Alimentos

Escribo sobre monografías de alimentos, abordando a la vez los aspectos nutricionales, de composición química, de la materia, de la estructura y además, de los aspectos bioenergéticos que son los que nos permiten entender su comportamiento en el cuerpo, su energía, su función. La visión materia-energía es una visión holística, integradora, imprescindible para un abordaje del poder curativo de los alimentos.

La leche de vaca, ¿alimento para seres humanos? VI

Leche VI

Hoy continuamos ampliando información útil acerca de los efectos nocivos de la leche y los derivados lácteos, centrándonos en las alteraciones osteoarticulares y la descalcificación.

Continuación del post: La leche de vaca, ¿alimento para seres humanos? V

Alteraciones osteoarticulares

Como la descalcificación es muy fecuente, existe la creencia de que tomamos poco calcio y, como consecuencia, la industria alimentaria tiende a enriquecer los alimentos sin ningún criterio razonable. Antes que nada debemos profundizar en si el problema reside realmente en un aporte escaso de calcio en la dieta, o en la pérdida de este preciado mineral como consecuencia de unos malos hábitos alimenticios.

Las deficiencias de calcio pueden ser debidas a carencias en la dieta, por lo que además de saber cuales son los requerimientos diarios, debemos conocer el contenido en calcio de los alimentos.
SIGUE LEYENDO

La leche de vaca, ¿alimento para seres humanos? V

472711240

Hoy continuamos ampliando información útil acerca de los efectos nocivos de la leche y los derivados lácteos centrándonos en los aspectos inmunitarios y metabólicos principalmente.

Continuación del post: La leche de vaca, ¿alimento para seres humanos? IV

Alteraciones inmunitarias

El efecto inmunosupresor de las proteínas lácteas fue explicado por la doctora Charlotte Cunningham Rundles, en el Symposium “Nutrición, Infecciones y el Sistema Inmune” patrocinado por el Instituto de Nutrición Humana, Colegio de Médicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia ya en 1.986.

Dos de las 25 proteínas antigénicas de la leche de vaca, la caseína y la gammaglobulina bovina, son altamente inmunogénicas, lo que quiere decir que plantean una fuerte demanda sobre el sistema inmunitario para producir grandes cantidades de anticuerpos y complementos. En condiciones ideales las proteínas de la leche no digeridas o no descompuestas y otros antígenos de alimentos son retenidos en el intestino y expulsados junto con la materia fecal.
SIGUE LEYENDO

La leche de vaca, ¿alimento para seres humanos? IV

Jersey-Cows-Header-1_0

Los efectos negativos del consumo diario de leche y derivados son muchos y variados y van desde alteraciones hormonales, inmunitarias, enfermedades inflamatorias intestinales, alergias, problemas cardiovasculares, alteraciones osteoarticulares, anemia, descalcificación, cáncer y un largo etcétera. Todas ellas son consecuencia directa del exceso de nutrientes que contiene.

Continuación del post: La leche de vaca, ¿alimento para seres humanos? III

Los efectos nocivos de la leche y derivados

Es imprescindible pensar en los pros y contras del consumo de leche a corto y largo plazo, valorar la tolerancia individual y poder elegir consumirla o no desde la libertad que nos da el conocimiento.

Como decíamos en apartado II del artículo, uno de los errores, de consecuencias nefastas en la salud humana, ha sido la introducción de la leche y los derivados lácteos en la alimentación humana.

En el libro “La conexión animal”, los doctores Agatha y Calvin Thrast afirman:

“Considerando que es un alimento de consumo diario, es extraño que se haya hecho tan poca investigación hasta la fecha. No obstante, incluso con la escasa cantidad de investigación que se ha llevado a cabo, se han identificado muchos problemas asociados a su consumo. La leche está implicada en la formación de cálculos renales, puede causar malabsorción intestinal, diarrea, e incluso malnutrición de niños mayores, especialmente dando lugar a una anemia por deficiencia de hierro. Hay pruebas suficientes de que los lácteos están asociados con el desarrollo del cáncer, problemas de la piel, anormalidades tanto óseas como musculares, obstrucción pulmonar, problemas inmunológicos y alteraciones en el funcionamiento del hígado”.
SIGUE LEYENDO

La leche de vaca, ¿alimento para seres humanos? III

blog-featured-dairy-20180810

A muchas personas le leche no les sienta bien, no la digieren adecuadamente y se les califica como intolerantes o alérgicos. Hoy explicamos las causas de la indigestibilidad de la leche y los productos lácteos.

Continuación del post: La leche de vaca, ¿alimento para seres humanos? II

La digestión de la leche

La mayoría de los alimentos que consumimos no pueden ser absorbidos tal cual, deben sufrir un proceso digestivo para descomponer los nutrientes que contienen con la ayuda de las enzimas digestivas. De ese modo:

  • Los hidratos de carbono se transforman en monosacáridos con ayuda de las amilasas
  • Las proteínas se convierten en aminoácidos a través de la acción de las proteasas
  • Las grasas se descomponen en glicerol y ácidos grasos mediante las lipasas

La lactosa

El único hidrato de carbono que contiene la leche es la lactosa, un disacárido compuesto por glucosa y galactosa. La leche de mujer contiene 71 gramos por litro y la de vaca tan sólo 48 gramos.

Este hidrato de carbono debe ser digerido para que podamos absorber correctamente los azúcares simples que contiene. Para hacerlo producimos una enzima llamada lactasa mientras somos bebés y en la primera infancia.

En torno a los tres años dejamos de producir esa sustancia de un modo natural puesto que ya no somos lactantes y, por lo tanto, no necesitamos consumir leche; la naturaleza lo ha diseñado así.

Perder la capacidad de producir lactasa, es algo tan natural como que se nos caigan los dientes de leche. En términos generales el 75 por ciento de la población mundial pierde la actividad enzimática en la infancia, aunque hay diferencias entre las distintas razas.
SIGUE LEYENDO

La leche de vaca, ¿alimento para seres humanos? II

milk-1

Hoy vamos a ver una comparativa entre la composición de la leche materna y la de vaca. Las diferencias son tanto cuantitativas como cualitativas; se trata de dos alimentos completamente diferentes.

Continuación del post: La leche de vaca, ¿alimento para seres humanos? I

Los nutrientes de la leche

Cuando se empieza a desarrollar la ciencia de la nutrición, se considera que los alimentos son tan sólo una suma ordenada de nutrientes y, al comparar la leche de vaca con la de mujer se observa que la primera es más rica nutricionalmente, es decir, que tiene más alimento.

Este hecho tiene tanto peso en la sociedad que hay un momento en el pasado reciente, que todos recordamos, en el que se preconizó la alimentación infantil con biberón de leche de fórmula en lugar de la lactancia materna, porque los niños alimentados con leche de vaca crecían más.

Personalmente yo recuerdo esa época donde algunas mujeres pudientes se ponían una inyección para que se les cortase la leche, y así no se les deformase el pecho con la lactancia.

Los efectos de semejante aberración se comprobaron de forma rápida, y en la actualidad la clase médica reconoce los beneficios de la lactancia materna y la recomienda como primera opción.

Pero la idea de que la leche de vaca es un alimento muy nutritivo pesa tanto que la medicina oficial sigue insistiendo en el consumo diario de leche de vaca y derivados. ¡Imaginemos lo que pasaría si descubren el contenido en proteínas de la leche de coneja que veíamos en la tabla 2 del post anterior!
SIGUE LEYENDO

La leche de vaca, ¿alimento para seres humanos? I

Close-Up Of Milk Against Blue Background

En el mundo industrializado actual se considera que la leche de vaca es un alimento imprescindible para los seres humanos en todas las etapas de la vida. Es algo que no se cuestiona en ningún caso y se plantea, además, que es insustituible. Así lo afirman algunos spots televisivos.

En la evolución de la vida ya algunos insectos como las abejas producen un alimento altamente específico: la miel. Está diseñada para asegurar la supervivencia de las larvas durante el desarrollo de las futuras abejas. Posteriormente, dentro del reino animal sólo los mamíferos han desarrollado un alimento con una alta especificidad biológica para alimentar sus crías: la leche.

La leche materna es un alimento que nos brinda la naturaleza para ser mamado; es completa, está disponible en todo momento, exenta de contaminación bacteriana y va cambiando su composición según va madurando el bebé.

