Salteado de seitán al estilo chino

El seitán es una forma tradicional de consumir proteínas vegetales. Se obtiene a partir del trigo. Estamos ante un sustituto de la carne. ¡Prueba la receta!

Ingredientes:

  • Dos puerros
  • Una zanahoria
  • Media taza de judías verdes cocidas
  • Media taza de maíz en grano cocido
  • Un puñado de germinados de soja
  • Un paquete de seitán
  • Dos cucharadas soperas de semillas de sésamo tostadas
  • Aceite de sésamo
  • Sal marina
  • Una cucharadita de tamari
  • Una cucharada sopera de jugo de jengibre fresco

Cortamos los puerros en aros, los sazonamos con un poco de sal marina y los salteamos durante tres minutos.

Cortamos la zanahoria en rodajas, la sazonamos y la añadimos a la sartén manteniendo el salteado otros seis minutos.

Incorporamos las judías verdes, el maíz, los germinados y el seitán cortado en tiras finas.

Rehogamos todo cuatro o cinco minutos más y a continuación, añadimos el tamari y el jugo de jengibre. Decoramos con las semillas de sésamo tostado y está listo para servir.

Nota:

Para obtener el jugo de jengibre fresco es muy útil un rallador de porcelana.

 

Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
4 comentarios en “Salteado de seitán al estilo chino

  1. Como digo en la receta, debes comprar un rallador. Se hace igual que rallando zanahoria, solo que sale líquido. Compras un poco de gengibre fresco, lo lavas, no hace falta que lo peles… y a rallar!

  2. Estimada Beatriz, como he empezado a publicar poco a poco y he estructurado el blog como está ahora, no escribo información junto con las recetas, pero si que voy editando en alimentos, como ves en estos días la cebada… Iré progresivamente escribiendo sobre todos los alimentos, sobre todas las aplicaciones, ten en cuenta que esto es como si estuviese compariendo un libro, según lo voy escribiendo, no está terminado aún y por lo tanto falta información todavía. Espero un poco de paciencia y de comprensión por tu parte y yo seguiré publicando con mucho gusto.

Los comentarios están cerrados.