Archivos mensuales: julio 2019

Los efectos nocivos del azúcar IV

La avidez por la glucosa de las células cancerosas y el crecimiento de los tumores se potencian mutuamente. De hecho, hoy se sabe que la glucosa favorece el crecimiento de las células tumorales in vitro, y que la retirada de este nutriente las mata.

Continuación del post: Los efectos nocivos del azúcar III

Azúcar y calcio

La afirmación de que los niños que consumen dulces tienen una tendencia a la debilidad corporal está realmente fundamentada. Con la sustracción de vitaminas del grupo B aparecen problemas de irritabilidad, falta de concentración e hipercinesia y con el déficit mineral que conlleva su consumo nos encontramos con un crecimiento de los huesos en longitud pero con menos densidad ósea.

Así nos hallamos con una generación de adolescentes «tipo espárrago», es decir: altos y frágiles, con problemas de espalda, tendencia a fracturas espontáneas, etcétera.

A esta conclusión llegó el director del Instituto Patológico de la Academia de Medicina de Osaka tras 10 años de estudio y experimentación.

Para ello estuvo alimentando a conejos jóvenes añadiéndoles a la dieta una mínima cantidad de azúcar. Al cabo de 146 días observó cambios en su sistema óseo en forma de fracturas espontáneas y doblamiento de los huesos que estaban tan debilitados que incluso se podían cortar con un cuchillo. Los huesos habían perdido una considerable cantidad de calcio siendo por otra parte mucho más alargados que de costumbre, lo que recordaba ciertamente al desmesurado crecimiento óseo de muchos de nuestros  adolescentes.

Comparando la cantidad de azúcar que se les suministraba a los conejos según su tamaño y peso, podríamos decir que con seis gramos de azúcar al día en niños de seis años y unos 20 kilos de peso ya observaríamos alteraciones óseas.
SIGUE LEYENDO

ALIMENTO PARA EL CUERPO Y EL ESPÍRITU: Ahora en versión digital

Este blog vio la luz el 20 de noviembre de 2012, hace casi siete años.

Quiero daros las gracias por estar ahí leyendo y compartiendo mis aportaciones.

Desde que convertí mi gran pasión, la nutrición y la salud, en mi profesión, los pacientes, lectores del blog, seguidores en redes sociales y todo aquél con una curiosidad por vivir una vida más plena a través de la alimentación, habéis sido la gran fuente de inspiración que me impulsa a aprender y mejorar cada día.

Hoy no voy a hablar de nutrición sino de algo mío, es un sueño acariciado durante largo tiempo que finalmente se he hecho realidad.

Se trata de la publicación de mi libro Alimento para el cuerpo y el espíritu, en formato de papel con tapa dura y ahora en versión digital.

Esta obra es fruto de mi deseo de compartir reflexiones, información, consejos y verdades sobre todo aquello que nos alimenta. Vais a poder leer desde remedios sencillos para desórdenes comunes, hasta reflexiones sobre la sabiduría y el conocimiento ancestrales. Es un libro de consulta para paladear cada artículo como un bocado delicado que se derrite en la boca y tiene una agradable digestión.

Podéis adquirir la versión de papel en nuestra biotienda, y el formato digital en Amazon.

Un abrazo a todos.

Ensalada tricolor

Muchas personas digieren con dificultad los alimentos crudos ya que estos requieren más fuerza digestiva que los cocinados. Hoy os proponemos una ensalada hervida.

Ingredientes:

  • una taza de coliflor en ramilletes
  • una taza de guisantes desgranados
  • una taza de zanahoria cortada en rodajas

Aliño:

Desgranamos los guisantes, cortamos la coliflor en ramilletes pequeños y la zanahoria en rodajas. Ponemos una cazuela con agua y un cestillo de cocer al vapor en el que disponemos las verduras; añadimos un poco de sal sobre ellas y cocinamos tapado a fuego medio durante 20 minutos.

