Yin y Yang en los alimentos I

Como hemos comentado en otros post, los conceptos yin y yang, al no ser estáticos, son difíciles de comprender para la mente occidental, por eso hoy vamos a profundizar en unos aspectos que nos van a acercar a la comprensión en el mundo de los alimentos.

La calidad animal o vegetal

Los alimentos de origen animal, se consideran yang en comparación con los alimentos vegetales, son salados secos, duros, tienen energía contractiva, son calentadores. Son igualmente, tónicos, estancadores, reconstituyentes y  constructores.

Contrariamente los alimentos vegetales en comparación con los animales son más yin, es decir, son dulces, húmedos, blandos, tienen energía expansiva y son enfriadores. Estos son más desintegradores, impulsores y favorecen las eliminaciones.

Dentro de los alimentos animales son más yang, los que proceden de animales de sangre caliente como las carnes y menos yang los obtenemos de animales de sangre fría como los pescados.

La relación sodio/potasio

Esta característica nos permite hacer una aproximación cuantitativa, matemática, al yin y al yang, pero es una más, no la podemos contemplar sola.

Son alimentos equilibradores aquellos en que la relación sodio/potasio es cercana a 1/7 que es la proporción en la que están estos elementos químicos en las células humanas. El que recomendemos añadir sal a los alimentos vegetales tiene que ver con acercarnos a la relación 1/7.

En los alimentos más yang, la relación sodio/potasio es mayor de 1/7, es decir tienen un contenido en sodio alto, sin llevar sal añadida, cuanto mayor es la relación sodio/potasio más yang es el alimento. En los alimentos más yin ocurre lo contrario, esta relación es menor de 1/7, y cuanto más yin es el alimento, el potasio aumenta en relación al sodio.

La forma

Una forma más larga, más vertical, es más yin como los pepinos, los calabacines, las palmeras datileras… Contrariamente las formas más redondeadas y horizontales son más yang, como los garbanzos, las fresas, las manzanas…

El tamaño

Los alimentos más grandes son más yin como los melones, las sandías, las calabazas… los más pequeños más yang, como las lentejas, las fresas, las cerezas… Los granos de los cereales son más pequeños que los de las legumbres… las semillas de sésamo son más pequeñas que las de girasol…

Continúa en el post Yin y yang en los alimentos II.

 

Comparte esta entrada!

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
    5 comentarios en “Yin y Yang en los alimentos I

    1. Hola Elena, en esta última semana me han comentado varias personas que el médico les ha aconsejado tomar un plátano por las mañanas, uno de ellos, un amigo tras una analítica en la que le daba el potasio excesivamente bajo y tiene contracciones musculares, ¿por qué otro alimento podrían sustituirlo…?

      1. Hola Aymé, la medicina que yo practico no es de ese tipo. Para equilibrar la relación sodio/potasio hay que valorar que dieta está haciendo la persona y como está la funcionalidad del riñón. Está claro que hay un desequilibrio en la concentración de electrolitos. Para la medicina sintomática, si el potasio está bajo, hay que dar potasio; entonces se elige el plátano que tiene muchísmo potasio en relación al sodio, pero no se valora el conjunto de la dieta. Pues bien todos los alimentos yin son ricos en potasio, unos más que otros, lo mismo es suficiente con tomar caldos de cebolla; pero es posible que mi consejo no sirva para nada ya que Las dietas deben ser personales y dependen de la situación médica y de la cultura alimentaria de cada uno. La especificación de alimentos o de menús concretos que es útil para una persona no sirve para otra y por ello, la información que ofrezco siempre es genérica. Un saludo.

      1. Hola Itziar, los síntomas que presenta sin llegar a tener carácter de gravedad, nos dicen que no goza de buena salud. Sin ninguna duda debe cambiar sus hábitos alimenticios. Es muy probable que tenga condición yin.
        Un saludo

    Deja un comentario

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>