Recetas

Publico recetas con la finalidad de transmitir la alquimia de la cocina. El poder de transformación del agua, el fuego y la sal, así como los tipos de corte de las verduras y la combinación de los distintos grupos de alimentos, nos permiten transmutar los ingredientes de partida; no solo desde el punto de vista gustativo sensorial, sino desde el punto de vista energético, para aumentar la vitalidad, la resistencia, para la recuperación de la enfermedad… La cocina energética no solo nutre: vitaliza.

Paella de arroz integral

Una alternativa a la paella tradicional, con mayor valor nutricional y más sabrosa. Las diferencias las marcan el arroz integral frente al blanco, así como la calidad bio de los ingredientes.

Ingredientes:

  • 100 gramos de apio en dados
  • 100 gramos de zanahoria en cubos
  • Una cebolla grande en dados
  • 200 gramos de calamares
  • 750 gramos de mejillones
  • 200 gramos de gambas
  • Un limón
  • Tres boles de arroz integral
  • Una tira de alga kombu
  • Una hebras de azafrán
  • Una cucharadita de sal marina
  • Tres cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • Agua filtrada o embotellada

Ponemos en remojo el alga kombu con agua filtrada o embotellada la noche anterior.

Lavamos el arroz en varias aguas y lo escurrimos en un colador. Lavamos los calamares y los cortamos en anillas. Ponemos el arroz y el alga en una cazuela con seis boles de agua, (en la que incluiremos la del remojo del alga). Añadimos el azafrán y sal marina.

Llevamos a ebullición y cocinamos cuarenta y cinco minutos a fuego lento con tapa. Mientras se cuece el arroz, salteamos el apio, las zanahorias, las cebollas y los calamares en la paellera con una pizca de sal marina con dos cucharadas soperas de aceite de oliva.

Entre tanto, cocemos mejillones en agua con un poco de sal marina y los añadimos a la paellera. En una sartén sofreímos las gambas en una cucharada sopera de aceite de oliva y las reservamos  para adornar.

Cuando el arroz está casi cocido separamos el alga que reservaremos para otro uso y lo añadimos a la paellera, lo mezclamos con el resto de los ingredientes y mantenemos  la cocción unos 10 minutos más.

Decoramos con las gambas y el limón.

Sopa de guisantes y apio

Hoy compartimos una receta de un potaje que además de sabroso es muy ligero, tanto que muchas personas contemplan los guisantes como verdura cuando en realidad son legumbres.

Ingredientes:


SIGUE LEYENDO

Lentejas con nueces

Hoy compartimos una sencilla receta en la que utilizamos las nueces como aporte de grasas saludables en sustitución del aceite, con las ventajas nutricionales que esto implica.

Ingredientes:


SIGUE LEYENDO

Espirales de trigo con seitán

Hoy os ofrecemos una forma de tomar hidratos de carbono combinados con proteínas vegetales de alta calidad. Una forma de preservar la salud y de frenar el calentamiento global. ¡Qué aproveche!

Ingredientes:


SIGUE LEYENDO

Minestrone de garbanzos

Hoy os proponemos un plato único, muy adecuado para el invierno por su efecto calentador y reconstituyente.

Ingredientes:

Ponemos en remojo los garbanzos y el alga kombu, la noche anterior en recipientes separados.

Al día siguiente descartamos el agua del remojo de los garbanzos, los lavamos y los  ponemos a cocer con el agua kombu y su agua de remojo en una olla a presión durante 45 minutos. Retiramos el alga y la cortamos en cuadraditos.

A continuación ponemos el alga en una cazuela con los garbanzos, añadimos el caldo de la cocción y los ponemos a hervir de nuevo con la sal, cebolla, zanahoria, coliflor y apio. Añadimos seis boles de agua y la pasta. Dejamos cocer a fuego medio unos 15 minutos.

Después de terminada la cocción diluimos el miso en una tacita de agua y lo añadimos junto con el aceite justo antes de retirar la cazuela del fuego.

Lo podemos servir con un poco de perejil picadito crudo.

Hamburguesas de azukis

hamburguea azukis

Hoy os ofrecemos una receta sencilla para aumentar vuestros recursos a la hora de utilizar las legumbres, más allá de tomarlas al estilo tradicional. Utilizamos las azukis por su delicada textura y sabor dulzón.

Ingredientes:


SIGUE LEYENDO

Croquetas de mijo

croquetas mijo

Hoy os presentamos una sencilla receta ideal para mejorar el aspecto de la piel las uñas y el cabello, además de ayudar a regular los niveles de glucosa sanguíneos. ¡Atreveos con ella!

Ingredientes:

Lavamos el mijo en varias aguas y lo escurrimos en un colador. Picamos las cebollas  en dados muy pequeños y las salteamos en una cazuela con aceite y sal marina. Cuando la cebolla se haya pochado suficientemente añadimos el mijo y lo  rehogamos un poquito.

A continuación, añadimos tres boles de agua por cada bol de mijo y lo ponemos a cocer durante 30 minutos a fuego muy bajo. El resultado es una masa de consistencia pastosa y de sabor dulzón.

Dejamos enfriar la masa y cuando esté templada, hacemos unas bolas con las manos mojadas en agua fría y las vamos dejando en una fuente. Después las pasamos por sésamo tostado y las metemos al horno a gratinar. Además de tomarlas como plato, se pueden guardar unos días y comer como tentempié, llevarlas a la oficina, la escuela, etc.

Bolas de arroz inflado al caramelo

Tortas

Hoy vamos a preparar un postre que además de sencillo de hacer, es sabroso y fácil de transportar. Nuestro lema: sin leche, ni azúcar, ni horno.

Ingredientes:

Ponemos las pasas en remojo al menos media hora. Mientras, tostamos ligeramente las avellanas en una sartén y a continuación desmenuzamos las tortas de arroz con las manos. Una vez se hayan enfriado las avellanas, hacemos una picada ligera con ayuda de un cuchillo.

Ponemos en una cazuela las pasas, el sirope, la vainilla y la sal. Sin añadir agua llevamos la mezcla a ebullición y mantenemos el fuego vivo dos minutos. Seguidamente añadimos las tortas desmenuzadas y la picada de avellanas.

Mezclamos bien todos los ingredientes, retiramos la cazuela del fuego y vamos haciendo bolas con las manos trabajando rápido para que no se endurezca la malta. Dejamos enfriar las bolas en una fuente y ya están listas para comer o para transportarlas.

Pudding de algarroba

Crema-de-avellanas-y-algarroba

Hoy os propongo un postre saludable para los amantes del chocolate al que nos recuerda, solo que no tiene teobromina. Este hecho lo convierte en una buena alternativa tanto para los niños, como para los que no gozan de buena salud.

Ingredientes:

  • Una cucharadita de vainilla en polvo
  • Agua embotellada o filtrada

Ponemos los copos, la algarroba y la sal en una cacerola con tres boles de agua filtrada o embotellada. Cocemos a fuego lento, tapado y con un difusor durante 20 minutos.

A continuación añadimos la vainilla y el puré de almendras, mantenemos la cocción un par de minutos más mientras removemos y mezclamos bien antes de retirarlo del fuego. La crema resultante la pasamos por el pasapurés en una fuente o en copas individuales, según nuestras preferencias.

Podemos decorar el postre con algunas almendras tostadas si nos gustan y si queremos un resultado un poco más dulce, lo podemos endulzar con miel de cebada.

Pastelitos de copos de avena

192085830156ca0e93978767.03941678

Vamos a hacer unas galletas ligeras sin leche, huevos, levadura ni azúcar. Son una buena opción para los amantes del dulce y una forma de descubrir que se puede disfrutar de la comida manteniendo la salud.

Ingredientes:

  • Un cuarto de bol de aceite de girasol bio

Lavamos las pasas y las escurrimos. Mezclamos los copos de avena con la harina y los ponemos en una cacerola.

A continuación añadimos las pasas, la sal, el zumo de manzana y el aceite de girasol. Mezclamos todos los ingredientes hasta obtener una masa moldeable y mientras precalentamos el horno.

Aceitamos la bandeja en la que vayamos a hornear las galletas y hacemos unos pequeños montoncitos con la pasta, ayudándonos de una cuchara, de unos ocho milímetros de espesor aproximadamente.

Las metemos al horno durante 25 minutos a fuego medio y dejamos que se enfríen antes de removerlas de la bandeja.

El resultado son unos pastelitos crujientes y sabrosos que ya están listos para comer. También los podemos guardar en un recipiente hermético y utilizarlos como acompañamiento de un té o café de cereales en cualquier momento.