La migraña común I

migraña2

En España hay más de cinco millones de personas que sufren migraña, lo que representa el 13% de la población y la mayoría son mujeres entre los 20 y 50 años. Este fuerte dolor de cabeza se ubica entre las primeras 20 enfermedades que incapacitan a los seres humanos en todo el mundo y está directamente relacionado con la alimentación.

Los médicos llaman a los dolores de cabeza migraña, hemicránea, cefalea, jaqueca, neuralgia… según un diagnóstico diferencial. El primer ataque de dolor de cabeza entre las personas predispuestas suele aparecen en la juventud y la frecuencia y la intensidad del dolor son muy variables. En unos casos sólo duele la mitad de la cabeza, en otros hay además fotofobia, en algunos hay ganas de vomitar, en algunas mujeres aparece durante la menstruación…

Etiología de la enfermedad

Siempre que nos enfrentamos a una enfermedad, además de buscar un remedio para aliviar los síntomas, debemos preguntarnos acerca del origen. “No hay enfermedad sin causa y sólo si conocemos la causa, podemos ponerle remedio”.

A lo largo de la historia todos los grandes médicos la han descrito: Hipócrates, Galeno, Avicena… pero no fue hasta 1600 cuando Thomas Willis propuso la teoría vascular de la migraña, según la cual el dolor se produciría por una vasodilatación de los vasos sanguíneos de la cabeza.

Posteriormente se han contemplado otras teorías como la neurogénica que nos habla de una hiperexcitación de la corteza cerebral… y por supuesto, hoy ya se sabe que tiene una base genética. Hay una mutación en el cromosoma 19 que es la responsable de la aparición de la enfermedad.

Los aspectos que nos aporta la medicina convencional, son como siempre descriptivos y resignados y el tratamiento más general es farmacológico, incluyendo diferentes tipos de medicamentos que van desde analgésicos y antiinflamatorios, hasta antidepresivos, betabloqueantes, anticonvulsivos, etc.

Factores desencadenantes

En lo que respecta a la alimentación los tratados médicos dicen que el café, el chocolate y el alcohol pueden desencadenar la crisis, lo mismo que los alimentos ricos en histamina, sólo que a continuación dicen que los estudios realizados no son concluyentes; esto ocurre porque no contemplan la susceptibilidad individual.

Cualquier persona sabe que no todos los que toman vino sufren de dolor de cabeza. El aspecto de la condición de la persona es fundamental para hacer un abordaje de éxito en el tratamiento de las enfermedades. La medicina convencional se centra más en la clasificación de la enfermedad que en el tipo de persona que la padece. Esta visión hace que no se puedan obtener conclusiones y por lo tanto que al paciente, en este caso, no se le den ningunas medidas dietéticas.

Otros factores son ambientales, como los cambios de presión atmosférica que no dependen de nosotros; en el caso de muchas mujeres está implicada la menstruación como decíamos más arriba, luego habría que esperar a la menopausia y mientras tomar pastillas… En cualquier caso el paciente tiene poco o nada que hacer, sólo le queda intentar controlar el dolor con el tratamiento farmacológico.

La visión de la Medicina Biológica

Definimos la Medicina Biológica como una forma de abordar la enfermedad de manera causal/reguladora en vez de sintomática/farmacológica. En el caso que nos ocupa, nos debemos preguntar ¿por qué se dilatan los vasos sanguíneos del cerebro?, ¿por qué muta el cromosoma 19? o ¿por qué cuando me ha de “bajar” la regla me “sube” el dolor de cabeza?

En el próximo post respondemos a estas cuestiones y explicamos el papel de la alimentación en este desorden tan frecuente.

Continúa en el post: “La migraña común II”

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>