Archivos mensuales: febrero 2018

Sobreconsumo de proteínas animales y arteriosclerosis III

o-EGG-PROTEIN-facebook

La terapéutica de las enfermedades producidas por un sobreconsumo de proteínas animales en todos los casos pasa por unas drásticas medidas dietéticas, ya que los fármacos de los que se dispone en la actualidad no permiten la recuperación de tales dolencias. 

Continuación del post: Sobreconsumo de proteínas animales y arteriosclerosis II

Terapéutica en las enfermedades producidas por depósito de proteínas

La recuperación de la salud de estos enfermos pasa por un profundo cambio de alimentación: se prescindirá completamente de las proteínas animales y se consumirán con moderación proteínas vegetales en forma de legumbres y tofu.

En algunos casos, donde los valores de hematocrito estén por encima del 50 por ciento, pueden ser necesarias las sangrías (extracciones de sangre). Sus efectos terapéuticos son múltiples. En primer lugar, facilitan una pérdida proteica en la sangre, ya de por sí sobrecargada de proteínas en estos pacientes. Con una sangría de 400 cm3 se eliminan de la sangre unos 200 gramos de proteínas, cantidad que corresponde a 3 días de ayuno total.

Mediante esta técnica se consigue que la membrana basal engrosada de los capilares vaya disminuyendo progresivamente de grosor, mejorando así su permeabilidad. A medida que ésta se va normalizando van disminuyendo también los factores de riesgo, hasta llegar a alcanzar valores normales.
SIGUE LEYENDO

Sobreconsumo de proteínas animales y arteriosclerosis II

iStock_000016957391Medium

Hoy continuamos con el apasionante trabajo de los doctores L. y T. Wendt, sobre el lugar de almacenamiento en nuestro organismo de las proteínas consumidas en exceso.

Continuación del post: Sobreconsumo de proteínas animales y arteriosclerosis I

Consecuencias del engrosamiento de la membrana basal de los capilares

Para que la glucosa pueda pasar a través de la membrana basal engrosada nuestro cuerpo produce un aumento de la presión de difusión de ésta en la sangre, lo que conduce a una elevación de los niveles de glucosa sanguíneos que no son resultado del aporte alimentario, sino del propio proceso de regulación.

Así pues, la causa de la diabetes en los adultos reside en una membrana basal engrosada y no en una falta absoluta o relativa de insulina, como sostiene la tesis en vigor de los médicos endocrinos.

La difusión del oxígeno a través de la membrana basal engrosada se ve retardada al igual que en el caso de la glucosa, hecho que se compensa mediante un aumento de la tensión en la luz capilar (la amplitud o grosor del vaso sanguíneo).

Esta situación provoca a su vez un aumento del número de hematíes y de hemoglobina. Así pues, podemos afirmar desde la comprobación científica del hecho en sí que la causa de la poliglobulia, policitemia y los elevados valores del hematocrito que presentan las personas sobrealimentadas es debida a un engrosamiento de la membrana basal.
SIGUE LEYENDO

La generosidad nos hace felices

Un día, una madre intentando educar a su hijo le dijo: mira hijo, tienes que ser generoso, ya que en la vida si das, recibes. El niño, que aún era pequeño respondió: eso es mentira mamá, ¡ayer le di un beso a la abuela y no me dio la paga!

La idea que pretendía transmitir la dedicada madre es que amar es dar, entregarse, compartir, cooperar… de modo que cuando das algo, la vida te devuelve satisfacción, felicidad y fortuna. Como veremos a continuación esa madre era sabia, o lo que es lo mismo, poseía el conocimiento. Estudios recientes ratifican lo que la madre quería transmitir a su hijo.

Tanto es así que una investigación de la Universidad de Pensilvania (USA) ha demostrado que las estrategias egoístas no conducen al éxito y, por lo tanto, a la satisfacción. La constatación se ha hecho tanto con personas como con animales y curiosamente los resultados han sido los mismos.

La generosidad es lo que da felicidad, mientras que la cooperación favorece el bienestar y nos permite evolucionar. El amor es la forma más elevada de entrega y al igual que la felicidad, no se puede comprar con dinero: es una cuestión de actitud.

El aceite, mucho más que una grasa saludable

La utilización del aceite en la cocina va mucho más allá que el aporte de grasas saludables. Nos permite elevar la temperatura de cocción por encima de los 100 0C a los que hierve al agua. De ese modo, podremos consumir las verduras estofadas en lugar de hervidas en las situaciones en que es necesario tonificar, calentar y fortalecer.

28. EL ACEITE, MUCHO MÁS QUE UNA GRASA COMESTIBLE

Sobreconsumo de proteínas animales y arteriosclerosis I

01_complete_proteins_arent_meat_what_AlexPro9500

Tomar proteínas animales en exceso supone mucho más que la elevación del ácido úrico en la sangre o la descalcificación. Hoy compartimos una investigación de los años 70 que ha pasado inadvertida para la mayoría y que os puede dejar perplejos. 

Hábitos alimenticios actuales y sus repercusiones en la salud

En nuestro país, en los años posteriores a la guerra civil, la mayoría de los españoles eran delgados. Su presión arterial era baja, su sangre fluida y raramente aparecían elevados la glucosa, el ácido úrico o el colesterol. Dicho de otro modo: los españoles estaban hambrientos, delgados y fundamentalmente sanos.

En la actualidad, transcurridas varias décadas de sobrealimentación, la mayoría de la población es obesa y está enferma. De hecho, la mitad de los españoles muere antes de tiempo como consecuencia de la arteriosclerosis y/o el infarto de miocardio.

Durante muchos años ha prevalecido la opinión, incluso en los ámbitos científicos, de que los factores de riesgo en la obesidad eran la ingesta excesiva de hidratos de carbono y grasas. En ningún caso se contemplaba que las proteínas estuvieran implicadas en esta “enfermedad moderna”.

Tal planteamiento era el resultado de creer que los seres humanos no disponemos en nuestro organismo de estructuras de depósito para las proteínas excedentarias. Como las proteínas no se podían almacenar, debían ser quemadas completamente por el organismo, de modo que no provocarían perjuicio alguno.
SIGUE LEYENDO