Dejamos enfriar las verduras, y mientras, preparamos una vinagreta en el suribachi que utilizamos para moler las semillas. En este caso utilizaremos aceite de oliva virgen extra, sal marina y vinagre de manzana.

Aliñamos y servimos a temperatura ambiente.

Los efectos nocivos del azúcar III

En el post de hoy continuamos desgranado más efectos nocivos del azúcar, algunos poco conocidos por la mayoría.

Continuación del post: Los efectos nocivos del azúcar II

Azúcar y caries

El dato que ofrecemos a continuación nos debe hacer reflexionar: en los países más industrializados el 97 por ciento de los niños menores de 10 años padece caries, este hecho no es una casualidad, sino el resultado directo de la forma de alimentación moderna.

En octubre de 1.998 en un estudio publicado en el número 6 del Boletín de Información Dental que editaba el Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de España, se aseguraba que: «el azúcar no era responsable de la caries, sino que ésta se debe a las bacterias que se desarrollan en la boca por falta de las medidas higiénicas adecuadas».

Informaciones como esta han llevado a muchas personas a pensar que, si te limpias los dientes, puedes tomar los dulces que quieras.

Afortunadamente, cada vez aparecen más informes médicos en la prensa diaria relacionando el consumo de azúcar con la aparición de caries dental. Es por ello que quizás este sea uno de los peligros más conocidos del azúcar.

Está demostrado que las comidas dulces a base de azúcar y harina blanca sobre todo, poseen una elevada capacidad de adherencia y fijación sobre la cubierta externa del diente, a diferencia de los hidratos de carbono existentes en los alimentos naturales.
SIGUE LEYENDO

La validez científica de la macrobiótica: mi método terapéutico

El pasado 17 de noviembre, tuve el privilegio de participar como ponente en el II Congreso Nacional de la AMU que se celebró en Pamplona, ciudad en la que resido.

Los problemas de salud derivados de los hábitos alimenticios actuales son tan importantes que es urgente sensibilizar a los ciudadanos sobre la importancia de una buena alimentación. De hecho, todos los ponentes coincidimos en la necesidad de impulsar un cambio de dirección en la forma de comer, y la visión energética de los alimentos es en este caso imprescindible.

Cuando contemplamos a los alimentos más allá de los nutrientes, comprendemos cómo lo que comemos es responsable de nuestro bienestar tanto físico como emocional; determina la calidad del sueño, la resistencia en las actividades cotidianas, incluso la vitalidad sexual…

Mi agradecimiento a organizadores y ponentes, así como a todos los asistentes del evento. Fue un placer poder compartir e intercambiar puntos de vista sobre este maravilloso tesoro nuestro llamado salud.

Tallarines de quinoa con verduras

Hoy os proponemos una forma diferente de consumir la quinoa, un grano extraordinario. El plato es muy ligero y por tanto adecuado para los días calurosos.

Ingredientes:

Ponemos agua filtrada o embotellada a hervir con sal marina. Añadimos la pasta y la llevamos a ebullición. Mantenemos el fuego medio hasta que los tallarines estén tiernos. Reservamos el caldo de cocción para utilizarlo como fondo en alguna sopa y pasamos la pasta por el grifo con agua fría en un colador, de esta manera evitamos que se pegue.

Mientras se cuece la pasta, lavamos y troceamos las setas, las cebolletas y las alubias verdes.

Salteamos las verduras en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra y sal marina, y a continuación las mezclamos con los tallarines. Justo antes de retirar la mezcla del fuego, condimentamos con una cucharadita de tamari por ración.

Para enriquecer el plato podemos espolvorear una cucharadita de gomasio sobre la pasta.

¡Buen provecho!

Los efectos nocivos del azúcar II

Más allá de producir caries o de favorecer la obesidad, el azúcar está implicado en numerosos desórdenes de los que la arteriosclerosis y los trastornos mentales no son más que una muestra.

