Comer cocinado en verano

Alex_Octagon_Picnic_Table_-_SEATALEX

Existe la idea generalizada de que en verano hay que comer alimentos crudos en cantidad porque aprieta el calor. Sin embargo, lo correcto sería decir que no hay que tomar los alimentos tan calientes como en el invierno, ya que no es lo mismo cocinado que caliente.

Cuando hace calor se tiene menos fuerza digestiva, por lo que es recomendable tomar alimentos más ligeros. Sin embargo, es en verano cuando se preparan más paellas y barbacoas en las que se disfruta cocinando al aire libre… siendo estos platos calentadores.

El fuego predigiere los alimentos, es decir, ayuda a nuestro aparato digestivo a procesar lo que comemos y así facilitar la absorción de los nutrientes. Por eso dependiendo de cómo sea nuestra condición, no sólo podemos comer alimentos cocinados en verano, sino que debemos dar preferencia a lo cocinado sobre lo crudo.

Las adaptaciones para comer en verano de forma equilibrada son:

  • Reducir la proporción de cereales y de alimento animal
  • Cocinar con menos sal ya que lo salado calienta el cuerpo
  • Aumentar la proporción de verduras y frutas
  • Reducir los tiempos de cocción
  • Tomar más alimentos al vapor y escaldados
  • Incluir algunos alimentos crudos

¡Feliz verano a todos!

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *