Crepes de copos de avena

Crepe Ingredientes:

Mezclamos los copos con  la bebida de avena, la sal marina y la miel de cebada la noche anterior y dejamos reposar la masa en un lugar templado.

Cuando vamos a preparar los crepes, rallamos un poco de corteza de limón para aromatizar la mezcla, añadimos agua filtrada o embotellada y batimos enérgicamente hasta obtener una pasta semifluida que se pegue a la cuchara.

Calentamos una sartén para crepes, no hace falta poner aceite más que para el primer crep, ya que la avena contiene suficiente grasa. Cuando esté la sartén bien caliente se añade una cucharada de pasta y se cuece el tiempo necesario que puede ser de más de 6 minutos. Los podemos comer tal cual a modo de tortitas, o rellenarlos de verduras o de compota de frutas.

Podemos usar esta masa con un molde para gofres o para barquillos, indistintamente.

 

Comparte esta entrada!

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
    3 comentarios en “Crepes de copos de avena

    1. Hola Elena. Estos crepes deben estar muy buenos y me gustaría hacerlos, pero tengo una duda, ¿qué se hace con la corteza de limón?.
      Me encanta tu blog. Gracias por todo lo que compartes.

        1. Muchas gracias. Casi acierto. Yo rallé el limón y añadí la ralladura a la mezcla antes de ponerla a reposar… y estaban riquísimos, sobre todo con paté de champiñones dentro 🙂

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *