Sustancias que alteran las hormonas

Global-3D-Cell-Culture-Market

Los disruptores endocrinos son unos productos químicos que pueden bloquear, inhibir o aumentar la producción de hormonas así como modificar la expresión de los genes. En este sentido, favorecen la aparición de enfermedades graves a medio y a largo plazo.

Los más conocidos son las dioxinas, el bisfenol y los parabenes y están por todas partes. En la actualidad hay más de mil sustancias en nuestro entorno sospechosas de ser alteradoras hormonales y su número crece cada día.

Estos son algunos de los efectos nocivos de estas sustancias:

  • Alteran el desarrollo y el funcionamiento del aparato reproductor masculino favoreciendo disminución en el recuento y la movilidad de los espermatozoides, así como impidiendo el descenso de los testículos hasta el escroto en los niños.
  • En las mujeres favorecen tanto la pubertad precoz como la menopausia temprana, problemas de fertilidad, ovarios poliquísticos y un largo etcétera.
  • Favorecen el aumento de la incidencia de los cánceres de tipo hormonal como los de mama, ovario, próstata, testículo y tiroides.
  • Disminuyen la capacidad de concentración y de aprendizaje, y actúan como factores desencadenantes del síndrome de fatiga crónica, la fibromialgia, la esclerosis múltiple, etc.

Podemos reducir nuestra exposición si incluimos productos bio dentro del hogar: nos referimos tanto a los alimentos que consumimos, como a los cosméticos que utilizamos, sin olvidar los productos de higiene y limpieza del hogar.

De este modo sólo estaremos expuestos a los contaminantes ambientales provenientes del tráfico, las impresoras, las tintorerías… es decir aquellos que su control no depende directamente de nosotros.

Comparte esta entrada!