Lo que tiene cara tiene reverso

artsfon.com-94977

Una ley universal dice: “lo que tiene cara tiene reverso, y cuanto mayor es la cara, mayor es el reverso”. Descubre la diferencia entre la visión dualista y la visión monista aplicada a los alimentos en este caso.

En occidente estamos muy acostumbrados a valorar los alimentos como buenos o malos, saludables o perjudiciales, etc. Es la visión dualista.

Por el contrario la visión oriental interpreta las cualidades de los alimentos desde una perspectiva no absoluta, sino relativa. Es la visión monista.

Para comprender la visión oriental, partimos de una Ley Universal que dice: “todo lo que tiene cara, tiene reverso, y cuanto mayor es la cara, mayor es el reverso”. Dicho de otro modo: todo lo que tiene una ventaja, conlleva una desventaja igual de importante.

El ejemplo cómo se valoran los cereales nos permite comprender la importancia de la visión oriental.

Hay cuatro cereales que tienen gluten: el trigo, la cebada, la avena y el centeno. La cara, es decir, la ventaja, es que gracias al gluten, permiten la panificación. El reverso, en este caso la desventaja, sería que los individuos celíacos no los pueden consumir.

Existen otros cuatro cereales: el maíz, el mijo, el arroz y el trigo sarraceno que, como no contienen gluten, son adecuados para los celíacos, pero no sirven para panificar.

La visión occidental dualista clasifica a los cereales como adecuados para hacer pan o no permitidos para los celíacos y viceversa.

La visión oriental nos diría que estos alimentos, no son ni buenos ni malos, depende del uso que vayamos a hacer de ellos, unos estarán más indicados que otros.

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *