Archivos mensuales: febrero 2022

Salteado de seitán al estilo chino

El seitán es una forma tradicional de consumir proteínas vegetales. Se obtiene a partir del trigo. Estamos ante un sustituto de la carne. ¡Prueba la receta!

Ingredientes:

  • Dos puerros
  • Una zanahoria
  • Media taza de judías verdes cocidas
  • Media taza de maíz en grano cocido
  • Un puñado de germinados de soja
  • Un paquete de seitán
  • Dos cucharadas soperas de semillas de sésamo tostadas
  • Aceite de sésamo
  • Sal marina
  • Una cucharadita de tamari
  • Una cucharada sopera de jugo de jengibre fresco

Cortamos los puerros en aros, los sazonamos con un poco de sal marina y los salteamos durante tres minutos.

Cortamos la zanahoria en rodajas, la sazonamos y la añadimos a la sartén manteniendo el salteado otros seis minutos.

Incorporamos las judías verdes, el maíz, los germinados y el seitán cortado en tiras finas.

Rehogamos todo cuatro o cinco minutos más y a continuación, añadimos el tamari y el jugo de jengibre. Decoramos con las semillas de sésamo tostado y está listo para servir.

Nota:

Para obtener el jugo de jengibre fresco es muy útil un rallador de porcelana.

 

Té kukicha con kuzu y umeboshi

La combinación de estos tres productos preparados como indicamos a continuación es un remedio de gran ayuda para fortalecer tanto la función digestiva, como inmunitaria, así como para aumentar la resistencia y neutralizar la fatiga.

Ingredientes:

Para hacer el té kukicha ponemos agua filtrada o embotellada a hervir y cuando esté a punto de ebullición añadimos una cucharadita de té por taza. Lo mantenemos a fuego mínimo diez minutos, lo colamos y dejamos que se enfríe. Se puede preparar una cantidad abundante para varias tomas.

Cuando el té esté frío disolvemos una cucharadita de kuzu por taza. El resultado es un líquido de color lechoso. Es importante que el té esté frío, ya que al disolver el kuzu en caliente se forman grumos.

A continuación, añadimos a la mezcla una cucharadita de postre de puré de umeboshi. Lo desleímos con ayuda de un colador hasta que esté bien deshecho.

Ponemos la mezcla en un cazo y la calentamos removiendo hasta que cambie de color y llegue al punto de ebullición. El resultado tiene la consistencia de una sopa salada un poco espesa.

Ayuda para principiantes:

Como el sabor y la consistencia son un poco extraños, puedes ir haciendo variaciones hasta conseguir una mezcla agradable de tomar.

  • El kuzu hace que la consistencia sea más o menos espesa y no añade sabor.
  • El puré de umeboshi permite que la mezcla sea más o menos salada.
  • El té da como resultado un toque más amargo cuando se hace más cargado, y más suave si se hace más diluido.

Frecuencia de consumo:

Los adultos pueden tomar una o dos tazas al día dependiendo de su condición, pero en ningún caso el preparado debe sustituir a unos buenos hábitos alimenticios.

Para los niños:

Las proporciones de té y de kuzu son las mismas que para los adultos, pero por su alto contenido en sal, debemos dosificar la cantidad de puré de umeboshi.

En niñ@s menores de seis meses el remedio lo debe tomar la madre, en dosis de adulto, si está dando pecho.

En niñ@s menores de un año usar un cuarto de cucharadita de moka de puré de umeboshi.

En niñ@s menores de cuatro años usar media cucharadita de moka de puré de umeboshi.

En niñ@s de cuatro a seis años usar tres cuartos de cucharadita de moka de puré de umeboshi.

En niñ@s a partir de los seis años usar una cucharadita de moka de puré de umeboshi.