Archivo de la etiqueta: calabaza

Mijo con calabaza

Hoy compartimos un plato especialmente indicado para ayudar a regular el deseo de dulce. Del mismo modo, favorece la paz interior, el equilibrio interno y la serenidad.

Ingredientes:

Ponemos el mijo en un colador grande y lo lavamos bajo el grifo, escurrimos bien y lo reservamos.

Pelamos la calabaza, la lavamos y la troceamos muy menudita. Ponemos en una cazuela aceite de oliva virgen extra, añadimos la verdura y sal marina. Salteamos a fuego vivo durante cinco minutos. Añadimos el mijo y lo rehogamos junto con la calabaza.

Ponemos tres tazas de agua filtrada o embotellada por cada taza de mijo y cocinamos a fuego lento durante 25  minutos con la cazuela tapada. Si se queda muy seco o soso y aún no ha terminado la cocción, podemos añadir un poco más de agua y/o de sal.

Opcionalmente podemos pasar la mezcla por un pasapurés para conseguir una textura homogénea. A la hora de servir añadiremos una cucharadita de gomasio por cada ración.

Si no vamos a comer en el momento todo el mijo que hemos cocinado, lo podemos pasar a un recipiente previamente mojado con agua fría, porque este cereal no se queda suelto como el arroz ya que tiene tendencia a endurecerse. De ese modo es más fácil de manejar en un uso posterior, permitiendo cortarlo en lonchas o en tacos y así poderlo recalentar.

Turrón de calabaza

Un postre navideño sorprendente por lo ligero que es. Adecuado para diabéticos, celiacos y personas con poca fuerza digestiva. ¡Compártelo con tus seres queridos!

Ingredientes:

Pelamos y lavamos la calabaza y la ponemos a hervir al vapor añadiendo un poco de sal marina. Mientras se cuece, ponemos en remojo una pequeña cantidad de frutas deshidratadas para que se ablanden un poco, unos cinco minutos.

Cuando la calabaza ya está lista la pasamos por el pasapurés sin añadir nada de líquido de manera que quede una pasta espesa. También podemos aplastarla con un tenedor.

A continuación, mezclamos la misma cantidad de almendra molida y de puré de calabaza, de manera que quede una pasta homogénea. Luego añadimos las frutas deshidratadas previamente escurridas, que son una alternativa sana a las frutas escarchadas tradicionales (llenas de azúcar y colorantes), que con la humedad de la mezcla se acaban de ablandar.

Forramos un molde adecuado con papel de aluminio o con papel sulfurizado y lo rellenamos con la masa. Decoramos por encima con unos trocitos de manzana que hemos reservado y lo metemos al horno suave una media hora. El resultado es un turrón espectacular que no resulta pesado y que no es empalagoso por lo que permite comer una cantidad generosa en la sobremesa.

Las semillas oleaginosas: fuente de salud

Black Sesame Seeds

Cuando nos referimos a las semillas como alimento, hablamos de las oleaginosas, es decir, de las que se puede extraer aceite. Aunque los cereales, legumbres y frutos secos también sean semillas botánicamente hablando.

Existen muchas semillas comestibles, algunas muy conocidas y otras exóticas; las más interesantes, desde el punto de vista del equilibrio energético, son las que describimos en este post.

Cualquier semilla comestible es un alimento completo ya que contiene todos los nutrientes esenciales para la vida. Pensemos que, cuando las semillas se remojan, brotan y permiten el nacimiento de una nueva planta.
SIGUE LEYENDO

Crema de calabaza agridulce

Ingredientes:

Pelamos y troceamos la calabaza y la cebolla. Las ponemos a hervir con agua filtrada o embotellada y sal marina. Cocinamos a fuego suave durante veinte o treinta minutos para obtener un sabor dulzón. Pasado ese tiempo, pasamos la mezcla por el pasapurés.

Con la finalidad de obtener un sabor agridulce, añadimos una cucharilla de puré de umeboshi por taza de crema. A la hora de servir añadimos un poco de tomillo seco y unas pipas de calabaza que habremos tostado previamente a modo de decoración. Y para enriquecer aún más el palto tostamos una lámina de alga nori, la troceamos y la añadimos por encima ya en el plato.