Trastorno por déficit de atención

El TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) se manifiesta como una alteración en el sistema nervioso central que produce un aumento de la actividad, impulsividad y falta de atención. Afecta cada vez a más niños, comparando con las décadas precedentes, y constituye una de las causas más frecuentes de fracaso escolar y de problemas sociales en la edad infantil. El síndrome aparece en la infancia y puede persistir y manifestarse hasta la edad adulta.

Muchos investigadores científicos sostienen que la causa exacta todavía se desconoce, y sugieren que puede existir un componente genético o que los tóxicos medioambientales pudieran influir. En cualquier caso, a los padres no se les aporta ningún recurso para ayudar a sus hijos, salvo la medicación sintomática.

Está claro que la alimentación es un componente importante en niños con  hiperactividad. De hecho, en este desorden están implicados sobre todo el azúcar y los aditivos alimentarios. Muchos alimentos consumidos en el desayuno llevan hasta un 85 por ciento de azúcar en su composición.

El Dr. Benjamín Feingold concluyó en los años 70 que, si se eliminan los dulces y los aditivos de la dieta de los niños hiperactivos, su comportamiento se normaliza. Debemos enseñar a nuestros hijos a comer alimentos biológicos, sin química y sin azúcar, como alternativa a medicamentos fuertes y peligrosos.

Descubre más de 160 artículos como este en mi libro “ALIMENTO PARA EL CUERPO Y EL ESPÍRITU”.

Disponible en edición física en nuestra Biotienda en el siguiente enlace:

http://tiny.cc/yw7daz

y en formato digital en Amazon:

http://tiny.cc/qx7daz

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *