Estás a tiempo de dejar de fumar

Un argumento más para ayudar a aquellos que “no pueden dejar el tabaco”. Su efecto oxidante es tan potente que acelera el envejecimiento y consecuentemente adelanta la muerte.

Comparte esta entrada!