La universalidad del yin y el yang

Cool-Yin-Yang-Background-Widescreen-1024x640

Para muchos los conceptos yin yang están asociados exclusivamente al mundo oriental y están relacionados con los alimentos. Sin embargo, son dos principios universales tanto en el espacio como en el tiempo.

El yin y el yang se han aplicado en cualquier etapa de la historia por grandes filósofos y pensadores tanto orientales como occidentales.

Georg Wilhelm Friedrich Hegel (1770-1831) en su interpretación del desarrollo dialéctico postulaba que los asuntos humanos se desarrollan de forma espiral, desde una fase unitaria llamada tesis, a través de un periodo de desunión o antítesis y luego hacia un plano más alto de reintegración o síntesis.

La dialéctica de Hegel fue estudiada por Marx y Engels y formó las bases de sus preceptos en la política, la economía y la ciencia.

Albert Einstein (1879-1955) percibió el antagonismo complementario entre el mundo visible de la materia y el mundo invisible de las vibraciones, de la energía. Basándose en esa apreciación postuló la teoría de la relatividad que afirma que la materia se transforma en energía y la energía en materia.

Arnold Toynbee (1889-1975) fue un historiador británico que estableció una teoría cíclica sobre el desarrollo de las civilizaciones. Basó su estudio de la historia en el movimiento alternativo del yin y el yang, que él expresó como la provocación y su respuesta.

En su libro Estudio de la historia dice: ”El desarrollo de la historia mundial ha descrito una espiral logarítmica moviéndose hacia adentro, alternando periodos de concentración de poder, como los grandes imperios y las dictaduras. Estos periodos se alternan con otros donde el poder está diluido y domina la universalización y un concepto de sociedades plurales democráticas y autónomas. Estos ciclos se repiten, desde las más antiguas civilizaciones hasta nuestros días”.

Es indiferente qué aspecto de la naturaleza, las ciencias o los fenómenos estemos observando, en todos los casos se puede percibir cómo la energía se transforma, mostrando manifestaciones yin y yang que se alternan en el tiempo.

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *