Brotes de soja

Ingredientes:

Lavamos la soja en varias aguas y escurrimos en un colador.

Ponemos las semillas en un bote con agua filtrada o embotellada hasta que las cubra y lo cerramos con una gasa mantenida con una goma elástica o bien cerramos con una tapa agujereada. Lo dejamos en remojo toda la noche.

Al día siguiente vaciamos el bote y aclaramos bien, no hace falta quitar la gasa o la tapa, es suficiente con colocar el bote volcado sobre una bandeja o sobre un escurreplatos.

Durante los  tres o cuatro días siguientes repetimos la operación de lavar y aclarar bien las semillas, dejando el bote volcado para que el agua salga y no se queden las semillas sumergidas.

En cuanto tenemos los brotes formados, ya están listos para comer. Algunos prefieren escaldarlos unos minutos y otros tomarlos directamente. Los podemos usar como acompañamiento de cualquier plato o en las ensaladas… Buen provecho.

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *