Archivo de la etiqueta: Proteínas vegetales

Mezclar proteínas animales y vegetales

Las proteínas representan uno de los tres grandes grupos de nutrientes junto a los hidratos de carbono y las grasas. Son imprescindibles en nuestra dieta, ya que a partir de ellas sintetizamos, además de masa muscular, enzimas, hormonas y neurotransmisores, entre otras sustancias.

Dentro de los vegetales nos aportan proteínas todos los granos: legumbres, cereales, frutos secos, semillas y, adicionalmente, las algas.

Todos los alimentos de origen animal son fuente de proteínas: carnes, pescados, huevos y productos lácteos.

En occidente, como domina la visión dualista del universo, todo se contempla como dividido o separado: la maldad y la bondad, la virtud y el pecado, la izquierda y la derecha… y en la nutrición, el caso que nos ocupa, lo animal y lo vegetal.

La respuesta a la controversia proteica sobre la superioridad de las proteínas animales sobre las vegetales la encontramos en las tradiciones milenarias de la humanidad: en todos los casos, el principal aporte de proteínas ha sido la combinación de un cereal con una legumbre u otra semilla y una pequeña cantidad de alimento animal, cuando el clima o la condición de la persona lo requiere.

Por eso podemos combinar las proteínas animales y vegetales según nuestra conveniencia, dependiendo de nuestra fuerza digestiva y estado de salud.

Sobreconsumo de proteínas animales y arteriosclerosis III

o-EGG-PROTEIN-facebook

La terapéutica de las enfermedades producidas por un sobreconsumo de proteínas animales en todos los casos pasa por unas drásticas medidas dietéticas, ya que los fármacos de los que se dispone en la actualidad no permiten la recuperación de tales dolencias. 

Continuación del post: Sobreconsumo de proteínas animales y arteriosclerosis II

Terapéutica en las enfermedades producidas por depósito de proteínas

La recuperación de la salud de estos enfermos pasa por un profundo cambio de alimentación: se prescindirá completamente de las proteínas animales y se consumirán con moderación proteínas vegetales en forma de legumbres y tofu.

En algunos casos, donde los valores de hematocrito estén por encima del 50 por ciento, pueden ser necesarias las sangrías (extracciones de sangre). Sus efectos terapéuticos son múltiples. En primer lugar, facilitan una pérdida proteica en la sangre, ya de por sí sobrecargada de proteínas en estos pacientes. Con una sangría de 400 cm3 se eliminan de la sangre unos 200 gramos de proteínas, cantidad que corresponde a 3 días de ayuno total.

Mediante esta técnica se consigue que la membrana basal engrosada de los capilares vaya disminuyendo progresivamente de grosor, mejorando así su permeabilidad. A medida que ésta se va normalizando van disminuyendo también los factores de riesgo, hasta llegar a alcanzar valores normales.
SIGUE LEYENDO