Contrastando noticias

Cada vez es más frecuente leer por Internet falsos mitos de la nutrición disfrazados de información aparentemente veraz que, por lo general, cuentan con el respaldo de intereses de marcas comerciales, multinacionales o de la industria farmacéutica. Desde este apartado quiero enseñaros a separar el grano de la paja. El camino para no creernos todo lo que nos dicen pasa por contrastar las fuentes y desarrollar un criterio propio con unos principios robustos. A la hora de ofrecer una información impactante y que no deje indiferente, no todo vale. ¿O sí?

Las restricciones de la visión microscópica

2017-06-08-14-12-33-900x600

Hoy quiero compartir con todos vosotros una reflexión acerca de las restricciones que comporta la visión microscópica de los alimentos. No deja de ser sorprendente como muchas publicaciones priorizan el sensacionalismo antes que la información veraz.

La forma de ver los alimentos como una simple suma de nutrientes, es decir la aproximación microscópica, no permite hacer un abordaje comprensivo sobre el consumo o privación del café.

En una revista de gran tirada en nuestro país, en una página de puede leer que el consumo de café podría agravar el Alzheimer y solo unas páginas más adelante, una experta nos habla de un estudio que revela que tomar dos tazas de café una hora antes de hacer ejercicio reduce los dolores musculares que producen las agujetas, gracias a los polifenoles que contiene.

En otra no menos importante nos cuentan cómo, en California, por ley, el café se venderá como si fuera tabaco, es decir, alertando de que contiene acrilamida: un poderoso cancerígeno. Pero para aumentar más la confusión, en el mismo artículo se dice que hay estudios científicos que han demostrado que el café puede ser sano e incluso llegar a prevenir algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Y yo me hago la siguiente reflexión: cualquier persona con un mínimo interés por la salud, que es el comprador potencial de este tipo de publicaciones, después de leer los contenidos que acabo de resumir, ¿qué decisión puede tomar?

Os invito a cambiar de enfoque y aprender a ver los alimentos, lo mismo que el resto de los fenómenos, además de desde la visión de los nutrientes y antinutrientes, desde la visión global, funcional, energética y a contemplar igualmente la cantidad, calidad, frecuencia de consumo, así como la relación con el resto de alimentos de la dieta.

El café, ¿es saludable?

Hoy comparto con vosotros una noticia aparecida hace unos días en el periódico El Mundo en la que se afirma que el consumo de café se asocia a un menor riesgo de muerte. El titular nos puede hacer pensar que el café es saludable, máxime cuando el estudio habla de tomar tres tazas al día para prevenir el cáncer.

El artículo dice que: “El consumo de unas tres tazas de café al día puede tener efectos beneficiosos para la salud ya que se asocia con un menor riesgo de muerte”, pero más adelante afirma que: “debido a las limitaciones de la investigación no están en condiciones de recomendar a la gente que beba más o menos café”.

En un siguiente párrafo, continúa: “son necesarias nuevas investigaciones para descubrir cuáles son los componentes del café que puede proporcionar esos efectos protectores o potencialmente beneficiosos”

Entonces, ¿qué nos están contando? Por una parte el título sensacionalista no se corresponde con el contenido y, además, el estudio no concluye siquiera si la cafeína es la responsable; es decir, afirma que el efecto protector es independiente de que el café sea descafeinado.

¿Estamos otra vez ante un modo de publicidad indirecta de la industria cafetera?

Es necesario que cultivemos un espíritu crítico y seamos librepensadores ya que en la sociedad que vivimos, cuando hablamos de comunicación, todo vale.

Fuente:

EL CONSUMO DE CAFÉ SE ASOCIA A UN MENOR RIESGO DE MUERTE

http://www.elmundo.es/salud/2017/07/11/59647cac268e3e72728b4627.html

La inmunoterapia oral

Hoy quiero compartir con vosotros un artículo que habla de la alergia a la leche y al huevo, y cómo introducir estos alimentos en la dieta del alérgico.

La prevalencia de las alergias alimenticias en la infancia está entre el 4 y el 8 por ciento en la actualidad, y la medicina oficial afirma que éstas se suelen superar de forma espontánea a partir de los cinco años de vida… No ahonda, en ningún caso, en los motivos que provocan que el sistema inmune de algunos niños reaccione de forma exuberante ante alimentos inocuos para la mayoría.
SIGUE LEYENDO

El aceite de palma

El pasado viernes se volvió a emitir en el programa Equipo de investigación de La Sexta un reportaje sobre el aceite de palma. Una grasa barata, altamente procesada en su modo de obtención y potencialmente peligrosa para la salud. Un ingrediente que está presente en la mayoría de los alimentos procesados, a los que llamaremos comestibles. Te invito a que lo veas.
SIGUE LEYENDO