La proteinomanía

Las proteínas son nutrientes que contribuyen, entre otras cosas, a la formación y desarrollo de  los diversos órganos y tejidos del cuerpo como la masa muscular. Probablemente por ello en la actualidad se observa una obsesión enfermiza tendente a que no falten las proteínas en la dieta, máxime durante el crecimiento.De la misma manera  que una dieta pobre en proteínas puede desencadenar enfermedades de deficiencia, el abuso de las mismas resulta igualmente perjudicial para la salud: en la alimentación, como en todos los órdenes de la vida, el equilibrio es el que marca el bienestar.

En la actualidad, tomamos tres o cuatro veces más proteínas de las necesarias. Esta ingesta masiva es responsable las dos principales causas de muerte en los países desarrollados: el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. No debemos olvidar que los tumores están formados por proteínas y grasas, y que en la arteriosclerosis las proteínas se depositan en las paredes de los vasos sanguíneos.

Nuestro cuerpo necesita siete veces más hidratos de carbono que proteínas. Esta proporción de nutrientes está presente en la leche materna, que es un  alimento diseñado para cubrir las necesidades nutricionales del bebé de forma absoluta: la leche materna sólo contiene un 1,06 por ciento de proteínas.

Descubre más de 160 artículos como este en mi libro “ALIMENTO PARA EL CUERPO Y EL ESPÍRITU”.

Disponible en edición física en nuestra Biotienda en el siguiente enlace:

http://tiny.cc/yw7daz

y en formato digital en Amazon:

http://tiny.cc/qx7daz

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *