El yin y el yang I

La observación de los fenómenos nos muestra que cualquier transformación se genera a través de la interacción de dos fuerzas opuestas: el yin y el yang. Con esos términos se intentan definir los dos extremos de una polaridad que hallamos en todas las manifestaciones de la naturaleza.

Los ideogramas del yin y el yang ponen de relieve su significado básico, son los dos lados de una misma montaña, las dos caras de una moneda, una única entidad con dos aspectos unidos y opuestos al mismo tiempo.

Todas las descripciones del yin y el yang muestran una larga lista de situaciones antagónicas: así se dice que lo yin es lo frío, lo femenino, la tierra… y que lo yang es lo caliente, lo masculino, el cielo… pero en realidad, esas palabras tan solo son atributos o acepciones  del yin y el yang.

Nuestro ser está formado por una combinación de energías yin y yang en distinta proporción. Así, somos predominantemente extrovertidos o introvertidos, frioleros o calurosos, altos o bajos, mentales o físicos…

Para profundizar en la comprensión de estos fenómenos podemos intentar aplicar estos referentes al arte, la historia, las profesiones, las formas de ocio… Eso nos permitirá entender la vida de forma relacional, cohesionada, integrada dentro de un todo.

Los detalles de la tabla que vemos a continuación son tan sólo distintas formas en las que se expresan el yin y el yang: las dos formas en que se manifiesta la energía en constante cambio.

Tablas febrero-7

Tabla 1. El yin y el Yang

¿Pero qué es en realidad el yin y el yang?

Para dar una respuesta correcta debemos ir al principio de conservación de la energía: la energía, ni se crea ni se destruye, solo se transforma.

Esta frase tiene su expresión en manifestaciones corporales como la sístole y la diástole, la ovulación y la menstruación, el anabolismo y el catabolismo…

En otros ámbitos de la vida como la guerra y la paz, el amor y el odio, el frío y el calor, el trabajo y el ocio, el dar y el recibir…

Pero, ¿qué tiene que ver esa lista de antagonismos complementarios con el principio de transformación de la energía? Pues que como iremos viendo más adelante cada manifestación se convierte en su opuesta. Para comprender en profundidad algo esencial como es la manifestación de la energía en cada caso vamos a estudiar las leyes del orden del universo.

Continúa en el post: El yin y el yang II

Comparte esta entrada!