Continuación del post: Los efectos nocivos del azúcar I

Azúcar y trastornos mentales

Aunque es bien conocida la relación que existe entre las vitaminas del grupo B y de forma particular la vitamina B1 y el metabolismo del sistema nervioso, hoy queremos destacar el informe que publicó el investigador americano Dr. Wilder. Hizo un estudio con 1.500 pacientes en una institución para enfermos mentales. Se les suministró una dieta completa excepto la vitamina B1. A las pocas semanas aparecieron trastornos psíquicos que desaparecieron al volver a suministrar alimentos ricos en esta vitamina.

Él mismo resumió su informe advirtiendo de los peligros de una dieta pobre en esta vitamina y afirmando que las necesidades diarias de este nutriente no se cubren consumiendo cereales refinados como el pan blanco. Evidentemente, las necesidades de esta vitamina aumentan de forma proporcional a la ingesta de azúcar por lo que en nuestra sociedad la situación de agrava aún más.
SIGUE LEYENDO

Ensaladilla de arroz

Hoy os proponemos una alternativa a la típica ensaladilla rusa, sustituyendo las patatas por arroz integral, los pepinillos en vinagre por pepino fresco, el huevo duro por piñones y añadiendo una pequeña cantidad de lechuga para aligerar el plato.

 

Ingredientes:

  • tres tazas de arroz integral cocido
  • media taza de nabo cortado en daditos
  • media taza de zanahoria cortada en daditos
  • media taza de judías verdes troceadas
  • media taza de guisantes
  • una taza de maíz en grano
  • dos cucharadas soperas de piñones tostados
  • media taza de aceitunas verdes
  • bonito en conserva
  • sal marina
  • mayonesa (opcional)

Para la decoración:

  • un pimiento rojo escaldado cortado en tiras finas
  • unas rodajas de pepino macerado en sal
  • lechuga cortada en juliana

Lavamos el arroz en varias aguas, lo escurrimos en un colador y lo ponemos a cocer en una cazuela con agua filtrada o embotellada y sal marina. Añadimos dos tazas de agua por cada una de arroz. Cuando comienza a hervir, ponemos el fuego al mínimo y mantenemos la cocción con tapa durante 45 minutos. Dejamos reposar hasta que se enfríe.

Mientras, vamos a ir escaldando unos cinco minutos  las zanahorias, las judías verdes y el nabo, con un poco de sal marina. Procedemos con cada verdura por separado para preservar los sabores y dejamos enfriar.

Podemos utilizar los guisantes y el maíz en conserva si no los conseguimos frescos.

Una vez tenemos los ingredientes cocidos y escurridos, los mezclamos añadiendo la mitad de las aceitunas troceadas, el bonito desmigado y los piñones ligeramente tostados.

A continuación podemos aliñar la ensalada con una mayonesa casera o con una vinagreta ligera.

Podemos presentar el plato como se ve en la foto, o dar forma a la ensaladilla con un molde y decorarla con unas tiras de pimiento rojo, unas rodajas de pepino y el resto de las aceitunas. La lechuga cortada finita puede ir alrededor del plato.

Los efectos nocivos del azúcar I

Hoy comenzamos una serie de post en los que profundizamos en los efectos nocivos del azúcar: un polvo blanco que no existe en la naturaleza y cuyo consumo es alarmante.

En las últimas décadas la cantidad de azúcar que tomamos ha aumentado de forma importante. Este consumo no es sólo directo, sino formando parte de postres, refrescos, helados, conservas, etcétera.

En la información sin procesar de la mayoría de los españoles, (esa de he leído en alguna parte… o dicen que…) están frases como «el azúcar es imprescindible» o esa otra que popularizo Francisco Grande Cobián en un anuncio televisivo donde afirmaba que «el cerebro necesita azúcar».

Lo que en realidad necesitamos, y es imprescindible, es la glucosa. El deterioro de la salud en relación al consumo de azúcar es una muestra clara de la confusión existente entre glucosa, azúcar, almidón e hidratos de carbono, que es intencionada con toda seguridad.
SIGUE LEYENDO