Los significados de la comida

CR-Health-Crop-Food-Child-10-16

Hoy quiero compartir con vosotros una reflexión acerca de los múltiples significados que tiene el hecho de comer, precisamente ante las fechas que se avecinan y que tienen un denominador común: el exceso.

Nuestra actitud ante el alimento y lo que representa en nuestras vidas ha cambiado profundamente: tanto que en el pasado se comía para vivir y ahora se vive para comer.

A comienzos del siglo pasado la mayoría de la población producía directamente los alimentos que consumía, a excepción de las clases más altas. Sin embargo, en la actualidad menos del dos por ciento de la población mundial se dedica a la agricultura. Es la primera vez en la historia en la que se produce un cambio tan radical: hemos pasado de productores a consumidores de alimentos; este hecho ha modificado completamente el significado de la alimentación.

En el pasado el alimento tenía dos significados básicos: el de la supervivencia y el del vínculo con la tierra, con la naturaleza, con la fuente y el origen. El primer significado es más económico, y el segundo más espiritual y psicológico.

En las culturas tradicionales el alimento era reverenciado; en nuestra tradición el pan se bendecía hasta hace poco y se besaba. El cereal representaba lo sagrado que está en el orden natural.

Pero hay un tercer significado de la comida: la celebración. En los días de fiesta, la comida representaba la diversión, la alegría y la abundancia. Eran los únicos días en los que se comían alimentos de lujo. Muchos de nuestros mayores, de hecho, aún recuerdan cómo sólo se consumía pollo en ocasiones especiales de fiesta.

La comida como supervivencia

En la sociedad actual el primero de los significados ya no existe. El hambre no se ha erradicado, más bien todo lo contrario. El sentido de la supervivencia no está relacionado con las cosechas sino con el dinero. Los pobres del mundo no pasan hambre por falta de alimentos, sino por falta de dinero. Hemos perdido toda referencia acerca de la procedencia del alimento que consumimos.

La comida como vínculo con la tierra

Con el segundo de los significados ha habido una gran distorsión: el aspecto espiritual ha desaparecido, ya no se bendice el pan y se tira a la basura sin ningún tipo de reflexión, hasta el punto que escuchamos frases del tipo no comas pan que atonta.

Paralelamente el aspecto psicológico ha aumentado de forma caótica, de modo que más de la mitad de la población de los países ricos sufre trastornos alimenticios y come por ansiedad, para llenar sus vacíos existenciales, como refugio frente a la inseguridad, etc.

La comida como celebración

El tercero de los significados ha aumentado de forma desproporcionada. Hoy el alimento es básicamente algo placentero, representa la diversión y el entretenimiento. Se concibe la comida exclusivamente como una fuente de placer sensorial y se come todos los días como si fuese fiesta. Tomamos a diario alimentos que tradicionalmente han sido un lujo y además en cantidades excesivas.

Por eso, cuando llegan estas fiestas, en vez de vivir el significado auténtico de la celebración que es comer en unión y festejar, llegamos a la mesa saturados de cenas prenavideñas y comidas de empresa.

El  hecho de que seamos omnívoros y tengamos poder adquisitivo alto no significa que podamos comer cualquier alimento en cualquier cantidad y época del año. Por eso, estos días que son de hacer balance y planes para el próximo año, siempre son un buen momento para reconsiderar nuestra actitud ante el hecho de comer.

¡Felices fiestas a tod@s!

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *