Archivos anuales: 2019

Sopa de soja verde con cebolla fresca

Hoy os proponemos un plato con una legumbre ligera y por lo tanto muy digestiva. Se trata de la judía mungo, conocida como soja verde, aunque en realidad tiene el mismo parentesco con la soja que el resto de las legumbres, como garbanzos, lentejas, guisantes o habas. Por eso la pueden tomar todos aquellos que por una u otra razón no consumen soja.

Ingredientes:

Lavamos bien la soja y la ponemos en remojo con agua filtrada o embotellada la noche anterior. Hacemos lo mismo con un trozo de alga dulse.

Al día siguiente descartamos el agua del remojo de las legumbres, las ponemos en una cazuela con agua filtrada o embotellada en cantidad suficiente y añadimos el alga troceada con su agua de remojo.

Cuando comienzan a hervir bajamos el fuego al mínimo y mantenemos la cocción unos 20 minutos. Mientras, lavamos y troceamos las cebolletas. Las salteamos con un poco de aceite de oliva virgen extra y sal marina en una sartén.

Destapamos la cazuela y añadimos el sofrito de las verduras junto con la sal marina. Mantenemos la cocción con tapa durante cinco minutos más. Justo antes de retirar del fuego, añadimos una cucharadita de tamari por cada ración que hayamos cocinado.

 

Diciembre, mes de la Navidad

Ahora es la época para estar con la familia, despedir al año que acaba, celebrar el que empieza, hacerse regalos y sentirse juntos. La Navidad es la luz que rompe la noche oscura del año, hagamos que en este tiempo se iluminen nuestras vidas llenando de amor y paz nuestros corazones.

Es tiempo de regalos, un mes donde es más importante dar que recibir. Desde mi blog quiero compartir unas recetas de fiesta, para comer en familia.

Serán platos, que además de exquisitos, son adecuados para los que deben cuidar mucho la alimentación, incluso para compartir con familiares que aún no conocen la alimentación biológica.

Este mes, además de compartir algunas recetas navideñas, también os brindaremos alimento para el espíritu en forma de reflexiones, propósitos y deseos.

¡Feliz Navidad!

La alimentación para combatir al frío

Lo mismo que con la llegada de los primeros fríos cambiamos nuestro vestuario guardando la ropa ligera y sacando del armario las prendas de abrigo, es el momento de hacer algunos sencillos cambios en nuestra forma de comer para estar en consonancia con la estación.

Una vez dejado atrás el verano como época de vacación, distensión y descanso, donde la comida tiene menos relevancia, ya que el calor disminuye la necesidad de tomar alimentos, debemos prepararnos para el frío que se avecina.

Igual que con la llegada del otoño comenzamos un tipo de actividades que requieren horarios y organización, debemos contemplar unos ajustes en nuestros hábitos alimenticios con la finalidad de estar en armonía con el entorno, ya que a fin de cuentas eso es la salud.
SIGUE LEYENDO

Lentejas con cebolla y zanahoria

Hoy compartimos un potaje ligero sustituyendo los embutidos tradicionales por una pequeña cantidad de algas.

Ingredientes:

Lavamos bien las lentejas y las ponemos en remojo con agua filtrada o embotellada la noche anterior.

Al día siguiente, descartamos el agua del remojo, las enjuagamos y las cocinamos en una cazuela con agua filtrada o embotellada y sin sal. Cuando comiencen a hervir, bajamos el fuego al mínimo y mantenemos la cocción unos 30 minutos.

Mientras, lavamos y troceamos una pequeña cantidad de cebolla y zanahoria. Salteamos las verduras con un poco de aceite de oliva virgen extra y sal marina en una sartén. Destapamos la cazuela y añadimos el sofrito de las verduras junto con la sal marina. Mantenemos la cocción con tapa durante 15 minutos más. Justo antes de retirar del fuego, añadimos una cucharadita de tamari por cada ración que hayamos cocinado.

Ya en el plato añadimos una cucharada sopera de alga nori en copos para «enriquecer» el plato.

La llegada del frío

Comienza el otoño y para muchos el calvario de los resfriados, catarros, amigdalitis, faringitis… y otros males, por lo que hay que abrigarse y protegerse contra esos agentes externos como son  el frío y la humedad.

Hay personas que han comprobado que si viajan por ejemplo a Alicante o al sur durante el invierno, se resfrían menos, y en mi infancia se consideraba saludable cambiar de clima para mejorar la salud.

Debemos hacer una reflexión: hay personas que pasan el invierno entre un resfriado y otro y otras que no enferman durante toda la estación fría. ¿Cómo es posible, si la temperatura exterior es la misma para ambos grupos?


SIGUE LEYENDO

Dieta vegetariana y Salud

Más allá de las corrrientes que defienden no comer carne por respeto a los animales, hoy profundizamos en un tema que despierta mucho interés: si la dieta vegetariana es saludable.

Cada día más personas que acuden a mi consulta, alumnos, seguidores de las redes… me preguntan sobre la dieta vegetariana: si es saludable, si puede tener carencias o si por el contrario tiene ventajas.

Los dietistas clásicos alertan sobre las posibles carencias nutricionales, y por otro lado muchas corrientes filosófico-espirituales afirman que una alimentación exenta de alimentos animales favorece la evolución espiritual y el tener el cuerpo «limpio», sin entrar en otras consideraciones como son las de no sacrificar animales para alimentarnos.

Ateniéndonos a la composición química de los alimentos, podemos afirmar que en el reino vegetal existen los mismos nutrientes que en el reino animal, luego sería posible alimentarse exclusivamente de alimentos de calidad vegetal, sin tener problemas de salud.

Luego en términos teóricos afirmaríamos que consumiendo sólo alimentos vegetales podemos obtener los nutrientes necesarios para estar en salud, aunque para ello deberíamos tener una información precisa sobre cómo combinar los diferentes alimentos, de modo que no se produzcan carencias, sobre todo en lo que concierne a las proteínas.
SIGUE LEYENDO

«Arroz con leche»

Hoy os proponemos una alternativa saludable al arroz con leche de toda la vida que se hace con arroz blanco, azúcar y leche de vaca.

Ingredientes:

Lavamos el arroz integral en varias aguas y lo escurrimos en un colador. Lo tostamos en una sartén en seco, para ello, ponemos en  la sartén sólo el arroz que cubre el fondo y removemos con una cuchara de madera de manera que el tueste sea uniforme.

Una vez tostado el arroz lo ponemos en una olla a presión con dos partes de agua filtrada o embotellada por cada parte de arroz. Añadimos un poco de sal marina y cuando la olla alcanza la presión se baja el fuego, se mantiene bajo durante 45 minutos y lo dejamos reposar 15 minutos más.

Lo podemos hacer para un par de días. Para preparar nuestra receta, ponemos una porción de este arroz previamente hervido a calentar añadiendo una pequeña cantidad de bebida de arroz y la vainilla. Lo dejamos mantenemos a fuego suave 20 minutos para que se ablande.

Añadimos la malta de arroz, removemos bien y lo dejamos enfriar.

Lo podemos servir en un bol decorado con un poco de ralladura de limón bio.

La Medicina Biológica y la Macrobiótica

Descubre cómo dos grandes sabios procendentes de culturas bien distintas confluyen en su visión de la medicina global, holística, sanadora del individuo, más allá de la medicina sintomática moderna.

El sentido profundo de la medicina como arte curativa nos llega tanto de oriente como de occidente. No deja de ser curioso cómo en el siglo XIX personas de culturas tan diferentes como la europea y la japonesa llegan a las mismas conclusiones tras una vida de observación de las leyes naturales. Nos referimos a C. W. Hufeland (1.762-1.836) y a G. Ohsawa  (1.893-1.966).                 


SIGUE LEYENDO