Archivos mensuales: junio 2018

Descubriendo las verduras III

verduras2

Hoy comparto información sobre dos familias de plantas comestibles muy diferentes entre sí. Unas muy populares, de consumo diario y menos saludables, y otras mucho más interesantes desde el punto de vista de la salud y poco consumidas por la mayoría.

Continuación en el post: Descubriendo las verduras II

Las Crucíferas, los súper alimentos

Son un conjunto de verduras poco frecuentes en nuestra mesa, en unos casos porque son consideradas alimento de pobres, y en otros por el olor característico que desprenden durante la cocción. Sin embargo son muy interesantes desde el punto de vista de la salud.

Las verduras de la familia de las Crucíferas (col, coliflor, nabo, rábano, coles de Bruselas, brócoli…) son ricas en sulforafanos, lo que les confiere propiedades anticancerígenas. Estos compuestos son responsables del fuerte olor a azufre que se produce durante su cocción.
SIGUE LEYENDO

Dextrógiro-levógiro, yin-yang

yin yang

Hoy quiero compartir algunas reflexiones acerca de la comprensión de algunos fenómenos, como las formas vivas y las inertes. Tanto desde la visión de la isomería óptica como de la visión energética de la Medicina Tradicional China. 

Existen numerosos compuestos químicos orgánicos con la misma fórmula molecular pero con propiedades físicas o químicas diferentes, son los llamados isómeros. Se distinguen por la diferente disposición espacial de sus átomos.

Las sustancias levógiras son las que desvían la luz polarizada hacia la izquierda (en sentido contrario al de las agujas del reloj), por ejemplo los aminoácidos.

Las sustancias dextrógiras, por su parte, desvían la luz polarizada hacia la derecha (en el sentido de las agujas del reloj), como los carbohidratos.

Por último, las sustancias racémicas, casi todas inorgánicas, son inertes, es decir, no desvían la luz que atraviesa un polarímetro.

No es casualidad que el DNA, molécula central de la vida, esté formado por una espiral dextrógira y una levógira que giran una sobre la otra como los dos cabos de una soga.

La visión energética de la Medicina Tradicional China afirma que la energía se manifiesta en dos formas antagónicas y complementarias: yang y yin. La energía yang gira en el sentido contrario a las agujas del reloj, o lo que es lo mismo es la manifestación del concepto levógiro. Contrariamente, la energía yin gira en el sentido de las agujas del reloj, expresión del concepto dextrógiro. De modo que podríamos decir que la doble espiral del DNA es la manifestación de la energía yin y yang.

Volviendo a la visión occidental, todos los seres vivos están compuestos por aminoácidos levógiros mayoritariamente, tanto las plantas como los animales. Cuando estos mueren, comienza la transformación de L-aminoácidos a D-aminoácidos hasta alcanzar la estabilidad. A este proceso se le llama racemización.

Las formas racémicas que son las que no desvían la luz ni a la derecha ni a la izquierda nos avisan de la muerte de la materia viva. Es otra forma de explicar que la energía yang domina la vida y nos ayuda a entender cómo debemos equilibrar nuestra alimentación.

 

Descubriendo las verduras II

verduras3

Hoy hablamos de la función de las verduras en el metabolismo y el drenaje. De este modo aprenderemos a elegir tanto la cantidad que consumimos como la proporción con el resto de alimentos del menú. 

Continuación del post: Descubriendo las verduras I

Alimentos constructores desintegradores

Definimos el metabolismo como el conjunto de reacciones químicas que se producen en nuestro organismo y que sustentan la vida.

Hablamos de anabolismo para referirnos a las reacciones en las que, a partir de los alimentos que consumimos, construimos nuevas células, hormonas, neurotransmisores, etc.

Contrariamente, el catabolismo agrupa a las reacciones de desintegración que favorecen la excreción y la eliminación de deshechos que se producen en nuestro organismo

Para gozar de una buena salud debe haber un equilibrio entre el anabolismo y el catabolismo y la proporción de alimentos que ingerimos es determinante en todos los casos.
SIGUE LEYENDO

La libertad de vacunación III

vacunas2

A través del post de hoy os invito a una reflexión profunda acerca de la conveniencia o no de vacunar a los hijos. Se trata de actuar desde la libertad que nos da el conocimiento, no desde el miedo ni la imposición. 

Continuación del post: La libertad de vacunación II

¿Las vacunas son antinaturales?

Según la OMS: no, al contrario, las vacunas simplemente están utilizando las leyes de la naturaleza. Gradualmente la ciencia ha ganado perspectiva sobre algunos de los mecanismos básicos utilizados por la naturaleza para prevenir y curar enfermedades infecciosas.

Según la liga para la libertad de vacunación: todo lo que sea imitar a la naturaleza no deja de ser un remedio. En esta imitación se usan productos que nada tienen que ver con la infección propia: conservantes, estabilizantes, etc. Productos que se han cultivado y de cuya pureza, en particular con los virus, no podemos tener una garantía plena. Al usar cultivos animales no podemos excluir la posibilidad de contagio con priones, proteínas sin ácido nucleico, que son resistentes a todos los medios terapéuticos hoy conocidos. Se introducen proteínas ajenas al organismo y al agente infeccioso (bacteria o virus). Por eso no se puede decir que la vacuna es natural.
SIGUE LEYENDO

El guerrero pacífico: nuestro sistema inmune

The concept of business growth .

Hoy comparto una breve reflexión sobre la interpretación de la lucha y la determinación como cualidades para alcanzar la salud.

Los conflictos tanto entre las personas como entre los países se deberían solucionar de forma pacífica, por eso todas las guerras son una desgracia en la que no gana nadie.

Otra cosa son las cualidades guerreras constructivas que deberíamos cultivar en aras de un mundo mejor. Todos tenemos unas cualidades que nos ayudan a sentirnos vivos y a luchar por lo que creemos justo, cuando protegemos a nuestros hijos, luchamos por ellos… Tener cualidades guerreras es lo mismo que ser fuertes para afrontar las dificultades de la vida.

Todavía hoy la figura del samurái ejerce una fascinación como expresión de valentía y nobleza de carácter. Son de todos conocidas las siete virtudes del samurái: justicia, coraje, compasión, respeto, honestidad, honor y lealtad.

Las virtudes guerreras se basan más en la defensa que en el ataque y se cultivan también en las artes marciales que utilizan la autodisciplina y la fuerza mental como herramientas, no sólo en la lucha, sino en la vida diaria.

Como las leyes universales se aplican tanto al macrocosmos como al microcosmos, podemos intentar ver a nuestro sistema inmune como un guerrero pacífico que nos defiende de las agresiones externas como los microorganismos, los alérgenos, la contaminación, etc.