Bolas onigiri

El onigiri es un plato tradicional que se remonta al Japón del siglo XI. El registro más común es que los samuráis llevaban bolas onigiri como “bocadillo” a las batallas.

Esto se debe principalmente al hecho de que las bolas onigiri se pueden conservar durante un largo período de tiempo por lo que no es necesario comerlas de inmediato, como ocurre con muchos alimentos cocinados. En otras palabras, son un gran recurso.

Son un excelente aporte de hidratos de carbono de absorción lenta, que nos los proporciona el arroz integral, así como de proteínas vitaminas y minerales, que nos aporta el alga nori. A esto le sumamos el efecto inmunoestimulante y antifatiga de la ciruela umeboshi.

La combinación de sus ingredientes junto a la forma de preparación hace de este preparado un gran recurso para aumentar la resistencia, tanto física como mental.

Ingredientes:

Modo de preparación:

Lavamos el arroz integral en varias aguas y lo escurrimos en un colador. Una vez limpio, lo ponemos en una olla a presión con dos partes y media de agua filtrada o embotellada por cada parte de arroz, añadimos un poco de sal marina. Cuando la olla alcanza el punto de presión se baja el fuego, se mantiene bajo durante 45 minutos y lo dejamos reposar 15 minutos más.

El arroz debe quedar un poco pastoso porque se maneja mucho mejor para hacer las bolas.

Esperamos a que el arroz se enfríe un poco y cuando está todavía templado, nos mojamos las manos y vamos dando forma a una bola apretando bien; el tamaño es el que cabe entre las manos. Podemos hacer media docena.

A continuación, con el mango de una cucharilla, hacemos un pequeño orificio en cada bola para introducir una pequeña cantidad de puré de umeboshi (como de una avellana más o menos). Volvemos a dar forma a las bolas apretando bien con las manos húmedas.

Cuando ya tenemos rellenadas las 6 bolas, tostamos ligeramente a la llama varias láminas de alga nori y las cortamos en cuatro partes. Nos humedecemos las manos y colocamos un trozo del alga en la palma de la mano, ponemos encima la bola y cubrimos la bola con otro trozo de alga. Apretamos bien con las manos para conseguir que el alga se adhiera al arroz.

El resultado son unas bolas negras muy fáciles de transportar y de conservar, son un recurso que, como decíamos antes, proporciona mucha resistencia ya que el puré de umeboshi, además de actuar como conservante, alcaliniza el medio interno y es por tanto un gran defatigante.

Nota:

En YouTube hay muchos tutoriales de cómo hacer las bolas onigiri, elegir exclusivamente el que muestre la forma de preparación e ingredientes que describo en la receta.

Be Sociable, Share!

Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
9 thoughts on “Bolas onigiri

  1. Hola Asun, después de tomar antibiótico, te interesa regenerar la flora intestinal, para lo que debes tomar alimentos lactofermentados, el miso es la mejor opción. El miso. Te remito al post. Un saludo.

  2. Hola Elena,
    Antes de nada, felicitarte por tu blog, es estupendo. Leerlo es como estarte escuchando hablar.
    Se lo recomiendo a mis pacientes.
    Quería preguntarte una cosilla ¿Cuál es la mejor forma de tostar el alga nori para poder envolver las bolas de onigiri?
    Un abrazo
    Oti

  3. Hola Otilia, me alegro de que disfrutes, con esa intención publico. El alga nori idealemnte se tostaría a la llama, pero como la mayoría de la gente ya no usa gas, se puede tostar acercando la lámina a la placa vitrocerámica sin que la toque. Primero por un lado, luego por el otro, hacer cuatro trozos y a envolver la bola de arroz. Un abrazo.

  4. Hola Fabiola, me encanta que seas «buscadora». Yo estaré siempre para responder cualquier duda, pero es muy importante la actitud activa por parte del lector. Un saludo.

  5. Hola Elena,
    He probado a hacer las bolas onigiri como indicas y salen perfectas. Las he llevado al monte y estoy encantada, son muy digeribles y dan energía para todo el día. Luego me llevo también el te con kuzu y umeboshi, y combinación perfecta. Ya he desterrado las «barritas energéticas» de mi armario.
    ¡Muchas gracias!
    Un saludo.

  6. Hola Amaia, te felicito por tu decisión. Las cosas son tal como tu las describes. Un saludo.

Los comentarios están cerrados.