Limitaciones del método científico

cientifica

Hoy comparto con vosotros la importancia de la perspectiva a la hora de contemplar cualquier fenómeno, tanto en la en la salud humana como en el universo. Si queremos analizar la relación entre la alimentación y la salud por ejemplo, debemos ser capaces de ver a la vez el detalle y el contexto. Tan sólo esa forma de apreciación nos permite comprender la integridad biológica. 

Colbin, Campbell y Chen Junshi, directores del Estudio de Salud de China en 2005, ya constataron que la mayor parte de las enfermedades humanas son resultado de la exposición a numerosos factores, durante largos periodos de tiempo.

El enfoque analítico de la medicina moderna, de aislar un nutriente y buscar un mecanismo específico de causa efecto, debe ser equilibrado por una propuesta de síntesis globalizadora. En este sentido, el equilibrio de la dieta debe considerarse en su globalidad: en relación con los hábitos de vida y los factores ambientales.

Hoy hay que prestar más atención a la calidad alimentaria, es decir, si los alimentos son integrales o no, si son biológicos, si se consumen en la estación o todo el año… Pero además de los estudios científicos hay que prestar atención a las tradiciones culturales, el desarrollo espiritual, la intuición y la introspección. Tenemos que partir de una visión holística.

Veamos un ejemplo: hace un par de semanas alguien me preguntó si el mijo estaba contraindicado en el hipotiroidismo, ya que en algunos libros de nutrición se afirma que el mijo, además de otros alimentos, puede favorecer la hipertrofia de la glándula tiroides y llegar a provocar hipotiroidismo.

Sin embargo leyendo más detenidamente sobre el mijo, comprobamos que ese efecto bociógeno desaparece tras la cocción. Si sabemos que el mijo no se consume crudo vemos que no podemos abordar las cuestiones de la salud con una perspectiva analítica descriptiva solamente. Por otra parte, abundando en el tema, no hay mayores tasas de hipotiroidismo en los países en los que el mijo es o ha sido la base de la alimentación. En este caso, hablamos de más de 400 millones de personas en África, China e India.

Por eso no se puede seguir haciendo la investigación desde el punto de vista de los nutrientes, de las moléculas, sino que además hay que contemplar el resto de variables, es decir, aplicar una visión holística, global. Este abordaje nos va a permitir no confundir la parte con el todo.

El método científico actual es, como si en la técnica de pintura llamada el puntillismo sólo viésemos los puntitos separados y no fuésemos capaces de ver el lienzo, y descubrir si es un paisaje o un bodegón. Precisamente esa visión microscópica muchas veces nos desorienta, en vez de ayudarnos a comprender los fenómenos.

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *