos días Daniela,
        Agradezco tu interés, así como la atención y parabienes que me regalas habitualmente cada vez que publico mis reflexiones. Como sabes, estoy inmersa en un proyecto editorial en el que quiero dar a conocer a quien quiera conocerlas, mis verdades, método terapéutico, experiencias clínicas de éxito… y entre estas últimas, claro está, algunas relacionadas con la epidemia en que está empezando a convertirse el cáncer.
        Precisamente el libro es un formato que permite documentar e investigar en profundidad. Las publicaciones del blog están orientadas exclusivamente a haceros pensar a partir de claves concretas comprensibles para todos los públicos. No sería riguroso, ni científico por mi parte, exponer aquí, en mis redes, casos específicos.
        Gracias nuevamente por la energía que transmites.
        Un afectuoso saludo,
        Elena

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>