Las intolerancias alimenticias

El número de personas con intolerancias alimenticias aumenta cada día, tanto entre los adultos como los niños. Hoy hablaremos de las causas principales que predisponen a este desorden.

Estamos ante una intolerancia alimenticia cuando una persona al consumir ciertos alimentos presenta efectos adversos sobre su salud, principalmente en forma de malestar digestivo.

Las intolerancias se diferencian de las alergias alimentarias en que sólo afectan al metabolismo, no al sistema inmune.

Uno de los alimentos que más intolerancias produce en los adultos es la leche y los derivados lácteos. Pero, hay una gran confusión cuando se habla de intolerancia a la lactosa en los adultos, ya que cuando dejamos de ser lactantes y desaparecen los dientes de leche, dejamos de producir la lactasa (enzima digestiva) de una forma progresiva, de manera que perdemos la capacidad de digerir la leche de forma natural. Luego lo normal es no tolerar la leche cuando somos adultos.

Por eso, cuando hablamos de intolerancias alimenticias nos referimos a no digerir correctamente alimentos propios de la dieta humana como el trigo, por ejemplo.

Las causas de las intolerancias alimenticias

Si una persona es intolerante a algún alimento o nutriente, es porque tiene poca fuerza digestiva y consecuentemente los alimentos le sientan mal, tiene las digestiones lentas y pesadas, los alimentos se fermentan en el tubo digestivo y le producen gases, etc.

Con frecuencia estas personas te dicen: no me baja la comida, y me ayuda mucho taparme la tripita después de comer con una manta, e incluso meterme en la cama.

Una buena fuerza digestiva es la capacidad de metabolizar los alimentos sin dificultad, algo que sucede cuando gozamos de buena salud.

El comportamiento de los alimentos más allá de los nutrientes

Los alimentos, además de tener nutrientes como lactosa, gluten, fructosa, etc., tienen la cualidad de ser enfriadores o calentadores. Este concepto es nuevo para la mayoría de los occidentales, pero es ampliamente conocido desde la antigüedad en Oriente y forma parte de la Medicina Tradicional China.

Son ejemplos de alimentos enfriadores el azúcar, dulces, bollos, galletas, miel, edulcorantes, té, chocolate, café, zumos, refrescos, helados, alcohol, especias, leche y derivados, así como las frutas.

En la actualidad el consumo de este grupo de alimentos ha aumentado de forma notable, pensemos que la leche y la fruta son dos tipos de alimentos perecederos que hasta la aparición del frigorífico no formaban parte de la dieta humana, ya que su consumo era mucho más limitado. Sin hablar de lo que representa en la actualidad el consumo de dulces, bollos y refrescos azucarados.

Hoy en día se considera saludable consumir fruta y productos lácteos a diario. Pensemos en la alimentación en la infancia en los años 50 sin frigorífico ni batidora eléctrica. Los niños de esa época no consumieron papilla de frutas a diario, ni lácteos blandos a todas horas. Tampoco en las escuelas se llevaban bolsas de “chuches” en los cumpleaños para todos los niños de la clase, y no existían los refrescos de cola, por hacer una reflexión sobre el pasado reciente.

A modo de ejemplo, en la actualidad, uno de cada cinco adultos alemanes es intolerante a la lactosa y uno de cada tres a la fructosa. Es por lo tanto muy sencillo relacionar el aumento de las personas intolerantes a alimentos y la forma moderna de comer.

Los test de intolerancias alimenticias

Como consecuencia del aumento cada día mayor de personas con intolerancias alimenticias han aparecido en el mercado numerosos test de intolerancias que te indican a qué alimentos eres intolerante para que procures evitarlos.

En principio la idea parece interesante ya que, al evitar los alimentos prohibidos, debería mejorar la digestión.

Sin embargo, la experiencia de muchas personas que se han hecho esa prueba es que aún después de evitar los alimentos a los que le ha salido intolerancia, siguen sin tener buenas digestiones. Pero lo más grave es que cuando se repiten el test años después de haber estado evitando los alimentos prohibidos, siguen siendo intolerantes a los que han evitado todo ese tiempo a otros nuevos.

Es fácil entender que cuando solamente prescindimos de aquellos alimentos a los que nos ha salido intolerancia, pero continuamos comiendo alimentos enfriadores, nuestra fuerza digestiva sigue disminuyendo progresivamente, de modo que no solucionamos el problema, más bien lo perpetuamos.

Debemos entender que los alimentos a los que se es intolerante son la consecuencia del problema, la causa es la falta de fuerza digestiva.

Muchas veces la persona mejora sensiblemente y de forma duradera cuando prescinde de los alimentos enfriadores tanto a los que es intolerante, como a los que no lo es.

En casos más complicados es necesario el asesoramiento de un profesional en nutrición energética para hacer los ajustes necesarios para la recuperación del desorden.

Be Sociable, Share!

Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
8 thoughts on “Las intolerancias alimenticias

  1. Buenas tarde he leído la última entrada al vuestro blog en la que habláis sobre las intolerancias alimenticias. Me gustaría saber cuales son los alimentos equilibradores. Muchas gracias un saludo

  2. Mira por favor los post anteriores de nuestro blog, «alimentos:algo más que nutrientes I y II».

  3. Hola Elena, tengo intolerancias alimentarias, he probado bastantes dietas para mejorar y no consigo nada. No me he hecho ningún tipo de test, más que el del ensayo y error constante , porque considero que el problema no está fuera, sino en mí. He probado muchas dietas con dietistas, naturistas,etc. pero no consigo encontrar qué alimentos me favorecen. Creo que el problema es la histamina, así que solicité una analitica de histamina en orina de 24 horas, y el resultado ha sido escandaloso. Tengo un 30% más que los niveles normales, con lo que ello conlleva en mi salud. . En mi dieta hace años que desaparecieron los lácteos y las frutas. No como ni bolleria ni nada de lata. Básicamente como arroz, verduras, pescado y carne de vez en cuando. Cereales en el desayuno, intento casi nada de gluten. Y aún y todo mis intolerancias y mis alergias, mis dolores, mis inflamaciones y mi cansancio no revierte. He leido algunos de tus post, y me gustaria, por favor, si me puedes indicar algo sobre este tema de la histamina. No sé si esto tiene que ver con la deficiencia de enzima DAO. Mi alergólogo está bastante perdido. Gracias Elena.

  4. Hola Esther, la histamina nos habla de una reacción inflamatoria y es posible que estés comiendo alimentos saludables, pero energéticamente yin, es decir favorecedores de la inflamación. Tanto en el tipo de alimentos, como la proporción en la que los tomas, como la frecuencia con la que los consumes. Lo mismo en el caso de que hubiese una deficiencia enzimática, Los alimentos yin favorecen todas las deficiencias e insuficiencias por decirlo de una manera simplificada, te remito al post que es eso del yin y el yang y no obstante voy a publicar en breve una profundización al respecto. Entiendo que las dietas que has hecho hasta ahora solo han tenido en cuenta la composición de los alimentos, no el aspecto energético. Vamos a ver si con lo que voy publicando es suficiente para que mejores. Otra cuestión es hacer una consulta presencial conmigo o con otro profesional cualificado en los aspectos energéticos de los alimentos, espero que no sea necesario. Un saludo.

  5. Hola Elena, te escribo para decirte que estoy mejorando bastante con una dieta de alimentos bajos en histamina y tomando la enzima por via oral. Es complicado equilibrar porque todos los alimentos tienen histamina. Si había hecho dietas que contemplaban el aspecto energético, también depurativas, ayuno de sirope (es con lo que mejor me sentía) etc. Lo que si me gustaría es conocer tu orientación sobre este tema, por si hay algún alimento que me pueda favorecer más que otros. (Mijo, quinoa, algún cereal a parte del maíz,…etc.) Gracias!

  6. Hola Esther, el tema de las intolerancias alimenticias y/o de las alergias (no se exactamente lo que te pasa a tí), no se soluciona sólo tomando alimentos con bajo contenido en histamina. Hay «alimentos» como el sirope de arce que tu dices que te ha ido tan bien, que por ser fuertemente yin favorecen el que tu organismo produzca histamina, ese es sólo un ejemplo. Supongo que sabes que esa sustancia no solo está en los alimentos, cuando comemos desequilibradamente alimentos yin que debilitan al sistema inmune, aunque no tengan histamina, favorecen la respuesta exagerada de tu organismo produciéndola…
    Igual que un buen libro, no sustituye a un profesor, un buen artículo nunca sustituye a una consulta. Si el desorden no es simple y no deasparece con unas ideas generales, debes recurrir a alguien experto para que te ponga una dieta personalizada con su seguimiento, control de IgE, etc. Un saludo.

  7. Hola Elena, mi problema es que soy intolerante a soja, trigo, leche, arroz, pescado azul, frutos secos y ternera. Estoy buscando alimentes que no contengan estos ingredientes. Me gustaría que me recomendaras una dieta, o dónde encontrar productos que me vengan bien y se me quiten estos ruidos y dolores de barriga. Todo empezó hace un año con fuertes taquicardias, me hicieron pruebas de corazón y no me salió nada. El médico me dijo que me vieran en digestivo. Me han hecho las pruebas de intolerancias alimenticias y me ha salido entre el 8% y el 12%. Espero que me ayudes, mil gracias.

  8. Estimada Rosa, evitar los alimentos a los que eres intolerante es muy fácil, se trata de no comprar comestibles elaborados, sino alimentos naturales. Te remito a Naturalim, nuestra tienda online. Pero como has leído en el post, eso no soluciona el problema. Debes seguir una dieta donde recobres la fuerza digestiva y eso pasa por una consulta presencial, con seguimiento. Adjunto el enlace a la consulta, Centro de Medicina Biológica Elena Corrales. Un saludo.

Los comentarios están cerrados.