Archivo de la etiqueta: Macrobiótica

La validez científica de la macrobiótica: mi método terapéutico

El pasado 17 de noviembre, tuve el privilegio de participar como ponente en el II Congreso Nacional de la AMU que se celebró en Pamplona, ciudad en la que resido.

Los problemas de salud derivados de los hábitos alimenticios actuales son tan importantes que es urgente sensibilizar a los ciudadanos sobre la importancia de una buena alimentación. De hecho, todos los ponentes coincidimos en la necesidad de impulsar un cambio de dirección en la forma de comer, y la visión energética de los alimentos es en este caso imprescindible.

Cuando contemplamos a los alimentos más allá de los nutrientes, comprendemos cómo lo que comemos es responsable de nuestro bienestar tanto físico como emocional; determina la calidad del sueño, la resistencia en las actividades cotidianas, incluso la vitalidad sexual…

Mi agradecimiento a organizadores y ponentes, así como a todos los asistentes del evento. Fue un placer poder compartir e intercambiar puntos de vista sobre este maravilloso tesoro nuestro llamado salud.

Comer, algo más que alimentarse

fotofamilia

El acto de comer va más allá que el de aportarnos los nutrientes que necesitamos para estar correctamente alimentados. Hoy profundizamos en los diferentes aspectos desde los que abordar el hecho de comer.

El nivel de conciencia de cada uno de nosotros evoluciona desde el mismo momento de la concepción según un patrón que va desde los aspectos más primitivos, químicos, hasta los más elevados, espirituales y hoy vamos a ver cómo se manifiesta en la forma en que comemos.

La supervivencia, satisfacer el hambre y nutrir al cuerpo

El primer nivel más instintivo, mecánico,  es el de comer en función del apetito del momento, la persona come cualquier cosa que esté a su disposición en su entorno, da igual si lo que come es natural, congelado o transgénico, simplemente responde automáticamente al estímulo del hambre. Esta forma de comer se parecería más a la de los animales, se trata de saciar el apetito con cualquier cosa.

Aunque en la vida intrauterina el feto, “no come”, los nutrientes se procesan de modo mecánico a nivel de la célula; estaríamos ante la manifestación  del nivel más primario de la conciencia.
SIGUE LEYENDO

Dietética clásica y Macrobiótica X: ¿Cómo diseñar un menú?

La Dietética clásica a la hora de diseñar un menú utiliza cuatro grandes grupos de alimentos. Hoy analizamos cada uno de ellos.

Continuación del post: “Dietética clásica y Macrobiótica IX”

Para aportar los nutrientes necesarios en una dieta equilibrada deberíamos elegir los alimentos que sean fuentes óptimas de hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, sales minerales y agua.
SIGUE LEYENDO

Dietética clásica y Macrobiótica IX: La distribución de los nutrientes en el día

Continuación del post: “Dietética clásica y Macrobiótica VIII”

¿Qué hay de cierto en el dicho popular de “Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo”?

Esta afirmación popular habla de la distribución de la cantidad de alimento a lo largo del día, pero hoy se plantean numerosas variantes como veremos a continuación.
SIGUE LEYENDO

Dietética clásica y Macrobiótica V: Las vitaminas

Continuación del post: “Dietética clásica y macrobiótica IV”

Los estudios más recientes sobre nutrición han desmontado los dos mitos sobre las vitaminas: la destrucción por la cocción y el que haya que tomarlas de los alimentos. Descubre todo lo que necesitas saber.

Las vitaminas

Los estudios clásicos de nutrición de siglo pasado nos enseñaron que las vitaminas son nutrientes esenciales, es decir que nuestro cuerpo no los puede sintetizar por lo que hay que tomarlas de los alimentos frescos y que son termosensibles o lo que es lo mismo, que se destruyen por el calor.


SIGUE LEYENDO

Dietética clásica y Macrobiótica IV: Las grasas

GrasasmacrobioticaContinuación del post: “Dietética clásica y Macrobiótica III”

Aprende qué cantidad de grasa necesitas y cuáles son los alimentos más adecuados como fuentes de ese preciado nutriente. Descubre dónde están las grasas ocultas en los alimentos.

Las grasas

En las tablas de composición corporal de los habitantes de los países ricos el contenido en grasas que aparece como normal, es mayor que en las de los países pobres. Esto es debido a que en los países desarrollados, además de tomar mucha más cantidad de grasas de las necesarias, los hidratos de carbono simples, se convierten en grasa muy rápidamente. Entendemos que se toman como valores normales los dominantes en cada tipo de sociedad, por eso  los valores los contemplaremos de modo orientativo.


SIGUE LEYENDO