La composición cualitativa y cuantitativa de la leche que produce cada mamífero es diferente y está adaptada a la especie para la que se ha diseñado como una llave a una cerradura.

Es tan importante que cada animal tome la leche que la naturaleza ha diseñado para él que en el caso de la  especie humana, tanto en las culturas indígenas como en las tradiciones de las antiguas civilizaciones, nunca se ha dado leche de otro animal a los niños. Aunque hubiese animales en proximidad, siempre se optaba por una nodriza que, además de amamantar a su propio hijo, criaba a la vez al de la madre seca.
SIGUE LEYENDO

La soja, mito o realidad III

soja3

Si echamos un vistazo a la historia, podemos observar de dónde venimos y eso nos puede ayudar a ver hacia dónde vamos. Para abordar cualquier fenómeno desde una perspectiva holística, es decir global, es imprescindible mirar a las tradiciones milenarias de la humanidad.

Continuación del post: La soja, mito o realidad II

Asia y el consumo de soja

Si nos adentramos en la historia de los pueblos asiáticos observamos que han cultivado la soja desde la antigüedad, pero la han utilizado como en occidente se usan otras leguminosas: para nitrificar el suelo, gracias a las micorrizas de las raíces, nunca como base de la alimentación. La rotación de cultivos es una práctica común en todos los pueblos agrícolas del planeta.

De hecho, los consumos estimados de proteínas de soja en un estudio reciente en China, son de cuatro a seis gramos al día en las mujeres y entre cinco y ocho gramos al día en los hombres. La soja que se ha consumido tradicionalmente en Asia ha sido sobre todo en forma fermentada y como condimento.

Los alimentos fermentados de la soja tienen una historia de más de 5.000 años entre los japoneses, chinos, indonesios y una gran parte de los países asiáticos.
SIGUE LEYENDO

La soja, mito y realidad I

soja1

La soja, una humilde legumbre, antiquísima, hoy está en boca de todos, unos la defienden y otros advierten de sus peligros. Descubre todo lo que hay que saber acerca de ella.

La información que aparece en los medios de comunicación actualmente nos lleva a pensar que la soja es un superalimento que tiene muchas ventajas sobre el resto de las legumbres.

En muchos herbolarios, tiendas de alimentos ecológicos y algunas consultas naturistas se promociona su consumo desde hace años.

Pero ahora las bondades de la soja se publicitan además en televisión, de la mano de famosos que consumen yogures de soja… Quien está detrás, en este caso, es la industria láctea, que en un intento de reconvertirse nos vende la soja como una auténtica panacea.

Por otra parte, los que quieren saber más, entre ellos muchas pacientes con cáncer de mama y algunos médicos, buscan en la jungla de internet y encuentran informaciones para todos los gustos y muchas de ellas contradictorias.

Hay artículos e informes que advierten de los peligros de la soja en el cáncer de mama por su efecto estrogénico y otros que la consideran altamente saludable, ya que forma parte de la dieta japonesa, una de las más estudiadas como beneficiosas de la salud ya que previente tanto el cáncer como las enfermedades cardiovasculares.
SIGUE LEYENDO

Las galletas son bollería industrial

cookies-chocolate

¿Sabías que el Ministerio de Sanidad, en la Encuesta Nutricional de Ingesta Dietética Española, incluyó a las galletas dentro de la categoría “bollería”, junto a otros productos como pasteles, bollos, buñuelos o churros? Lo hizo porque la composición nutricional de las galletas es muy similar a la de alimentos superfluos que nadie dudaría en calificar como bollería.

Las galletas son un alimento bendecido en nuestra sociedad, se consideran tan saludables que forman parte de los desayunos y meriendas de los niños, tanto en casa, como en las escuelas infantiles y más llamativo aún: en los hospitales.

Del mismo modo, no pocos adultos se comen un paquete de galletas mientras ven su serie favorita en la tele, después de una jornada agotadora.

Por el contrario la llamada bollería industrial es reconocida por la mayoría de la población como un alimento poco saludable y por lo tanto no adecuado para incluirlo en la alimentación infantil, ni en la de los enfermos.
SIGUE LEYENDO