Dextrógiro-levógiro, yin-yang

yin yang

Hoy quiero compartir algunas reflexiones acerca de la comprensión de algunos fenómenos, como las formas vivas y las inertes. Tanto desde la visión de la isomería óptica como de la visión energética de la Medicina Tradicional China. 

Existen numerosos compuestos químicos orgánicos con la misma fórmula molecular pero con propiedades físicas o químicas diferentes, son los llamados isómeros. Se distinguen por la diferente disposición espacial de sus átomos.

Las sustancias levógiras son las que desvían la luz polarizada hacia la izquierda (en sentido contrario al de las agujas del reloj), por ejemplo los aminoácidos.

Las sustancias dextrógiras, por su parte, desvían la luz polarizada hacia la derecha (en el sentido de las agujas del reloj), como los carbohidratos.

Por último, las sustancias racémicas, casi todas inorgánicas, son inertes, es decir, no desvían la luz que atraviesa un polarímetro.

No es casualidad que el DNA, molécula central de la vida, esté formado por una espiral dextrógira y una levógira que giran una sobre la otra como los dos cabos de una soga.

La visión energética de la Medicina Tradicional China afirma que la energía se manifiesta en dos formas antagónicas y complementarias: yang y yin. La energía yang gira en el sentido contrario a las agujas del reloj, o lo que es lo mismo es la manifestación del concepto levógiro. Contrariamente, la energía yin gira en el sentido de las agujas del reloj, expresión del concepto dextrógiro. De modo que podríamos decir que la doble espiral del DNA es la manifestación de la energía yin y yang.

Volviendo a la visión occidental, todos los seres vivos están compuestos por aminoácidos levógiros mayoritariamente, tanto las plantas como los animales. Cuando estos mueren, comienza la transformación de L-aminoácidos a D-aminoácidos hasta alcanzar la estabilidad. A este proceso se le llama racemización.

Las formas racémicas que son las que no desvían la luz ni a la derecha ni a la izquierda nos avisan de la muerte de la materia viva. Es otra forma de explicar que la energía yang domina la vida y nos ayuda a entender cómo debemos equilibrar nuestra alimentación.

 

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>