Archivo de la etiqueta: hidratos de carbono

Los efectos nocivos del azúcar I

Hoy comenzamos una serie de post en los que profundizamos en los efectos nocivos del azúcar: un polvo blanco que no existe en la naturaleza y cuyo consumo es alarmante.

En las últimas décadas la cantidad de azúcar que tomamos ha aumentado de forma importante. Este consumo no es sólo directo, sino formando parte de postres, refrescos, helados, conservas, etcétera.

En la información sin procesar de la mayoría de los españoles, (esa de he leído en alguna parte… o dicen que…) están frases como «el azúcar es imprescindible» o esa otra que popularizo Francisco Grande Cobián en un anuncio televisivo donde afirmaba que «el cerebro necesita azúcar».

Lo que en realidad necesitamos, y es imprescindible, es la glucosa. El deterioro de la salud en relación al consumo de azúcar es una muestra clara de la confusión existente entre glucosa, azúcar, almidón e hidratos de carbono, que es intencionada con toda seguridad.
SIGUE LEYENDO

Sobreconsumo de proteínas animales y arteriosclerosis I

01_complete_proteins_arent_meat_what_AlexPro9500

Tomar proteínas animales en exceso supone mucho más que la elevación del ácido úrico en la sangre o la descalcificación. Hoy compartimos una investigación de los años 70 que ha pasado inadvertida para la mayoría y que os puede dejar perplejos. 

Hábitos alimenticios actuales y sus repercusiones en la salud

En nuestro país, en los años posteriores a la guerra civil, la mayoría de los españoles eran delgados. Su presión arterial era baja, su sangre fluida y raramente aparecían elevados la glucosa, el ácido úrico o el colesterol. Dicho de otro modo: los españoles estaban hambrientos, delgados y fundamentalmente sanos.

En la actualidad, transcurridas varias décadas de sobrealimentación, la mayoría de la población es obesa y está enferma. De hecho, la mitad de los españoles muere antes de tiempo como consecuencia de la arteriosclerosis y/o el infarto de miocardio.

Durante muchos años ha prevalecido la opinión, incluso en los ámbitos científicos, de que los factores de riesgo en la obesidad eran la ingesta excesiva de hidratos de carbono y grasas. En ningún caso se contemplaba que las proteínas estuvieran implicadas en esta “enfermedad moderna”.

Tal planteamiento era el resultado de creer que los seres humanos no disponemos en nuestro organismo de estructuras de depósito para las proteínas excedentarias. Como las proteínas no se podían almacenar, debían ser quemadas completamente por el organismo, de modo que no provocarían perjuicio alguno.
SIGUE LEYENDO

¿Los carbohidratos por la noche engordan?

Descubre la confusión a la que nos puede llevar el utilizar los nutrientes para referirnos a los alimentos: no todos los hidratos de carbono se comportan del mismo modo.

Cada vez hay más personas que afirman no tomar carbohidratos por la noche ya que engordan más que durante el día. El argumento esgrimido es que como después de cenar nos vamos a dormir, no gastamos energía y la glucosa se almacena en forma de grasas. De hecho hay muchas corrientes nutricionales que excluyen los hidratos de carbono en la cena.

Si los carbohidratos que tomamos provienen del pan, pasta y arroz blancos, engordan independientemente de la hora del día en la que los consumamos. Lo mismo que los que provienen de los zumos, azúcar y miel. Estos hidratos de carbono son de absorción rápida o muy rápida, de modo que si no se queman en el momento de ser comidos, se almacenan en forma de grasas.

No ocurre lo mismo si consumimos carbohidratos provenientes de los cereales integrales, legumbres y verduras, ya que éstos son de absorción lenta. Para que los almidones de los alimentos se conviertan en glucosa deben ser digeridos previamente. De ese modo la glucosa llega al torrente sanguíneo gradualmente, gota a gota, y este hecho permite que se pueda quemar antes de ser almacenada en forma de grasa.

Por otra parte los alimentos integrales, el ser ricos en fibra, tienen un efecto saciante superior al de los alimentos refinados, por lo que necesitamos comer menos cantidad. Es muy sencillo comprobar cómo se puede bajar peso cenando arroz integral, sólo hay que experimentarlo. Personalmente lo he corroborado en los más de 20.000 pacientes atendidos a lo largo de mi vida profesional.

Para evitar confusiones lo correcto es hablar de alimentos, y no de nutrientes, ya que está ampliamente comprobado que los hidratos de carbono se comportan de diferente manera dependiendo del alimento del que proceden.

Dietética clásica y Macrobiótica X: ¿Cómo diseñar un menú?

La Dietética clásica a la hora de diseñar un menú utiliza cuatro grandes grupos de alimentos. Hoy analizamos cada uno de ellos.

Continuación del post: “Dietética clásica y Macrobiótica IX”

Para aportar los nutrientes necesarios en una dieta equilibrada deberíamos elegir los alimentos que sean fuentes óptimas de hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, sales minerales y agua.
SIGUE LEYENDO

Dietética clásica y Macrobiótica II: Los hidratos de carbono

Continuación del post: “Dietética clásica y Macrobiótica I”

Cuando se habla de hidratos de carbono, no todos son iguales. Unos deterioran la salud y otros permiten su recuperación. Descubre la diferencia.

Los hidratos de carbono

Se llaman también azúcares o carbohidratos. Existan muchos tipos de azúcares, unos llamados simples o de absorción rápida como la lactosa de la leche, la fructosa de la fruta, la sacarosa de la remolacha… y otros llamados complejos o de absorción lenta como los almidones y la fibra de los cereales, las legumbres y las verduras.
SIGUE LEYENDO